Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL 1. ¿A quién votará? 2. ¿Por qué? 3. ¿Qué cambios necesita Francia? Elecciones presidenciales en Francia DOMINGO 6 s 5 s 2007 ABC Entre la firmeza de Sarkozy y Royal como mal menor Los últimos días han sido muy intensos para los franceses. Los que no votaron conservador o socialista el 22 de abril trataban ayer de amoldar su opción TEXTO Y FOTOS: LUIS DE VEGA ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Los franceses han vivido de manera apasionada las últimas horas antes de votar en las elecciones presidenciales. Todos reconocían ayer estar decididos a ir a ejercer su derecho al voto y casi nadie lo iba a hacer en blanco. Algunos de los que no votaron al conservador Nicolas Sarkozy o a la socialista Ségolène Royal el pasado 22 de abril tratan de amoldar sus opiniones y esperanzas a uno de los dos candidatos que hoy se disputarán la jefatura del Estado. Entre las personas a las que preguntó ayer ABC en el centro de París, hay quienes apostarán por uno de los dos como mal menor. Es el caso de Alain, un jubilado que se queda con ganas de votar por el centrista François Bayrou y que se conformará con Royal. Así lo hará también Juliete, una universitaria preocupada por el racismo y por los jóvenes. En el polo opuesto está Charlote, una madre de tres hijos que paseaba ayer con uno de ellos junto a la sede del partido de Sarkozy, al que votará hoy sobre todo para que ponga freno a la inmigración. Mansur, un kurdo de origen que regenta un café frente al cuartel general del líder conservador, también optará por él, aunque cree que debe arreglar el problema de los sin papeles Otros esperan con más ilusión aún la jornada de hoy, como André, un taxista de origen haitiano de 40 años. Por primera vez podrá ejercer su derecho al voto desde que hace un par de años obtuviera por fin los papeles. ca del norte y del sur y de otras partes del mundo. Esto lo tienen que controlar las autoridades de alguna forma. Alain Juliete Charlote Mansur DOS CANDIDATOS, DOS BARRIOS Sarkozy tiene su oficina en medio del París más popular y cosmopolita. Royal tira de sede socialista, a orillas del Sena y en medio de comercios L. V. ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Un médico de urgencias llega con su vehículo a una casa cercana al cuartel general de Nicolas Sarkozy. La policía ha tomado ya posiciones en la pequeña calle D Enghien y le pone problemas. ¿Qué pasa, que este barrio es de Sarkozy? protesta el sanitario. Varios viandantes salen en su apoyo. ¡A ver si cambia esto pronto! grita una mujer. ¡A ver si entre todos podemos! señala Anis, un tunecino que pasa por allí con un carrito de la compra. El médico puede finalmente llevar a cabo su servicio. En las paredes hay guerra de carteles electorales. Sarkozy sobre Royal. Royal sobre Sarkozy. Algunos aparecen maquillados con rotulador o con los ojos arrancados. Son los últimos coletazos de la contienda. Mediada la calle D Enghien se levanta la oficina del candidato conservador, separada de la sede de su formación, la Unión por un Movimiento Popular (UMP) que ayer también estaba ya rodeada de policías y vehículos de televisión en otra parte de la capital. El cuartel general de Sarkozy es un edificio con lustre a pesar de estar en un barrio popular de mayoría inmigrante. En la puerta, un periodista de Radio France Internacional (RFI) entrevista a varias de sus seguidoras, que pronostican, seguras de su victoria, quiénes podrían ser elegidos primer ministro. Dos jóvenes de piel tostada levantan el puño al grito de ¡Ségolène, Ségolène! mientras pasan delante de ellos sin detenerse. Pared con pared, está el Centro Cultural Kurdo, presidido por una imagen que pide la liberación de su bigotudo líder, Abdulá Ocalan, en manos de las autoridades turcas desde hace casi una década. Los bajos de las casas están salpicados por restaurantes turcos, salones de té y cafetines orientales, tiendas de libros y discos, comercios con productos de importación y locutorios con grandes ofertas para llamar a todos los países del mundo. Una fauna multicolor pisa las aceras, cada vez más concurridas según se acerca la calle Faubourg Saint Denis, una arteria muy comercial fiel reflejo del París más cosmopolita. Al otro lado del río Sena, una docena de paradas de metro más al suroeste, tiene su sede el Partido Socialista, apenas a un centenar de metros del Museo d Orsay y junto a la Asamblea Nacional. Es la calle Solferino, otro mundo. Hombres trajeados pasean perritos que no levantan una cuarta por delante de los escaparates de boutiques de ropa casi inasequible. Braserías, edificios señoriales y una tienda de muebles infantiles con coches de pedales que daría pena ponerlos en manos de un niño. Rompen esta estampa ideal varios chavales con camisetas y banderas de Royal. Unos turistas españoles curiosea ante el ajetreo de antenas parabólicas de las televisiones. Mira, por ahí debe andar ésta. ¿Cómo se llama? La presidenta, ¿no? Juliete 23 años- Estudiante de Derecho Hay que bajar el paro bre muy agresivo y desde el Gobierno ha intentado sacar adelante algunos proyectos de ley en materia de seguridad que, aunque finalmente no salieron adelante, no me gustan. 3. Hay que bajar el paro y ayudar a los jóvenes que salen de la Universidad. También hay que poner fin a la discriminación racial y de sexo. La mujer debe estar mejor considerada. 1. Votaré a Royal. 2. Sarkozy me parece un hom- Mansur 39 años- Camarero Sarkozy es fuerte, duro y directo gusta su mentalidad, totalmente distinta a la gente de izquierdas. Mi corazón está con Nicolas Sarkozy e incluso he llegado a saludar una vez a su esposa, Cecilia. 3. En Francia hace falta más trabajo, resolver la crisis económica... ¡Ah! y acabar con el problema de los papeles de los inmigrantes, hay muchos que no tienen documentación. 1. Votaré a Sarkozy. 2. Es fuerte, duro y directo. Me Alain 69 años- Jubilado Solferino Inadmisible hablar mal de Mayo del 68 tento con Ségolè ne Royal, pero es inadmisible que Sarkozy hablara mal durante la campaña de lo que se obtuvo en Mayo del 68. Preferiría votar a François Bayrou (el candidato de centro que quedó tercero en la primera vuelta) 3. En Francia es necesario diseñar una nueva política económica, reformar las finanzas y poner fin a la deuda. 1. Votaré a Royal. 2. No estoy especialmente con- Charlote 23 años- Agente inmobiliario El mayor problema es la inmigración el futuro que vayan a tener. El programa que nos ha mostrado Sarkozy me gusta a todos los niveles. 3. Sin duda el problema más grave de Francia es la inmigración. Hay mucha gente de Áfri- 1. Votaré a Sarkozy. 2. Tengo tres hijos y pienso en ABC. es Informe sobre las elecciones presidenciales francesas en abc. es internacional