Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CULTURAyESPECTÁCULOS DOMINGO 6 s 5 s 2007 ABC TOROS TEATRO Otras plazas Humo Autor y director: Juan Carlos Rubio. Escenografía: José Luis Raymond. Vestuario: Javier Peláez. Iluminación: José Manuel Guerra. Intérpretes: Juan Luis Galiardo, Kiti Mánver, Gema Giménez y Bernabé Rico. Lugar: Teatro Maravillas. Madrid. Illescas (Toledo) De Mora y El Cid, a hombros en la inauguración Eugenio de Mora y El Cid salieron ayer a hombros tras cortar dos orejas en la corrida de inauguración de la plaza de Illescas (Toledo) Toros de Gavira, el sexto premiado con la vuelta al ruedo. Enrique Ponce, silencio y silencio. De Mora, oreja y oreja. El Cid, ovación y dos orejas. La nicotina de las mentiras JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Ha cumplido ya cien representaciones en el Teatro Maravillas Humo una comedia de Juan Carlos Rubio galardonada con el premio SGAE 2005. Autor también de la notable Las heridas del viento -estrenada con éxito en Estados Unidos, y que se ha podido ver en Madrid en el circuito alternativo- Rubio se aproxima a algunas adicciones cotidianas, como la prosaica del tabaco y la peliaguda de los afectos, para abordar, entre otros asuntos, las relaciones de pareja y el poder alquímico de las mentiras. Él mismo se ha encargado de dirigir esta pieza ligera como las volutas de los cigarrillos que se fuman en escena. Humo se abre como una presentación comercial oficiada por un terapeuta que ofrece al público, en un libro del que es autor, las claves para dejar Móstoles (Madrid) Tres orejas para Manzanares Toros de El Ventorrillo. Morante, silencio y silencio. Iván García ovación y oreja. José María Manzanares, oreja y dos orejas. En Puertollano, toros de Jaralta. Encabo, ovación y oreja. Serafín Marín, ovación y dos orejas. Tejela, tres orejas. Pepín Liria cortó una oreja al cuarto BOTÁN Sorpresa, oreja y mucho viento LAS VENTAS Monumental de las Ventas. Sábado, 5 de mayo de 2007. Casi un cuarto de entrada. Toros de Hermanos Domínguez Camacho, desiguales y cornalones; descastados; destacaron 4 y, en menor medida, el 3 Un sobrero de Navalrosal (6 bis) deslucido. Pepín Liria, de teja y oro. Pinchazo y estocada desprendida (silencio) En el cuarto, estocada (oreja) Francisco Marco, de tabaco y oro. Media (vuelta al ruedo) En el quinto, pinchazo y media atravesada (silencio) José Luis Angelino, de rosa y oro. Metisaca y media atravesada (silencio) En el sexto, estocada (palmas de despedida) Lisboa (Portugal) Herido Mariano de la Viña en noche triunfal para Ponce Mariano de la Viña, de la cuadrilla de Enrique Ponce, fue herido en la noche del viernes en la plaza de Campo Pequeno (Lisboa) Se lidiaron toros de Varela Crujo. Ponce, vuelta y dos vueltas; José Luis Gonçalves, vuelta y ovación; El Juli, vuelta y ovación. (Pese a que en Portugal no se dan orejas al no matarse los toros en el ruedo, Ponce salió a hombros) ROSARIO PÉREZ MADRID. A la llegada a la plaza, la gente se enteró de que la corrida que se iba a lidiar no era la anunciada de Carmen Borrero. La empresa, sin previo aviso publicitario, la había sustituido- -al parecer por no estar lo suficientemente cuajada para Madrid- -por una de Hermanos Domínguez Camacho. Tal vez como premio a la fantástica novillada jugada días atrás. No salió mucho mejor el desigual conjunto de ayer. Cada toro era de su padre y de su madre, aunque en líneas generales de bastas hechuras y amplia cornamenta. ¡Qué leños lucía! Como para huir despavorido. Claro, que para temible, el viento, que sopló con fiereza todo el festejo. Ondeaba la muleta roja y gualda de José Luis Angelino cual bandera. No le importó al confirmante mexicano, que fue el único que apostó por acercarse a la boca de riego a la hora de plantear faena. Evidenció buenas maneras y anduvo por encima de su descastado primero, frenado desde la salida de chiqueros. Firme y entregado, aquello se convirtió en una lucha constante contra Eolo. Sorprendió en las verónicas del saludo al sexto: despacioso y enganchando la embestida por delante, sus lances resplandecieron en la fría tarde. El