Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6- -5- -2007 En portada s El amigo italiano ECONOMÍAyNEGOCIOS 45 empresa, completamente separada, que ponga esa infraestructura (esta es la palabra que permite entrar a saco a Antonio Di Pietro) al servicio de todas las empresas de telecomunicaciones de voz y datos, y no sólo Telecom Italia. El modelo es el sistema Openreach aplicado a British Telecom, y los detalles figuran en un informe de 179 páginas elaborado por la Autoridad de Garantía de las Telecomunicaciones. Aparte de los potenciales problemas con los reguladores, el desembarco de Telefónica en Telecom queda también expuesto a refriegas con los socios italianos, que aun poniendo menos capital controlarán de hecho la empresa por el peso que su nacionalidad otorga a la aseguradora Generali, los bancos Intesa San Paolo y Mediobanca, y la familia Benetton. Telefónica es el mayor socio de Telco- -que a su vez controla Telecom Italia- pero en cuanto anunció un derecho de veto, los socios italianos precisaron que no lo tiene. Telefónica estará en minoría en el consejo de Telco y tendrá sólo 2 conseje- El ministro italiano de Infraestructuras, Antonio Di Prieto Los españoles sudan tinta en su afán por quedarse en Italia En Italia, empresas como Endesa han logrado éxitos e incluso aplausos. Otras, como Gas Natural, mantienen un perfil más discreto para evitar problemas. Sin embargo, los españoles, a pesar de algunas malas experiencias- -Telefónica aún recuerda el mal sabor de boca de Atlanet e Ipse 2000- no cejan en su empeño de querer arañar territorio italiano. El Corte Inglés, por ejemplo, que ya anunciaba hace escasamente un año que estaba buscando locales para abrir centros en Roma y en Milán- -dos ciudades, por cierto, pésimas para la distribución debido al peso político de las pequeñas tiendas- sigue en ello. Igualmente, Inditex quiere seguir abriendo establecimientos de cualquiera de sus formatos por todo el país, a pesar de que ya sudara la gota gorda para entrar, por aquello de que los italianos consideraban, y consideran, un insulto la llegada de españoles a vender productos de moda, precisamente en el corazón del mundo de la idem AC Hotels no se da por vencida, y seguirá abriendo hoteles por toda Italia. BBVA y Santander prefieren olvidar, de momento. ros de un total de 19 en el de Telecom Italia. En todo caso, el sistema no acaba de gustar a los mercados y Telecom Italia perdió esta semana el 6 de su valor en sólo tres días. Según el diario La Repubblica pesan varios factores: En primer lugar, que los acuerdos entre los socios de Telco hacen presagiar tres años de gestión espinosa. En segundo lugar, que la Autoridad de las Comunicaciones anuncia una postura más restrictiva sobre la red fija En los últimos días, la única persona verdaderamente aliviada era Marco Tronchetti Provera, feliz de haber vendido Olimpia- -el holding de control de Telecom- -y de dejar atrás una etapa amarga, sobre todo desde la victoria electoral de Prodi. Según el presidente de la compañía de neumáticos, si se miran los resultados para Pirelli, quizá la aventura de Telecom no ha valido la pena. Pero el balance profesional es positivo En todo caso, es positivo su balance personal, pues ha invertido de su bolsillo 138 millones de euros y ha logrado sacar 295 a base de sueldos y stock options como manager, mientras que los accionistas de Pirelli sencillamente han perdido. En una conferencia de prensa que fue un verdadero desahogo, Tronchetti Provera lamentó que en Italia, como en otros países de Europa, una parte de la clase política no llega a considerar como empresas privadas a las estatales que han sido privatizadas, y por eso tienden a ver con inquietud las decisiones empresariales. En torno a Telecom se había creado un clima muy negativo La esperanza para Telefónica y para Ende- sa es que funcionen los siempre negados acuerdos de Ibiza del pasado 20 de febrero, que desbloquearon la entrada de Enel en España y de Telefónica en Italia. Si los acuerdos políticos han mostrado solidez, la estabilidad del Gobierno italiano es harina de otro costal. A las 24 horas de regresar de la cumbre hispano- italiana con José Luis Rodríguez Zapatero, el ejecutivo de Romano Prodi se desplomaba estrepitosamente en el Senado al perder un voto de confianza en política exterior. La dependencia de los humores del Gobierno es también uno de los problemas de Enel, participada nada menos que al 30 por el Estado italiano, lo cual la convierte en una empresa estatal a todos los efectos prácticos pues el resto de los títulos está muy disperso en el mercado. Enel ha podido permitirse el lujo de comprar Endesa gracias a que su control sobre el mercado de Italia, que tiene la electricidad más cara de Europa, le otorga una gran liquidez. El escenario se repite en otros sectores, como el de las autopistas, las más rentables de Europa, por no citar la banca y los seguros. El esquema es siempre el mismo: reparto del territorio y acuerdos tácitos para evitar la competencia dentro de cada sector. Quien está dentro se enriquece a espuertas. A quien esta fuera no se le deja entrar, a menos que convenga a uno de los insiders y acepte respetar las reglas de juego. Si no las acepta se queda fuera, por mucho que la legislación europea establezca un mercado único con libre acceso para todos. Si promete aceptarlas pero luego no lo hace, paga las consecuencias.