Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE misma mujer cuenta Antonio González, jefe de Obstetricia de La Paz. En la decisión se tiene en cuenta el tiempo que ha transcurrido entre gestaciones (lo más recomendable es entre 12 y 18 meses) el tipo de incisión (las verticales tienen mayor peligro) y si existió alguna complicación en la cesárea anterior. La realización de una primera cesárea no implica a hacer una segunda en el siguiente parto. De hecho, entre el 50 y el 65 de las pacientes a las que se practica una cesárea da a luz por vía vaginal si no hay factores adversos y no se repite la causa que motivó la primera cesárea. Sin embargo, cuando ya ha habido dos cesáreas previas, la mayoría de los ginecólogos no duda en realizar una tercera- -y casi siempre, la última- -para evitar el riesgo de rotura uterina. Aunque, una vez más depende de los riesgos que están dispuestos a asumir tanto el médico como el paciente. La propia Sociedad Española de Ginecología admite la posibilidad de un tercer parto vía vaginal en mujeres cuidadosamente seleccionadas advierte Benedicto. Otro dato a tener en cuenta es que las cesáreas selectivas, aquéllas que se practican sin que exista condición médica que las justifica, aumentan también la mortalidad neonatal. Al menos, es lo que afirma un estudio realizado por los Centros para el Control Prevención de la Enfermedad de Estados Unidos (CDC) En esta investigación se observó que la mortalidad aumentaba 2,9 veces en las primeras semanas de vida en los bebés de cesárea, comparada con los partos vaginales. Se sabía que la mortalidad en los partos naturales era inferior pero se atribuía a que las mujeres que normalmente se someten a esta cirugía se encuentran en una situación de riesgo. El trabajo, publicado en la revista Birth es el primero que ha evaluado este riesgo en mujeres sin complicaciones médicas. El estudio se realizó con datos referentes a casi seis millones de nacimientos y algo menos de 12.000 muertes neonatales que se produjeron en Estados Unidos entre 1998 y 2001. No se trata de un tema que deba alarmar a la población, pero sí es algo que nos preocupa dado el rápido aumento del número de cesáreas que se realizan en mujeres que no las necesitan explicaba uno de los autores de los CDC, Entre las posibles explicaciones que se aportaban para entender este incremento de la mortalidad, los investigadores señalaban que el parto posee efectos beneficiosos sobre el niño al estimular la liberación de hormonas que favorecen el trabajo pulmonar y la expulsión del líquido de los pulmones para compensar la compresión que sufre el feto en el canal del parto. La OMS elaboró recientemente un estudio similar en América Latina con conclusiones parecidas. Aunque, en opinión del ginecólogo Antonio González, los medios técnicos de los que se disponen suplen la falta de hormonas que recibe el bebé en la cirugía. Al menos, desde su propia experiencia. Intervención de cirugía ocular en Estados Unidos AP Los efectos del parto Terapia génica contra la ceguera Médicos del Reino Unido han realizado el primer tratamiento con terapia génica para corregir una ceguera hereditaria provocada por un gen defectuoso TEXTO: N. R. C. Sin indicación Beneficios y riesgos Evitar la segunda cesárea Es una máxima de la práctica obstétrica, siempre que sea posible. Cada nueva cesárea aumenta el riesgo de rotura uterina, una de las mayores complicaciones. El riesgo de que la bolsa uterina se rompa con los trabajos del parto sólo alcanza el 1 procentaje menor que los posibles problemas que pueden surgir durante otra cesárea. Sólo bajo indicación médica Algunas mujeres tienen una falsa sensación de seguridad. Piensan que los riesgos del parto con la cesárea se reducen. No es cierto. Es una cirugía con posibilidad de infecciones, hemorragias... Menos problemas de suelo pélvico Sí es verdad que las mujeres que han dado a luz con la ayuda de la cirugía tienen menos patología de suelo pélvico. Los partos vaginales favorecen el prolapso de los órganos de la pelvis y la incontinencia urinaria o fecal, frecuente en la edad adulta. Indicaciones Mujeres con problemas de salud, como afecciones cardiovasculares, bebés de gran tamaño, no dilatación, presentación de nalgas, sufrimiento fetal son candidatas a la cesárea. l hospital oftalmológico Moorfields y el University College de Londres (UCL) han puesto en marcha un ensayo clínico para valorar la eficacia de la terapia génica en un tipo de ceguera hereditaria llamada amaurosis congénita de Leber La enfermedad está causada por un único gen defectuoso, el RPE 65. Las personas que lo heredan sufren una de las formas más precoces y severas de todas las distrofias de la retina con pérdidas de visión notables desde los primeros meses de vida. Ahora estos enfermos pueden soñar con recuperar la visión perdida con un procedimiento experimental. El tratamiento consiste en inyectar copias normales del gen defectuoso RPE 65 en las células de la retina, utilizando un virus inofensivo como vehículo para transportarlo. La operación requiere una gran precisión. La aguja debe atravesar el globo ocular para depositar el gen corrector entre dos capas de células que componen la retina. Una vez corregido el defecto, las células del epitelio pigmentario de la retina se restaurarán y podrán ayudar a los fotorreceptores a detectar la luz. Después estas células podrán enviar impulsos nerviosos al nervio óptico para transmitir la información al cerebro. E Los primeros enfermos ya han recibido el tratamiento, según anunció el pasado martes el Hospital Moorfields. Pero aún no se sabe cómo funcionará. Probablemente pasarán meses antes de que pueda evaluarse su eficacia. Hasta el momento, ninguno de los enfermos ha sufrido complicaciones. En experimentos con una raza de perros que padece este mismo problema de visión, se ha demostrado que la terapia logra recuperar la visión. Más del 70 de los ensayos con terapia génica que se han realizado se han realizado con enfermos de cáncer y pacientes con problemas de inmunidad como los de los llamados niños burbuja Sin embargo, es la primera vez que se aplica en problemas de visión. Robin Ali, profesor de Genética Molecular Humana de la UCL, ha manifestado su confianza en este tratamiento experimental en un comunicado. Probarlo por primera vez en pacientes representa un gran salto en la utilización de la terapia génica para tratar diferentes enfermedades oftalmológicas El ensayo está financiado por el Ministerio de Salud británico. En su desarrollado también participa Targeted Genetics una empresa de biotecnología de Estados Unidos.