toro se lesionó durante la lidia y fue reemplazado por un deslucido sobrero de Navalrosal, al que banderilleó con facultades y estoqueó de modo fulminante. Merece otra oportunidad Angelino. El mejor ejemplar fue el cuarto, que se movió con transmisión en la muleta de Pepín Liria. El murciano le arrancó una oreja tras una intermitente y fibrosa labor, ejecutada bajo el tendido 7 en la que sobresalieron una vibrante tanda diestra y la estocada. Al aficionado le hubiese gustado ver el juego de Olímpico en los medios, pero la ventisca lo imposibilitaba. Con su primero, con pinta de bisonte, abrevió al comprobar su pésima condición. Francisco Marco regresaba al escenario en el que el pasado octubre resultó herido de máxima gravedad. Deseoso siempre en el tercero, que se dejó más, dio una vuelta al ruedo por su estimable toreo al natural. Nada pudo hacer frente al zambombo y distraído quinto. de fumar, con gran aparato de desparpajo verbal y las correspondientes proyecciones sobre el tiempo que un fumador medio dedida al tabaco a lo largo de su vida o la longitud del descomunal cigarrillo resultante de unir todos los fumados en unos años. Este moderno sacamuelas, maduro y seductor, fuma ansiosamente en su camerino cuando termina la representación que tan exitosamente lleva repitiendo durante un par de décadas. Tiene una trastienda llena de secretos, donde crece la adictiva nicotina de las mentiras. En una de ésas, recala en la ciudad donde trabaja su ex mujer, una periodista en precario y se establece un pulso entre el hoy y el ayer; un reencuentro que es un tira y afloja de reproches pretéritos y guiños al presente. Un bucle de la acción nos traslada de nuevo a una presentación comercial, aunque algo ha cambiado. Una propuesta, ya se ha dicho, liviana y con pocas complicaciones, que busca la sonrisa cómplice y se apoya fundamentalmente en el trabajo de sus dos protagonistas: un Juan Luis Galiardo manipulador, verborreico y tierno, en un papel que le sienta como un traje a medida, y la estupenda Kiti Mánver, muy segura, que le aguanta el pulso sin pestañear. El público presente en la función que vio el crítico aplaudió con ganas a los intérpretes despues de haber pasado un buen rato. DANZA HernánBuenosAyres Idea, coreografía y dirección: Margarita Fernández y Laura Roatta. Música: Julián Plaza, Mariano Mores, Osvaldo Pugliese, Astor Piazzolla. Principales intérpretes: Hernán Piquín, Miriam Coelho, Natalia Pelayo. Lugar: Teatro Albéniz, Madrid Un digno heredero JULIO BRAVO Julio Bocca no es únicamente un soberbio bailarín. Es también el motor principal del auge de la danza en Argentina, que ha provocado la aparición en el país iberoamericano en los últimos años de grandes bailarines. Uno de ellos es Hernán Piquín, a quien se ha llegado a calificar como el sucesor de Bocca; una afirmación que es, en realidad, exagerada, y que puede levantar falsas expectativas, aunque no porque Piquín no sea un excelente artista (que lo es) mejor hablar de uno de sus herederos. No es la primera vez que Pi- quín baila en Madrid. Lo ha hecho en varias ocasiones, siempre en las filas del Ballet Argentino y al costado de Bocca; y ya sobresalió por su físico privilegiado y por unas condiciones técnicas y artísticas que le otorgan categoría a su baile. En esta nueva comparecencia protagonista en la capital, primera como cabeza de cartel de un espectáculo, Piquín ha refrendado su calidad. Es un bailarín de magníficas hechuras, poderoso y brillante. HernánBuenosAyres ha sido creado para él, y por eso la coreografía explota sus mejores cualidades. Tangos de, entre otros, Piazzolla o Pugliese, son la base musical de este espectáculo, en el que Piquín viaja por los siete pecados capitales de la mano de una cancerbera de reminiscencias dantescas Sobre esos tangos- -que, como el flamenco, posee una flexibilidad tal que permite adherirle historias y estilos muy distintos- -se teje la coreografía, irregular, con momentos especialmente bellos, como los pasos a dos que baila Piquín con sus dos artistas invitadas, Miriam Coelho y Natalia Pelayo- -ésta es una bailarina atractiva y musical-