Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 6 de Mayo de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.380. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. En busca del voto perdido En pos del sufragio para las municipales y autonómicas del próximo día 27, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, lanza su personaje paralelo- -avatar- -en el mundo de Second Life S. BASCO unca me haría socio de un club en el que admitan a tipos como yo dice un adagio del marxismo clásico. Gaspar Llamazares, el coordinador general de IU, no ha hecho caso de las enseñanzas de sus mayores y se ha asociado al club de moda: es ya el primer político español con una vida paralela en el universo virtual de Second Life. Como hicieran unos meses atrás Sarkozy y Royal, que hoy se juegan en las urnas la Presidencia de la República Francesa, Llamazares trata de buscar réditos electorales en el mundo ilusorio creado hace cuatro años por la firma estadounidense Linden Lab. Y es que el éxito de Second Life (SL) no es para tomarlo a broma. Casi 2,5 millones de usuarios de los cinco continentes viven una existencia paralela en este mundo para internautas donde cada uno elige a voluntad sus rasgos y su identidad, su ocupación y sus aficiones... su avatar, en definitiva. El del líder de Izquierda Unida se llama como él y se parece a él, si no fuera por que su nombre se escribe unido- -GasparLlamazares- -y por que su cara tiene, como todas en SL, el aire inconfundible de un retrato robot policial. Al menos se ha respetado las canas. Esto de hacer campaña electoral en Second Life para las municipales y autonómicas del próximo día 27 puede tener sus ventajas. Cuando el club tiene tantos socios, y jóvenes en un altísimo porcentaje, el proselitismo político puede encontrar terreno abonado, los debates en la Red atraer votos, y la presencia virtual ganar voluntades para futuras citas con las urnas. No obstante, cabe pensar aplicando el apriorismo que Llamazares se ha Irene Lozano A LA DERECHA, RAS on la de gente que dedica su jornada laboral íntegra a decir bobadas en perfecto estado de sobriedad, no me explico por qué los críticos de Aznar han achacado la torpeza de su discurso a los efluvios etílicos que respiró allá por la Ribera del Duero. El que abunde esa opinión sólo puede atribuirse a un arrebato puritano y no a ignorancia, porque no hace falta haber leído a Plinio el Viejo para saber que in vino veritas La verdad es que hacía años que no le oía al ex presidente pronunciar palabras más sensatas. Empiezan a resultar molestas esas campañas oficiales que responsabilizan a los ciudadanos de aquello que padecemos. Los que ya hemos pasado la edad del autobús escolar no le pedimos al Estado que conduzca por nosotros, sino que arregle los cruces con mala visibilidad o señalización deficiente, esos puntos negros en los que hasta la vida de Carlos Sáinz corre peligro. Le pedimos que sustituya los guardarraíles de guillotina; que haga pública la lista de los modelos de coches más propensos a sufrir accidentes, y si no la tiene, que la elabore. Nosotros no podemos asfaltar por ti. Aznar lo dijo con más soberbia, porque el vino desinhibe pero no cambia a las personas, de ahí su frustrado intento de resultar salao. Y cometió un error fatal cuando de alcohol se trata: la mezcla. Combinar las campañas de la DGT y la malograda ley del vino para reivindicar la libertad de beber sólo podía provocar una mala resaca en todo el país. Cuando nos recuperemos, dudaremos si un líder de la derecha realmente canturreó: me gusta la libertad, me gusta el vino; y si la izquierda de verdad le tachó de antisocial Achacaremos la confusión, sin duda, a los efectos alucinógenos de la curda. C N Gaspar Llamazares es el primer político español con avatar en Second Life equivocado de club. Tal vez debió hacerle caso a Karl, ¿o fue Groucho? Tanto da. El caso es que en el mundo virtual de Second Life pululan millonarios, artistas, ingenieros, estudiantes, prostitutas, abogados, periodistas... profesiones liberales todas si no hay chulo de por medio. Pero no abundan los asalariados, y todavía no se sabe de nadie que se haya construido una existencia virtual como obrero del textil, como estibador del puerto de Algeciras o como minero del pozo María Luisa... ABC En fin, que a Llamazares, aunque es muy loable su intento, no le va a resultar fácil captar sufragios entre tanta gente bien. Y por más que los grandes bancos, las empresas punteras y los sectores más influyentes tengan su vida paralela en SL, tampoco parece el lugar más propicio para relanzar la lucha de clases. En cualquier caso, a los asesores de Zapatero y Rajoy les han empezado a pitar los oídos. ¿Cómo quedarían sus acentos circunflejos y su barbado perfil visigótico con trazos de retrato robot?