Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6- -5- -2007 11 JACQUES CHIRAC Chirac tiene una grave responsabilidad en la eclosión del odio social de franceses contra franceses NICOLAS SARKOZY Parte de los electores que votaron centro son conservadores moderados que hoy votarán a Sarkozy SÉGOLÈNE ROYAL Creo que encarna todo el pasado, todo el arcaísmo y toda la demagogia de su cultura personal -La primera vuelta electoral pudiera sugerir la emergencia de una Francia más o menos centrista. ¿Cuál es su opinión sobre el voto centrista de la primera vuelta? -Creo que no hay voto centrista. Creo que se trata de un espejismo. Una parte de los electores que votaron centrista en la primera vuelta son electores crisis feroz durante las presidencias de Mitterrand y Chirac, con unas consecuencias catastróficas. Al mismo tiempo, la cultura de Estado difundida desde su cúspide, desde la presidencia, ha alimentado las dudas más profundas sobre la identidad nacional. Cuando Francia ganó la Copa mundial de fútbol se hablaba de la formidable integración nacional, a través del deporte. Y la selección nacional se presentaba como un espejo de unidad en la diversidad cultural, étnica, social. Poco más tarde, la crítica de zapa contra la historia nacional abrió problemas que habían dejado de existir. Y fue Chirac quien atizó ese revisionismo contra la historia de Francia, con resultados desastrosos. Cuando un presidente critica la historia nacional y, al mismo tiempo, él es la encarnación del inmovilismo, la sociedad se hunde de manera inquietante. Recuerde que fue Chirac el primero que comenzó a criticar el liberalismo, comparándolo con el comunismo. Esa tarea cultural de zapa contra la historia nacional, acompañada de su falta de autoridad moral, acentuaron todas las crisis. Mucho me temo que Chirac tenga personalmente una grave responsabilidad en la eclosión del odio social de franceses contra franceses. -Creo que está claro que Ségolène Royal encarna todo el pasado, todo el arcaísmo y toda la demagogia de su cultura política personal. Nicolas Sarkozy encarna una forma de movimiento que ha sido víctima del terrorismo intelectual de una cierta izquierda. La gran novedad de esta campaña electoral es que, por vez primera, desde el año 1965, por lo menos, un hombre político de derechas, conservador y republicano, se presenta ante la opinión pública francesa orgulloso de todos sus valores, los valores de sus familias políticas más hondas y respetables. Recuerde usted, por ejemplo, que el Estado providencia fue creado por grandes personalidades conservadoras y liberales. El patriarca fundador del Estado providencia fue, como usted sabe, Biscmarck, en Alemania. En Inglaterra, Keynes era un liberal reformista. Solo el terrorismo intelectual socialista ha permitido ocultar todo eso durante mucho tiempo. Asumiendo la herencia de todas esas familias políticas conservadoras, liberales, reformistas, Nicolas Sarkozy quizá sea el único político que puede poner a Francia en movimiento. -Todo el mundo se ha quejado, diciendo que Europa ha estado un poco ausente de la campaña. A mi me parece totalmente normal. Antes que hacer política europea, es imprescindible que Francia comience a recuperarse de su crisis. Una vez iniciado el proceso de ruptura contra las presidencias de Mitterrand y Chirac llegará el momento de estar más presentes en Europa. En ese terreno, la candidatura de Ségolène Royal causa muy viva inquietud en toda Europa. Imagínese... una candidata que propone renegociar un Tratado constitucional europeo, ¡cuando los socialistas se enfrentaron a muerte política contra el mismo Tratado que ellos mismos contribuyeron a enterrar! En Berlín, en Bruselas, en Londres, el único candidato que inspira auténtica confianza es Sarkozy. ¿Quién encarna hoy el movimiento y la reacción en Francia? conservadores moderados, que votarán a Sarkozy en la segunda vuelta. Otra parte son electores anti- sistema. Anti- sistema chic si usted quiere. Son electores bobos Ya sabe: bobo burgués- bohemio Ese elector bobo puede votar socialista en la segunda vuelta, o en otro momento. Otra parte del electorado centrista de la primera vuelta es un electorado flotante, sin cultura política particular: y, sobre todo, muy alejado de las culturas políticas de las izquierdas. ¿Cuál es el alcance europeo de esta elección francesa? Marseille justifica que Europa haya estado ausente de la campaña francesa AFP