Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 CIENCIAyFUTURO DOMINGO 6 s 5 s 2007 ABC UNA FORMAS DE VER TELEVISIÓN SEIS INFINIDAD DE APLICACIONES POR INTERNET películas en estas páginas o ver las que han hecho otros. El éxito de la fórmula es tal que televisiones, como Antena 3 en España, han empezado a emitir en este formato. COMPARTIR VÍDEOS. Es la especialidad de sitios como You Tube (www. youtube. com) Google (www. video. google. com) MySpace (www. vids. myspace. com) o Dalealplay (www. dalealplay. com) entre otros. Cualquier usuario puede subir sus PROGRAMACIÓN ON LINE Muchos productores de contenidos, desde cadenas de televisión (como la Fox) o instituciones como National Geographic elaboran sus programas en doble formato: para TV o para ser vistos, gratis o mediante pago, a través de sistemas como el de Apple iTunes o Amazon Unbox o, incluso, desde sus propias páginas web. NOTICIAS. Los grandes medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales, incluyen desde hace tiempo vídeos en sus páginas web. Es otra (y nueva) forma de ver noticias que, además, en muchas ocasiones se guardan y archivan para que los usuarios puedan consultarlas en el momento que elijan, incluso semanas después de producirse. La tercera revolución de la TV Primero fueron el color y la televisión por satélite, que permitió emitir programas a todo el mundo. Ahora, la era digital desembarca, también, en la pequeña pantalla. Una encuesta reciente asegura que la mitad de los europeos ven, ya, televisión por internet POR JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Si hay algo que la era internet ha dejado meridianamente claro es que todo lo que puede cambiar, cambia. Y además a la mayor de las velocidades posibles. Cambian las formas de relacionarse con los demás, cambian los hábitos de consumo, los de trabajo, los de ocio, los de estudio y hasta las relaciones de pareja. Al ritmo frenético que impone la era digital cambian los negocios, los bancos, las administraciones y las universidades... Y cambia también el equilibrio de poderes entre los distintos estamentos de nuestra sociedad. La posibilidad que hoy tiene cualquier internauta al alcance de la mano para compartir cualquier cosa que pueda ser enviada a través de una red telemática (voz, música, textos, software, imagen, vídeo... está revolucionando, no sin una notable resistencia, negocios tan tradicionales como el de los medios de comunicación, como la industria musical, los juegos, o el cine. Y ahora le toca el turno a la televisión, uno de los medios globales para la comunicación de masas. Escribir los términos internet TV en la ventana de búsqueda de Google significa encontrarse, en menos de un segundo, con 528 millones de resultados. Se cuentan por varios cientos de miles las páginas web que ofrecen, completamente gratis, enlaces o streaming de vídeos, tráileres, películas, series o informativos procedentes de todos los rincones del mundo. Pero no sólo eso. Gracias a las tecnologías actuales, los contenidos clásicos de la caja tonta se vuelven repentinamente listos y aprenden a pasar a cualquiera de las otras pantallas que nos acompañan a lo largo del día, desde el ordenador a la PDA o, incluso, al teléfono móvil. El imaginario virtual, además, se llena también de fotos, vídeos y canales con sus contenidos enteros producidos por los propios usuarios. Contenidos de corte amateur a veces frescos o a veces cargantes y que, a su vez, son ofrecidos al resto del mundo, debidamente ordenados y catalogados, tanto por ellos mismos como por una miríada de sitios web que encabeza el ya archifamoso You Tube Por otro lado, la llegada y la posterior y rápida combinación de la televisión digital, la imagen en alta definición y el aumento imparable de los anchos de banda a disposición de la sociedad, están abriendo una multitud de nuevas y excitantes posibilidades al alcance de todos aquellos en posesión de un ordenador. Los primeros vídeos por internet, apenas una minúscula ventana en la pantalla, con figuras desenfocadas y que avanzaban a saltos como autómatas grotescos, han dado paso a la posibilidad de ver imágenes dotadas de movimiento real en alta resolución y a toda pantalla. Y esa posibilidad es la que ha provocado, y provoca, toda una avalancha de soluciones tecnológicas que intentan poner orden en el caos y, de paso, encauzarlo hacia soluciones y proyectos económicamente viables. Así, cada uno por su cuenta, distintos actores entran y salen de esta obra global, e intentan repartirse el pastel. Desde operadoras de telefonía hasta canales de televisión, pasando por empresas de tecnología reconvertidas, o por las milagrosas start ups nacidas con el único objetivo de explotar las posibilidades virtualmente ilimitadas de esta nueva era de la imagen digital. Se trata, también, de intentar La caja tonta se vuelve lista El 81 por ciento de los españoles se quejan del exceso de publicidad en todas las cadenas de televisión NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA LA TELEVISIÓN TELEVISIÓN DIGITAL. Entre los años 2008 y 2012 se producirá en Europa el apagón analógico y toda la programación pasará a ser digital. Y esa programación puede ser enviada a los hogares por satélite, cable o línea telefónica. Entonces, además de imágenes, será posible enviar datos relacionados que permitan la interactividad con los telespectadores. ALTA DEFINICIÓN. Ofrece mejor resolución de imagen, mejor sonido y la posibilidad, además, de enviarlo y recibirlo todo digitalmente. Sin embargo, la mayor calidad de la televisión en alta definición requiere también un mayor ancho de banda. Por eso, la televisión digital a través de internet es algo que, hoy por hoy, pocos pueden permitirse. GRABACIÓN DIGITAL. La facilidad para grabar digitalmente vídeos, programas o películas, tanto desde el receptor como desde un ordenador, hace posible que muchos usuarios construyan su propia programación televisiva. Se valora, además de la independencia horaria, la posibilidad de avanzar o rebobinar en el momento que a uno más le convenga.