Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 6 s 5 s 2007 ABC AD LIBITUM LA BEAUTIFUL PEOPLE O es cierto que, como señalan abundantes analistas, estemos asistiendo a un retorno de la beautiful people que, durante el felipismo, tanto animó las crónicas de sociedad como las de sucesos. Esta gente guapa es inseparable del socialismo. Integra su elite económica y es, por utilizar una terminología ya caducada, un grupo desclasado que, en su distinción, busca el privilegio. Siempre han estado ahí. Parte de ellos, vigilante, al acecho del retorno del poder del PSOE. Otra parte, oportunista, integrada en el aznarismo para demostrar que las ideas pueden ser elásticas siempre que no tengan el M. MARTÍN tope de un código ético y FERRAND quien las ostenta carezca de un cierto sentido de la vergüenza. Ahora, tras la dimisión de Manuel Conthe- -beautiful de pura sangre- salta al primer plano entre los de su condición el confirmado vicepresidente de la CNMV Miguel Arenillas. Cumple a la per, fección las condiciones que definen su grupo: estudios en centros extranjeros de postín, dominio de idiomas, acreditada actividad financiera y proximidad a grandes grupos económicos. También en esto se observa la decadencia socialista. La beautiful de Felipe González- -acordémonos de Mariano Rubio como santo y seña de la especie- -era de mayor grandeza y capacitación. Los de ahora, los de José Luis Rodríguez Zapatero, han venido a menos y dan como talla máxima la de Miguel Sebastián que, posiblemente, fuera un asesor modélico para un presidente escaso; pero que, en el contraste electoral, ofrece la dimensión de un pardillo. Muy poca cosa para ser alcalde de Madrid o de cualquier otra capital de provincia. Arenillas ofrece el morbo añadido a su procedencia de Intermoney, la empresa incubadora del privilegiado grupito instalado en el ojo del huracán, el de estar casado con una ministra del Gobierno, Mercedes Cabrera, sobrina de Leopoldo Calvo Sotelo y de Fernando Morán. No es muy distinto de sus equivalentes, de Julio Segura a David Vegara; pero ofrece el encanto periodístico de su descarado desparpajo. Cualquiera puede incurrir en un exceso o sumergirse en un error. Es humano. Lo que ya exige una preparación especial, un cuajo único, es, desde la experiencia y la costumbre, ir a cenar a Zalacaín, beber un vino de la Romanée Conti y sorprenderse después con el monto de la factura. Dice Arenillas que, cuando supo por la prensa que el precio de su cena con el supervisado Ravi Mehra ascendió a 1.400 euros, sin propina, sintió rubor y sorpresa En la sorpresa está la evidencia de su incapacidad para el cargo. Un hombre, salvo que sea abstemio, que no sabe distinguir el mejor vino de la Côte- d Or no está capacitado para regir los destinos del Mercado de Valores. Ignora los matices fundamentales entre valor y precio y eso es más grave que dar, o no dar, trato de favor a un determinado personaje. Ese es el problema de la beautiful people. PROVERBIOS MORALES EPITAFIOS galones de whisky, como queda de manifiesto en la pelíL parecer, no cesa el flujo de homenajes en intercula de John Wayne (1960) No así en la versión de John net a una de las víctimas de la matanza del pasaLee Hancock (2004) donde los patriotas aguantan a palo do 16 de abril en la Universidad Tecnológica de seco las embestidas del enemigo, como si estuvieran islaVirginia, el profesor Liviu Librescu. Los estadounidenmizados por la ministra Salgado. Por supuesto, los proses siguen hondamente conmovidos por la gesta del angres americanos se han encarnizado con el Álamo, acuciano profesor de Matemáticas que salvó la vida de sus sando a sus defensores de luchar sólo por sus intereses treinta y tres alumnos, obstruyendo con su cuerpo la eneconómicos. O sea, la misma canción del tonto de Mesotrada al aula 240 del edificio Morris e impidiendo así que potamia. accediera a la misma el joven asesino Cho Seung A Borges le encantaba visitar el Álamo, y a mí Hui, mientras los estudiantes huían a través de también. Entre los nombres de sus defensores las ventanas. hay bastantes de hispanos, un detalle que desEs curioso que nadie haya señalado algo tan miente a quienes sostienen que fue un encontroobvio como el paralelo entre la muerte heroica de nazo de gringos ricos y mejicanos pobres. La Librescu y la de los guerreros espartanos de las cuestión que se solventaba, mal que les pese, era Termópilas, cuando la prensa hervía de comentala de libertad o tiranía. Y si es cierto que en rios sobre 300, la hermosa película de Zack SnTexas había esclavos, como en la Atenas que deyder basada en una novela gráfica de Frank MiJON fendió Leónidas, abundaban también los ciudaller, que ha devuelto a la memoria cultural de OcJUARISTI danos libres, al contrario que en el Méjico de Sancidente una hazaña desprestigiada por más de ta Ana o en la Persia de Jerjes. un siglo de pacifismo estúpido. Con las Termópilas se enLo que ha inhibido la referencia al paralelismo entre sañaron ya los ingenios corrosivos que en la Gran GueLibrescu y los trescientos es asimismo muy obvio. El vierra produjeron innumerables parodias de aquel magnífijo profesor era israelí, circunstancia que sugería una meco epitafio grabado por los agradecidos atenienses en la tonimia incómoda, al menos en lo que concierne a guarpared del desfiladero: Caminante, si vas a Esparta, didar puertas. El feroz capitalismo yanqui engendra un inles que hemos muerto defendiendo sus leyes Un poeta framundo de perdedores, vale. La alternativa progresisbritánico escribió durante la campaña de Mesopotamia ta para Europa es convertirnos en una civilización perdelo que iba a ser el modelo de toda la literatura derrotista dora, sobre la base de una resignación socializada. Pero del futuro: Viajero, si vas a Oxford, diles a nuestros prolo contrario al perdedor radical, esa figura de la posmofesores de Economía Política que hemos muerto defendernidad europea tan implacablemente descrita por Endiendo sus leyes Era, sobra aclararlo, un poeta de izzensberger en su último ensayo, no es el triunfador a lo quierdas. Pantoja, sino el luchador a lo Librescu, especie que aquí Liviu Librescu murió, como Leónidas y sus hoplitas no abunda. Los tipos como él terminan en Israel o en Estaespartanos y tespios, defendiendo una puerta para dar dos Unidos, enseñando a sus alumnos las leyes de la Ecotiempo a que otros se pusieran a salvo. Según Borges, la nomía Política y obstruyendo las puertas y desfiladeros única ocasión comparable a las Termópilas que los tiempor donde puede colarse el persa o el perdedor radical dispos vieron fue la defensa del Álamo por centenar y medio puesto a montar la escabechina. Viajero, si vas a Esparde tejanos contra las fuerzas del general Santa Ana. Los ta... Pero no. Puestos a buscarle a Liviu Librescu un epitatespios estuvieron representados en este caso por David fio digno de su vida, recurramos al fulgor poético de BorCrockett y sus cuates de Tennessee, que aportaron a la ges: Salve, Israel, que guardas la muralla... etcétera función sus vidas, sus fusiles y una generosa remesa de N A -Por favor, sólo saque la lengua...