Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN SÁBADO 5 s 5 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero MAÑANA EN ABC El peor enemigo está en casa FOLCLORE Y DESTRUCCIÓN DE ESPAÑA nadie se le oculta que la historia y desventuras de Isabel Pantoja no podrán ocultar durablemente otros insondables problemas nacionales. El Times de Londres trata la historia de la Pantoja en un tono ácido. Pero el folclore, las sospechas de corrupción, las desventuras sentimentales, etcétera, se perciben orquestadas en alguna medida que quizá vaya más allá del mero espectáculo folkclórico- fiscal. Por su parte, el Telegraph londinense ofrece al lector anglosajón una perspectiva más atroz de ese y otros problemas de fondo: España se ha convertido en un libro de texto para explicar cómo una economía descontrolada, acompañada de la corrupción inmobiliaria, puede destruir un país muy bello Y es el Economist, el semanario financiero más influyente de Europa, quien consagra un editorial y una crónica a los estragos pasados, presentes y venideros de la crisis inmobiliaria. En su editorial, el Economist insiste en la gravedad de fondo: más allá de la imprevisible fragilidad de ciertos grupos inmobiliarios, más allá de las amenazas que pudieran pesar sobre las familias, el problema es la irresponsabilidad de una gestión pública que no ha sabido ofrecer a España otras alternativas y un futuro menos hipotecado a la especulación inmobiliaria, la mano de obra barata, la ausencia de competitividad y el dinero barato. En un amplio análisis sobre los puntos débiles de la economía española, el Economist escribe: En privado, algunos banqueros y grandes empresarios se inquietan por el futuro de las ambiciones internacionales de algunos grupos españoles, que están demasiado endeudados El Economist cita un punto débil: un país tan pequeño como Israel tiene más empresas innovadoras que España. También habla del dinamismo de un sector punta: la pronta moda a bajo precio. Y termina con una nota optimista de Patricia Botín: estaría bien que España fuese la Florida de Europa, pero tampoco estaría mal aspirar a ser la California europea. A Soy un ciudadano español, ya entrado en la tercera edad, que recibí con esperanza el advenimiento de la democracia, pues teníaoídoquegarantizaríaporleylos derechos de los ciudadanos de forma indiscriminada. También creía que todos los aspirantes a representar al pueblo serían personas respetuosas, honestas y con un nivel de formación intelectual, ético y moral suficiente para prever, analizar, plantear y resolver adecuadamente los problemas sociales y políticos con el único objetivo de mejorar el nivel de vida de todos los ciudadanos. Pensaba que el partido en el Gobierno y los de la oposición tratarían de coordinarse para plantear los problemas sociales desde ópticas distintas y resolverlos de forma más eficaz. En fin, pensaba que con la llegada de la democracia viviríamos en una sociedad integradora, bien regida, que estimularía a todos los ciudadanos a solidarizarse con los demás para mejorar la convivencia y el nivel de vida. Lamentablemente, la experiencia vivida va incrementando mi desilusión a alta velocidad, pues nunca me pude imaginar que un Gobierno democrático diera al grupo terrorista ETA el trato político que le está dando el Gobierno actual, en contra de la opinión de la mayoría absoluta de los ciudadanos. ¿Qué entiende por democracia el Gobierno de ZP? Es un desprecio a la sociedad democrática ver pasear por la calle al terrorista De Juana y escuchar a responsables políticos delegar su responsabilidad en decisiones de jueces de dudosa profesionalidad e independencia. Pero es más preocupante contemplar la posibilidad de que personas más o menos directamente ligadas al terrorismo puedan llegar a ocupar cargos representativos en distintas instituciones públicas, en contra de la mayoría absoluta de la ciudadanía. Una vez más se evidencia la sabiduría popular, recogida en el refranero español: El peor enemigo está en casa Daniel Poyo Ruiz Santander casas, las hadas de las que nadie se ha sabido acordar... Una ley por la igualdad, gracias. Pero aún queda mucho por