Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 S 6 LOS SÁBADOS DE LUGAR DE LA VIDA Rien de rien on la misma duda con la que asisto al desenlace de las presidenciales francesas, escucho las canciones de la película La vie en rose Desde que mi madre, que tiene los discos de vinilo de Edith Piaf, repitiera en voz baja, en la parte de atrás del coche, a mí me parece que ésta no es Edith Piaf, ella arrastraba más las erres lo cual parece imposible escuchando la banda sonora de la película; no dejo de preguntarme si es su voz la que se oye, o una imitación, es decir, lo que los plagiadores llaman, en el colmo de la ruindad, un homenaje Resulta curioso lo que te ocurre viendo esta película, pues al contrario de otros musicales donde te echas a temblar cuando empieza a sonar la musiquilla y piensas, por favor que no canten, que no canten como cuando vas durmiendo en el tren y no quieres que pare porque te despiertas; en La vida en rosa ocurre todo lo contrario y te pasas la película pensando, por favor, que cante, que cante y si cortan una canción, te revienta, porque esta película en casi ningún momento está a la altura de la voz de Edith Piaf. Empero hay uno que es para mí lo mejor de la cinta, cuando se despierta Edith Piaf con un camisón negro y va recorriendo la casa buscando un reloj y una realidad y un sueño que no encuentra y que desemboca en el escenario y en L hymne a l amour esa canción en la que llora y canta su propia vida y su propia letra. Es aquí donde se ve que la voz solo es una, que por más que Edith Piaf sea muchas voces, la del niño, la del señor, la del gorrión creativo, es una sola vida la que ha caminado pisando cristales rotos para cantar de esa manera, y aunque yo sea incapaz de distinguir su voz de la voz de su imitadora, como soy también incapaz de distinguir un cuadro de su copia, solo ella, Edith Piaf, tiene heridas en los pies, y ni el más mínimo dolor, su plagiadora. No es que su voz sea especialmente bonita, ni potente ni dulce ni baja ni grave, es que se nota en su voz toda la compasión por la hermosa crueldad que es la vida. Y el que la copia, no es nada. Nada de nada. C Mónica FernándezAceytuno La cesta de la compra está condicionada por nuestro estilo de vida y una demanda de productos saludables ABC ¡A la mesa! Precocinados, pero sanos TEXTO: LUIS DOMINGO Lácteos sorprendentes, helados exóticos, congelados gourmet El Salón de la Alimentación de Ifema ofrece lo último de un sector clave para la salud y el bolsillo el 8 al 11 de mayo se celebra en Madrid SAL, el Salón de la Alimentación, en el recinto de Ifema, donde se presentarán todas las novedades del sector. Pero aunque esta feria esté cerrada al público, ese público es el gran protagonista del encuentro: sus tendencias de consumo, sus gustos, sus demandas presentes y futuras. Y entre las tendencias destaca la del creciente consumo de platos precocinados y congelados, a menudo muy criticados, confirmada por un estudio muy amplio del Instituto Nacional de Consumo. Afortunadamente, y en el Salón queda claro, la presión de consumidores y las exigencias médicas han estimulado la puesta en el mercado de preparados cada día más naturales (aunque resulte paradójico) con niveles de sales y grasas más adecuados y control sobre los conservantes. Según el Ministerio de Agricultura, el pasado año se consumieron 492,62 millones de kilos de platos preparados industrialmente (un 1,7 por ciento más que en el ante- D rior) Las Comunidades que más los emplean son Cataluña (13,38 kilos por persona) Madrid (12,55) y La Rioja (12,35) mientras que las que menos los demandan son Navarra (6,89) y Galicia (6,37) Los jóvenes independizados, los adultos solos y las parejas con hijos pequeños resultan los mayores consumidores, por razones de tiempo o de pereza culinaria. Los jóvenes consumen una media de 21,5 kilos por persona, los adultos, un 18,5 y las parejas de un 8 a un 9,3 kilos por cabeza. El precocinado estrella es la pizza y destaca el esfuerzo del sector por adaptarse a necesidades y paladares (Bajamar Séptima, empresa de Pescanova tiene una línea de más de 100 referencias) Pero los sabores caseros pisan cada día más los talones de las pizzas: caldos, ensaladas, bacalao, berenjenas rellenas, ternera en salsa... Lo mismo que la gastronomía tradicional española, desde las fabes con chorizo al marmitako... Fórmulas calientes y frías para comidas y cenas cotidianas, que presentan Casa Mas, Delicatessen La Ermita, Fuentetaja, Alinaco... Y crece un consumidor más interesado en alimentos sanos y equilibrados, aunque todavía relativamente novedosos en nuestros frigoríficos. los elaborados de soja. Por ejemplo, hamburguesas, que casan muy bien con mostaza o salsas de otro tipo. Sojasun, además de esta alternativa a la carne, tiene una gama de pastas y arroces preparados, verduras con cereales. Platos que componen un menú equilibrado... ¡por menos de 300 calorías! Tendencias de consumo Según el Instituto Nacional de Consumo, somos de compras cada vez más espaciadas, al tiempo que aumenta la congelación doméstica. Vamos al plato único y a los menús que requieran poca elaboración. Demanda de precocinados en envase para tomar ante el televisor. Comidas a domicilio (pizzas, chinos, caterings... Alimentos con ingredientes naturales, sin salsas ni condimentos. Más presencia en los hogares de productos dietéticos, enriquecidos y concentrados de nutrientes, aunque no como sustituyos de comidas. Redefinición de lo natural admitiendo en el concepto precocinados elaborados con elementos naturales reconocibles. Tendencia a realizar dietas periódicas por razones de salud y estética, y búsqueda de la calidad sobre la cantidad.