Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA SÁBADO 5 s 5 s 2007 ABC RELIGIÓN Una curación milagrosa, clave en la beatificación En 2005, los consultores médicos aprobaron por unanimidad la curación milagrosa presentada para la beatificación. Se trataba del caso de sor María José Rodríguez Yanes, a quien le desapareció de forma inmediata y sin tratamiento, una neoformación fibrosa que ocupaba todo el lóbulo izquierdo hepático y hacía cuerpo con el estómago, que le había surgido en mayo de 1991. Un mes después, y casi desahuciada, sor María José se recuperó y fue dada de alta. Luego se le practicó un TAC, que determinó la desaparición total de la masa. La religiosa y sus hermanas habían pedido la intercesión de la nueva beata para su curación. La Madre Carmen del Niño Jesús, junto a las primeras religiosas de la congregación que fundara en Antequera ABC Casada, viuda, monja... y beata Antequera acoge mañana la beatificación de la Madre Carmen del Niño Jesús, la segunda que se celebra en España s La nueva beata supo conciliar su vocación con su vida matrimonial para, una vez viuda, convertirse en fundadora de una congregación POR JESÚS BASTANTE MADRID. Todos mis sufrimientos los doy por bien empleados con tal de que se salve un alma Este pensamiento resume la vida y obra de María del Carmen González Ramos, más conocida como la Madre Carmen del Niño Jesús, que será elevada a los altares mañana en su localidad natal, Antequera (Málaga) La ceremonia de beatificación, la segunda que se celebrará en España después de la nueva normativa impulsada por Benedicto XVI, estará presidida por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, José Saraiva Martins, y contará con la presencia, de una veintena de prelados, así como de 200 sacerdotes. Junto a ellos, más de diez mil peregrinos llegados de toda España e Iberoamérica, que esta tarde asistirán a una ceremonia de acogida en la plaza de toros de Antequera, cuyo recinto ferial ha sido acondicionado para albergar la ceremonia religiosa. Muchos de ellos son personas sin recursos, que quieren agradecer con su presencia el carisma de la fundadora de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones y su vocación a la atención a los más necesitados. Y es que la vida de María del Carmen González Ramos ha sido cuando menos excepcional, tanto por los frutos de su vocación como por los avatares que tuvo que padecer a lo largo de su existencia terrena. Nacida en Antequera el 30 de junio de 1834, la nueva beata cultivó desde el comienzo de su vida una sensibilidad espiritual, la misma que con 53 años le llevó a profesar sus votos. La afición al juego de su marido dieron comienzo a una etapa larga y difícil en la vida de la nueva beata, quien lejos de amilanarse, como mandaban los cánones de la época, consiguió con sufrimiento, entrega total, paciencia y bondad que su esposo se convirtiera y acabase sus días pidiendo perdón por sus extravíos y enmendando su vida. Sin embargo, poco después de lograr encauzar su matrimonio, a los 47 años de edad, la futura Madre Carmen del Niño Jesús enviudaba. Su matrimonio no le había dado hijos, lo que, en cierto modo, permitió que los caminos del Señor la llevasen a retomar el pensamiento que, 25 años antes, había llegado a entrar en su corazón: hacerse religiosa. Con la orientación del padre capuchino Bernabé de Astorga, María del Carmen trató de buscar la voluntad divina sobre su vida y el modo de, como ella misma decía, enseñar a las almas a conocer y amar a Dios Los niños pobres y su falta de cultura y fe llamaron con fuerza la atención de la nueva beata, quien terminó por abrir las puertas de su casa, que se convirtió en una pequeña escuela pra niñas. Varias jóvenes, que compartían con María del Carmen su inquietud por los más desfavorecidos, se unieron a su tarea, colocándose la semilla de lo que sería una congregación religiosa. Antes, ingresó en la Tercera Orden Franciscana Seglar, que por su especial configuración no exigía votos ni realizaba profesión. Al verse desbordadas todas sus expectativas- -la casa se les hizo pequeña- -y aconsejada por el padre Bernabé, María del Carmen se animó a fundar la Congregación de Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones. Tras pedir la autorización del Obispado, éste les cede la iglesia de la Victoria de Antequera, que tras la desamortización de Mendizábal había quedado abandonada. Las mujeres se instalan en un convento anexo a la iglesia, ingresando como postulantes, pasando por el noviciado y profesando, finalmente, a los 53 años de edad. La vida de la ya Madre Carmen del Niño Jesús pasó entonces por una nueva y dura prueba, aceptando las dificultades, calumnias y oposición dentro incluso del instituto religioso. Sin embargo, la congregación continúa creciendo y pronto abre nuevas residencias. Durante su vida, la Madre Carmen abre once casas, no sólo para enseñanza, sino también para atención a enfermos, guardería o escuela nocturna. El 9 de noviembre de 1899, a los 65 años de edad, fallece. En la actualidad, como resaltó la superiora de la orden, madre Sagrario, la congregación se extiende por España, República Dominicana, Puerto Rico, Nicaragua, Venezuela y Uruguay, y cuenta con colegios, guarderías, residencias de ancianos y comedores, además de ofrecer pastoral de adultos En todas ellas está presente el espíritu de la nueva beata: Cuando miro al cielo- -decía- se acrecientan mis deseos de ir por esos mundos a enseñar a las almas a conocer y amar a Dios Más información sobre la beatificación en http: www. madrecarmen. org En todo el mundo Calendario de actos 5 de mayo: 18 horas. Acto de acogida a los peregrinos en la plaza de toros de Antequera. 6 de mayo: 11 horas. El recinto ferial de Antequera acogerá la solemne ceremonia de beatificación, presidida por el cardenal Saraiva. 7 de mayo: 10 horas. La iglesia de Nuestra Señora de los Remedios albergará una Eucaristía de Acción de Gracias. 8 de mayo: festividad de la beata Madre Carmen del Niño Jesús. Misa presidida por monseñor Dorado Soto. Matrimonio y viudedad Sin embargo, a los 22 años el amor se cruzó en el camino de María del Carmen, quien contrajo matrimonio, contra el criterio de sus padres, con Joaquín Muñoz del Caño. Como tal santa- -apunta el obispo de Málaga, Antonio Dorado- era una mujer libre, pues lejos de aceptar el matrimonio que le habían preparado se casó por amor con un hombre once años mayor que ella, que no era del agrado de los suyos y le hizo sufrir mucho Una nueva orden La orden cuenta con colegios, guarderías, residencias de ancianos y comedores en España e Iberoamérica