caminar. Claudia Aznar Gracia Zaragoza Cultura En los últimos años, muchos conceptos han sido devaluados drásticamente por los personajes de la vida pública. En particular, resultaasombrosovercómohaperdido su sentido original el concepto cultura Mientras que antaño sólo se consideraba culto a alguien que ostentara erudición- -en mayor o menor grado- hoy en día cualquier personajillo con muy poca vergüenza y mucha cara dura se autodefine como representante de la vida culturalespañola Actores, cantantes y demás pseudoartistas se pasean por el panorama de la vida pública española como si el mundo les perteneciera. Estoy seguro de que la mayoría de estos individuos no merecen ser incluidos en lo que de verdad es el mundo de la cultura ¿Podría algún actor de esos por los que suspiran las adolescentesdecirquiéninventólaimprenta? ¿Sería capaz algún cantante deocasiónde recordarcuándoinvadieron los musulmanes la Península Ibérica? Seguramente la respuesta sea, en la inmensa mayoría, un contundente no Sinceramente, prefiero ser alguien de la calle y poder responder aestas preguntas a ser famoso y no ser capaz de ello. Pablo Ortega Sánchez de Lerín Madrid to estipula los limites de velocidad en los diseños del trazado de las carreteras que construye está configurando en los conductores unos patrones de conducta condicionados por la señalización: limitar la velocidad a la baja, como sistema, en cualquier curva, ya sea de amplio radio, peraltada, con visibilidad... lo único que genera es que las señales de trafico sean sólo un referente a considerar, pero no una advertencia real del trazado. Es difícil acomodarse a las señales de limite velocidad porque están en su mayoría obsoletas, mal colocadas o simplemente son inadecuadas- -120 kilómetros por hora en los llanos de Valladolid, lo único que provocan es sueño, distracción, fatiga y falta de concentración- Esto es, bajo mi experiencia, otra de las causas de que se produzcan accidentes de trafico: la falta de credibilidad en la señalización. Pero a los señores de Trafico parece que sólo les interesa hacer caja y echarnos la culpa de todo lo que pasa, sin esforzarse en medidas inteligentes y baratas, como adecuar la señalización al siglo XXI o destinar parte de lo recaudado a la seguridad de la vía. Carlos Arilla Vilches Galapagar (Madrid) ¿En qué piensan los adolescentes? Seis adolescentes nos abren la caja de sorpresas de la edad de la inocencia: la pubertad. Viven la etapa más frágil, andando entre los descubrimientos agridulces y las contradicciones y sufren la incomodidad de verse distintos cuando aún son los mismos por dentro. Madre Carmen Hace 23 años, el difunto Juan Pablo II reconoció las virtudes heróicas de la antequerana Carmen González Ramos, más conocida como Madre Carmen, fundadora de las Franciscanas de los Sagrados Corazones. Esta incansable monja, maestra de niñas pobres y huérfanas, apóstol del Amor de Dios, será beatificada en su pueblo, para alegría de toda Málaga, el próximo domingo. Es una grata noticia para la Iglesia malagueña. Juan Luis Martinez Madrid Antequera (Málaga) Movilidad laboral, una asignatura pendiente Según informa esta semana Infoempleo, la aldea global demanda profesionales con muchas ideas, pero escaso equipaje. Sin embargo, España sigue siendo uno de los países que menos líderes exporta. Esa es una de las conclusiones que se desprende de los estudios elaborados en el año 2006. Accidentes de tráfico Poniendo 1.000 ojos a este puente de mayo, en la ruta MadridAsturias por la A- 6, creo que el señor Pere Navarro se equivoca al echar la culpa de casi todos los accidentes a los usuarios de las carreteras. Cuando Fomen- Hadas de casa Desayuno, comida, cena, ropa limpia, los niños en el cole, los deberes hechos, la cama hecha, la mesa puesta, y la sonrisa también... Una jornada interminable ¿Quién dijo que vuestra jornada debía durar más de ocho horas? Amas de casa, ¿por qué nadie os recuerda y, sin embargo, todo el mundo os conoce? Vosotras, las diosas de la economía doméstica, las hadas de las Anuncios Como cada domingo, nuestro periódico ofrece este suplemento en el que el lector encontrará todo lo que necesite