Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Elecciones presidenciales en Francia SÁBADO 5 s 5 s 2007 ABC ¿UNA MUJER EN EL ELÍSEO? La izquierda no se resigna a los sondeos y toma la calle, pero sólo con rascar un poco se descubre la Francia conservadora que, aunque huye del machismo, descarta a la candidata socialista. POR LUIS DE VEGA ENVIADO ESPECIAL MARSELLA. Bajo la lluvia, unas 500 personas acuden al llamamiento de distintas organizaciones de izquierdas para que los franceses hagan un último esfuerzo. Detrás de ellos, en el Puerto Viejo de Marsella inaugurado por los griegos hace 26 siglos, se alinean los yates y los veleros. Una camioneta sostiene los altavoces y sirve de improvisado escenario. Sindicalistas, comunistas y responsables del colectivo Educación Sin Fronteras piden el voto para Ségolène Royal como antídoto contra la catástrofe que se avecina con la victoria del candidato conservador, Nicolás Sarkozy, que anuncian los sondeos para mañana domingo. Papeles para todos reclama una de las pancartas en consonancia con los discursos de los que van hablando ante un auditorio escaso pero multirracial. Entre ellos se encuentra el profesor Florimond Guimard, denunciado por oponerse a la expulsión del padre sin papeles de unos alumnos. El electorado de izquierda sabe que nunca una mujer ha estado tan cerca de ocupar la jefatura del Estado francés en la era democrática y tratan de mantener sus esperanzas. En muchas ciudades de Francia se multiplican este tipo de actos casi a la desesperada y más contra Sarkozy que a favor de Royal, en los que se pide asistir con cacerolas o cualquier otro signo de cólera Programa posible Esa es gente más ruidosa, pero también hay jóvenes en el otro lado explica Michel, de 66 años, en referencia a los que apoyan a Nicolás Sarkozy, que tiene un programa que es posible A Ségolène Royal se le irá el tiempo en lo que discute con los sindicatos augura este ingeniero jubilado en caso de que salga elegida la candidata. Insiste en que no se trata tanto de no querer a una mujer en el Palacio del Elíseo como de una propuesta interesante y eficaz En la calle, sin embargo, también es fácil toparse con los indecisos, esos a los que las encuestas cargan con la responsabilidad de ser el voto que decidirá el ganador. Nada cambiará gane quien gane comenta acorde con la importante corriente pesimista Remy, un electricista de 24 años que aún no sabe si votará en blanco o a Sarkozy Junto a él, sentada en un banco de la estación de tren de San Carlos, interviene Fátima, una tunecina de 47 años. El que gane que nos dé de comer y ¡Viva Francia! Angela Merkel, recibe en Berlín la despedida de Jacques Chirac como presidente de Francia AFP Berlín dice adieu a Chirac Merkel parece abrigar con Sarkozy más esperanzas para la próxima salud del Tratado Europeo RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Una rosa del jardín de Adenauer es lo que se llevó Chirac de su última visita presidencial a Alemania. La cena fue alemana a petición francesa: lacón con puré de guisantes y cerveza; Chirac pidió la Marcha de Lorena la cancioncilla popular sobre Juana de Arco. ¿Alguien pudo pensar que era un guiño a Ségolène, así caricaturizada a veces frente a Napoleón Sarkozy? En el patio de la cancillería y ante la estatua de Chillida rendía honores la Brigada Germano- Francesa. La canciller recordó el viva Alemania, viva Francia con que Chirac inauguró en 1999 el nuevo Reichstag y con un vive l amitié franco- allemande! en francés lo corrigió ahora Merkel, siempre atenta pero nunca entregada. El hecho de realizar mi último viaje oficial a Alemania es importante para mí y tiene un gran valor simbólico dijo Chirac con cierto sentimiento, y tras haber cohabitado con tres cancilleres distintos, mirando al viejo Reichstag. El presidente recordó cómo la amistad franco- alemana ha reforzado la paz y la democracia europea y, volviéndose a Merkel, le dijo: Bajo tu presidencia (de la UE) se está logrando ya mucho La prensa ha destacado el to-