Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 s 5 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 71 David Russell: En Tokio hay un millón de personas que tocan la guitarra El guitarrista escocés, afincado en España, publica el disco Art of the Guitar SUSANA GAVIÑA MADRID. David Russell nació en Glasgow, pero siendo niño se trasladó a vivir a Menorca. Casado con una gallega, en la actualidad tiene instalado su cuartel general en Nigrán (Vigo) donde recala entre gira y gira- -acaba de llegar de Estados Unidos y se va a Suiza; el día 8 actúa en Gijón- Por eso, no duda en afirmar que se siente español Nacido en el seno de una familia de músicos, que me abrieron los oídos que tocaban el violín y la guitarra, Russell se decidió por esta última, porque es un instrumento muy divertido y tiene unas ventajas enormes, básicamente lo haces tú solo. Puedo estudiar sin molestar, tampoco necesito de acompañante- -aunque a veces toco con otros músicos- matiza. Si su padre fue su primer maestro, entre sus grandes referencias en el mundo de la guitarra menciona a Andrés Segovia. En casa escuchaba discos antiguos suyos, y mi padre me ayudaba a estudiar las obras directamente de la grabación. Después, cuando aprendí a leer la partitura, siempre le tuve como referencia Aunque no fue la única: Hice la carrera de música en Londres y allí conocí a Julián Bream, John Williams... Con numerosas grabaciones en su haber- -una de ellas le valió un Grammy en 2005- vuelve a la actualidad con un nuevo disco, Art of the Guitar (Telarc) que sale a la venta estos días en España. A diferencia de trabajos anteriores- -monografías de compositores como Bach, Barrios Mangoré, Moreno Torroba, música iberoamericana o celta- esta nueva entrega es más ecléctica y reúne piezas que son muy conocidas pero que no han tenido cabida en otros discos, y que yo he tocado muy a menudo en mis conciertos. Es- -afirma Russell- -como un recital de obras populares Todas ellas son partituras muy queridas. Las aprendí cuando tenía veinte años, y algunas de ellas he vuelto a tocarlas muchos años después, como la malagueña de Albéniz, las Cinco piezas líricas de Grieg... El contenido del disco abarca desde el siglo XIX (Julián Arcas, Mertz, Sor, Brocá) hasta finales del XX (Carlevaro, Sainz de la Maza) Aunque el motivo principal para alumbrar este disco ha sido su cariño por estas obras, TOROS Simón Casas debuta en Alicante con una feria de San Juan de máximo nivel BLAS DE PEÑAS ALICANTE. La Comisión Municipal Taurina de Alicante ha aprobado los carteles de San Juan, una feria de máximo nivel con la que se estrena el nuevo empresario, Simón Casas. El ciclo cuenta, entre otros alicientes, con el segundo paseíllo de José Tomás, junto a Ponce, tras su reaparición en Barcelona, y el mano a mano de Morante y Manzanares. Éstas son las combinaciones: Viernes 15 de junio. Novillos de San Miguel para Eugenio Pérez, Javier Bernal y Oliva Soto. Sábado 16. Toros de Miura para Luis Francisco Esplá, Juan José Padilla y Rafaelillo. Domingo 17. Toros de Bohórquez para Hermoso de Mendoza, María Sara y Cartagena. Lunes 18. Toros de Palha para Liria, El Renco y Bautista. Martes 19. Toros de Juan Pedro Domecq para Jesulín de Ubrique, El Cid y Castella. Miércoles 20. Toros de Jandilla para Luis Francisco Esplá, El Juli y Alejandro Talavante. Jueves 21. Toros de Garcigrande para Enrique Ponce, José Tomás y Francisco José Palazón. Viernes 22. Toros de Fuente Ymbro para Finito de Córdoba, Matías Tejela y Miguel Ángel Perera. Sábado 23. Por la mañana: novillos de Fuente Ymbro para Abel Valls, Diego Lleonart y Alejandro Esplá, que debuta con picadores. Por la tarde: toros de Zalduendo para Francisco Rivera Ordóñez, José María Manzanares y Cayetano. Domingo 24. Toros de García Jiménez para Morante y Manzanares, mano a mano. Lunes 25. Toros de Vegahermosa para Manuel Díaz El Cordobés Javier Conde y El Fandi. David Russell, en una imagen promocional Russell reconoce que con este repertorio, más popular es más fácil acercarse al público, porque si les das todo Renacimiento, es más restringido el número de personas que se pueden interesar por él. Este disco es quizá más agradable y divertido de escuchar A pesar de haber realizado recitales por todo el mundo y de haber conocido guitarristas de gran talla, asegura que es España el país líder en su interpretación, donde es el instrumento nacional bromea. Lo que no impide que sea admirada por todo el mundo y haya creado es- ABC cuela. Dicen que en Tokio hay un millón de personas que tocan la guitarra Es, además, un instrumento muy vivo para el que se sigue componiendo. Suelo meter un par de obras del siglo XX en mis conciertos porque hay partituras muy buenas Entre sus futuros proyectos discográficos se encuentra, además de un disco dedicado al Barroco, otro donde reunirá todas las obras compuestas expresamente para él, y aquellas que he estrenado yo Más información sobre el músico: http: www. davidrussell. com Caza de nazis LUIS CONDE- SALAZAR INFIESTA Con El extraño The stranger 1946) Orson Welles (1915- 1985) volvía a la dirección tras reconciliarse no demasiado amistosamente con ese Hollywood que le había apartado de los de sus trabajos o despilfarro en los rodajes. Detrás de aquellas insinuaciones andaba el largo brazo del magnate de la prensa William Randolph Hearst, que se vio demasiado bien reflejado en Ciudadano Kane 1941, obra maestra con la que Welles se reinventó el lenguaje cinematográfico, impresionó a la crítica y exacerbó al multimillonario, que le privó del público cortándole la distribución. La Segunda Guerra Mundial había llegado a su fin y Welles recibió el encargo de llevar a la gran pantalla una historia de nazis convictos escrita por Víctor Trivas. Con la condición, eso sí, de ajustarse al presupuesto y a los tiempos de rodaje. Con pocas ganas pero con todo su talento intacto se puso manos a la obra en este relato, protagonizado por el propio Welles en elpapel de un peligroso nazi llamado Franz Kindler, oculto en la tranquila localidad estadounidense de Harper (Connecticut) tras la identidaddeun profesordeHistoria, de nombre Charles Rankin, que tiene previsto casarse con la bellísima Mary (Loretta Young) hija de un juez de la Corte Supremade los EE. UU. Tras las huellas de Kindler anda el agente Wilson (el gran Edward G. Robinson) de la Comisión Aliada contra los Crímenes de Guerra, que utiliza como cebo a Konrad Meinike, otro ex miembro del partido de Hitler, encarcelado y arrepentido, al que deja huir dándole todo tipo de facilidades para que sus pasos le guíen hasta él. Toda la película es un juego de contrastes representados más que simbólicamente por las luces y sombras de esos claroscuros tan característicos de Welles. El bien y el mal (Wilson y Kindler) la realidad y su negación (Kindler y Mary) el arrepentimiento y la crueldad (Meinike y Kindler) quedan plasmados atmosféricamente con virtud de artista reconvertido en artesano por exigencias del mercado. Desde luego el film, por las circunstancias impuestas, no estaba entre los favoritos del director, pero es que este hombre, que iba sólo un paso por detrás de Dios (según H. J. Mankiewickz, coguionista de Ciudadano Kane era así.