Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL DOMINGO 6 s 5 s 2007 ABC Chávez sólo reúne a 30.000 militantes en su nuevo partido socialista LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. Un clima de apatía ha rodeado el llamamiento del presidente Hugo Chávez para que sus simpatizantes se inscriban en el Partido Socialista Unido de Venezuela, Psuve, después de que sus aliados PCV PPT y Podemos rechazaran su incorporación. Ni siquiera la maquinaria del Gobierno, incluyendo a los ministros, alcaldes y gobernadores, puestos al servicio del partido único, lograron entusiasmar el censo. De los dos millones de militantes previstos, se inscribieron unos 30.000. El vicepresidente Jorge Rodríguez negó que sea un fracaso. Llama la atención que el logotipo del partido chavista se parezca tanto al del Partido Comunista Cubano. Preocupado por su inscripción, al mandatario no parece importarle que las reservas monetarias del país hayan caído un tercio en lo que va de año por los excesivos gastos de la administración. Los 36.600 millones de dólares en reservas han bajado a 24.700 millones en sólo cuatro meses, dijo el Banco Central de Venezuela. De hecho, en los últimos tres días las reservas han registrado un nuevo descenso de 3.800 millones de dólares con el que se ha pagado parte de la nacionalización de la telefónica y de la electricidad. Olmert, sin salida El primer ministro israelí gana tiempo con la victoria ante su partido, pero su futuro está en manos del laborismo, que puede romper el gobierno. Pocos otorgan futuro político al jefe del ejecutivo hebreo HUGO MEDINA SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El pasado miércoles, todos los informativos de las televisiones israelíes se recrearon con unas penosas imágenes del primer ministro, Ehud Olmert, en un acto público. En un primer plano, se le veía sentado en la presidencia, sin poder concentrarse ni prestar atención a lo que decían los oradores: sus párpados se derrumbaban y le cerraban los ojos mientras luchaba por no dormirse. La imagen representa muy bien el auténtico calvario que el primer ministro ha tenido que sobrellevar durante los días más críticos de su vida política, una semana que se ha cerrado, contra todo pronóstico, con la victoria de Olmert, aunque todo indica que podría tratarse de una victoria pírrica que en las próximas semanas se transforme en un derrota sonada y en el final de su carrera política. En la misma noche del miércoles, la dirección de Kadima le respaldó en una votación que se tradujo en veintisiete votos a favor y sólo tres en contra. Un resultado tan categórico le garantiza el apoyo del partido después del demoledor informe Winograd sobre la guerra del Líbano, pero no resuelve el problema grave y crónico de la inestabilidad en la abigarrada coalición que preside este político. La victoria inicial se confirmó el jueves cuando apenas algunas decenas de miles de personas comparecieron en la manifestación en la ciudad de Tel Aviv. Cien mil personas no dirigirán este país respondió un Ehud Olmert crecido por el Merck critica la suspensión de su patente en Brasil; las ONG lo ven como un ejemplo ABC MADRID. La guerra declarada por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, por los precios de los medicamentos, provoca posturas encontradas. En este sentido, informa Efe, la ONG Intermón Oxfam señaló ayer que confía en que la suspensión de la licencia del tratamiento contra el sida Efavirenz ejecutada por Brasil debido al altísimo coste siente precedente para que otros países sigan su ejemplo, declaró el coordinador de investigaciones, Gonzalo Fanjul. El laboratorio Merck Sharp Dhome dijo sentirse profundamente decepcionado por la decisión de romper la patente de la compañía y permitirá la producción del medicamento como genérico. Según la compañía, el Gobierno brasileño ha rechazado la oferta justa propuesta para el medicamento. Merck asegura continuar compartiendo con el Gobierno el objetivo común de mejorar la salud y el bienestar de los enfermos de sida. Y mantiene que comercializa Stocrin y Crixivan a un precio menor que en cualquier país con una riqueza y carga de enfermedad comparable El Efavirenz actualmente importado por Brasil, es el remedio más utilizado en los tratamientos contra el sida ofrecidos gratuitamente por el país. Según el Gobierno, el genérico importado desde la India cuesta cerca de 165 dólares al año por paciente, muy por debajo de los 580 que se pagan a Merck. Según Gonzalo Fanjul, las multinacionales como Merck establecen una política de precios diferenciados que castigan al más pobre porque, siguiendo la lógica del mercado los medicamentos son más caros en aquellos países donde menos gente puede acceder a los tratamientos, señaló. Es muy importante que se comprenda que no se trata de atacar a las compañías, ni de vulnerar la ley añadió Fanjul. El laboratorio advierte por su parte, de la imagen negativa que esta medida tendrá sobre otras empresas basadas en la investigación, ya que esta expropiación de la propiedad intelectual podría frenar su interés por la investigación de enfermedades que afectan a países en vías de desarrollo, lo que potencialmente daña a los pacientes que puedan necesitar terapias innovadoras El respaldo de Kadima Los sondeos dicen que para el 70 por ciento de los israelíes, el jefe del Gobierno ha fracasado, y no sólo por la guerra reciente y mayoritario apoyo de su partido. Sus palabras, sin embargo, no hacen justicia a los sondeos, que aseguran que el 70 por ciento de los israelíes consideran que ha fracasado- -y no sólo por la guerra del Líbano- un porcentaje que se reitera en todas las encuestas de intención de voto de los últimos meses, que convierten a Kadima en un partido casi clandestino. Lo ocurrido esta semana- -en la que se ha cumplido el primer aniversario de Kadima en el Gobierno- -muestra que Olmert se aferrará al poder hasta el final. Cuenta con el apoyo de sus socios y colaboradores más estrechos, con la excepción de la ambiciosa ministra de Exteriores, Tzipi Livni, que desea ocupar su poltrona. Todos son conscientes de que en estos momentos Kadima no soportaría unas elecciones, y por lo tanto no les queda más remedio que tener que respaldar al primer ministro. Y, sin embargo, Olmert está en la picota debido sobre todo a la inestabilidad de la coalición. Es el partido laborista el caso más problemático. El 13 de mayo los laboristas votarán si continúan o no en la coalición, y dentro de unas semanas se celebrarán las elecciones primarias en el seno del partido. De ahí saldrá el futuro líder laborista. A estas alturas está ya meridianamente claro que el ministro de Defensa, Amir Peretz, no cuenta con ninguna posibilidad de ser reelegido, y todos sus rivales ya han dicho que si alcanzan el liderazgo, sacarán al partido de la coalición. En consecuencia, a Olmert le espera una primavera de pronóstico reservado. No es seguro que consiga llegar al verano sano y salvo, con el agravante de que en gran parte el futuro no depende de él sino de los aliados integrados en la precaria coalición. Tres veces más caro Aferrarse al poder Pronóstico reservado ABC. es Más información sobre la crisis del Gobierno israelí en abc. es internacional