Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID SÁBADO 5 s 5 s 2007 ABC ¡Esta es la juventud de Madrid! Varios miles de jóvenes se congregan en el pabellón Madrid Arena en una macrofiesta organizada por el Arzobispado Sentido homenaje de la Misión Joven a Juan Pablo II y a monseñor Romero Pose POR JESÚS BASTANTE FOTO DANIEL G. LÓPEZ MADRID. No hubo alcohol, ni peleas. Nadie montó barricadas, y la Policía no tuvo que intervenir. Y eso que era viernes por la noche y que en la Casa de Campo había convocada, a través del SMS, una kedada juvenil. Más de cinco mil chicos y chicas acudieron a la cita. Para que luego digan que todos los jóvenes somos violentos o no sabemos qué queremos hacer con nuestras vidas. ¡Esta es la juventud de Madrid! Quien habla es Pablo, 19 años, estudiante de Farmacia y que, como muchos otros, acudió anoche a la prime- con una Biblia en las zonas de copas de la capital, a orar en cualquier parte y a ponerse del lado del necesitado, especialmente durante los días más crudos del invierno. El objetivo no es otro que acercar la fe a los más jóvenes indicaba un joven seminarista, uno de los dieciséis que este sábado serán ordenados sacerdotes en una ceremonias que estará presidida por el cardenal de Madrid y que servirá como colofón a la fiesta, antes de que una peregrinación de jóvenes viaje a Roma este verano para ser recibidos por Benedicto XVI. Su antecesor, Juan Pablo II, se despidió de Madrid reconociéndose un joven de 83 años Ayer, cuatro años después de su última visita a la capital, los jóvenes de la Villa rindieron un sentido homenaje a Karol Wojtyla. Con la alegría que le demostraron en Cuatro Vientos y Colón, un 4 de mayo, esta vez de 2003. También hubo un emocionado recuerdo para Eugenio Romero Pose, obispo auxiliar de Madrid, fallecido recientemente. Y fiesta, mucha fiesta. Sana, para el cuerpo y para el espíritu nos comenta Pablo. Y yo sé de esto, que estudio Farmacia dijo entre risas, antes de perderse entre el rock cristiano Fiesta sana para el cuerpo Un grupo de jóvenes toca ante el cardenal arzobispo Rouco Varela ra jornada del macroencuentro convocado por las diócesis madrileñas para poner punto final a la Misión Joven El pabellón Madrid Arena fue el escenario de una auténtica fiesta. Por la música, que arrancó a las seis de la tarde con Migueli y concluyó pasada la medianoche con un concierto de Gen Verde, y por la alegría. La de los testimonios de seminaristas, jóvenes y familias, que recordaban los actos organizados durante estos meses, y que llevaron a chicos y chicas de todo Madrid, unidos por la fe en Cristo, a meterse El objetivo no es otro que acercar la fe a los más jóvenes indicaba un joven seminarista a punto de ser ordenado