Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CIENCIAyFUTURO Medio Ambiente VIERNES 4 s 5 s 2007 ABC EL LARGO PEREGRINAJE DE LA CARETTA CARETTA 1 El principal punto de cría de la tortuga boba está en aguas del Caribe, desde Florida, donde tiene su santuario más protegido, hasta Centroamérica, con especial concentración en México Florida México Ce oa ntr mé rica 2 Una vez que su tamaño se lo permite, emprenden la travesía del Atlántico Norte a nado. Más de 5.000 kilómetros hasta el Mediterráneo occidental. Entre 12 y 15 años más tarde, regresan a sus playas de origen para aparearse 3 En el Mediterráneo oriental, crían en Turquía, Grecia y Chipre, aunque cada vez en menor número. Desde allí se desplazan al Mediterráneo occidental en busca de alimento Cabo Verde 4 La Caretta caretta es una de las especies de tortuga más comunes y amenazadas. Otros lugares de cría en el mundo son Brasil, Cabo Verde, Omán, Japón y norte de Australia Tortugas bobas en la costa de la muerte La Caretta caretta es la más abundante de nuestras tortugas, y una de las más amenazadas. Cría en las costas de la Florida y Centroamérica, migra cruzando el Atlántico y más de 20.000 ejemplares al año mueren enganchadas en los palangres españoles POR S. BASCO MADRID. La tortuga boba, Caretta caretta es una de las especies de quelonios más comunes, pero también de las más amenazadas. Tienen sus lugares de cría repartidos por todo el mundo, desde las costas orientales de América- -de la Florida hasta Brasil- a las de Cabo Verde; desde el norte de Australia hasta el Mar del Japón, desde el Golfo Pérsico hasta el Mediterráneo oriental... pero buena parte de la población de tortugas bobas del Atlántico norte, y todas las del Mare Nostrum- -Grecia, Turquía, Chipre... -se reúnen en el Mediterráneo occidental, entre las costas españolas y las islas de Córcega y Cerdeña, para alimentarse hasta completar su crecimiento. Una vez alcanzada la madurez sexual, entre 12 y 15 años después de su nacimiento, emprenden el camino de regreso a sus playas de origen para aparearse y desovar. Hace unos meses, los investigadores encargados de la supervisión de sus lugares de cría en las costas de la Florida, las más estudiadas y protegidas del mundo, dieron la voz de alarma al detectar un descenso de hasta el 50 por ciento en el número de hembras reproductoras. La mortalidad no se producía allí, luego algo estaba ocurriendo en algún punto de su emigración al otro lado del Atlántico. Un equipo del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) dirigido por Adolfo Marco, experto de la Estación Biológica de Doñana, ha descifrado lo que podría ser la clave del desastre. Los investigadores han descubierto, mediante análisis de sus genotipos, que más del 75 por ciento de las tortugas bobas que llegan a las costas del sur de la Península Ibérica y Canarias proceden de la Florida. El resto vienen del Mediterráneo oriental y Cabo Verde. Los resultados de este análisis poblacional han sido presentados recientemente en la XXVII edición del Congreso Anual Internacional de Biología y Conservación de Tortugas Marinas, celebrado este año en Carolina del Sur. Devoradora de medusas La tortuga boba es un quelonio que alcanza en su edad adulta hasta 120 centímetros de longitud y 150 kilos de peso. Los ejemplares juveniles que pueblan nuestras costas llegan a 75 centímetros y unos 90 kilos. Son animales solitarios, migradores, y habitan en aguas superficiales, hasta 10 metros, adentrándose en rías y estuarios. Se alimentan de medusas, por lo que son limpiadores de playas, crustáceos, moluscos y peces recuperados de redes de pesca. Crían en playas tropicales y subtropicales. Las puestas oscilan entre 40 y 180 huevos por cada hembra. dado de la madre) y el ADN nuclear; a continuación lo amplificaron y lo genotiparon, determinando así la identidad genética de cada tortuga. Adolfo Marco ha explicado a ABC que una vez que se genotipa el ADN, se caracteriza la estructura genética de cada zona de anidación, y se establece el origen geográfico de cada tortuga migradora hallada en las costas españolas. Sabemos así que más del 75 por ciento proceden de la Florida Si a esta procedencia mayoritaria entre nuestras poblaciones se une el hecho, comprobado por el Instituto Español de Oceanografía, de que la mortalidad de esta especie en nuestras costas alcanza los 20.000 ejemplares anuales que perecen enganchados en los palangres de la flota española dedicada al atún rojo y el pez espada, fundamentalmente, y ello sin contar las muertes producidas por la degradación medioambiental, la conclusión está clara: El descenso en las poblaciones reproductoras de la Florida se debe, en gran medida, a la mortalidad en aguas españolas afirma Marco. Tras su nacimiento, estas tortugas inician una migración transoceánica de 5.000 ki- Una matanza accidental lómetros. El por qué se concentran en nuestras aguas es un misterio, aunque Adolfo Marco considera que puede deberse a su riqueza en pescado, desde el Mar de Alborán hasta las costas de Córcega o Cerdeña Aun así, es llamativo que las Caretta caretta atraviesen el Estrecho de Gibraltar para adentrarse en el Mediterráneo, ya que Marco considera este paso una trampa mortal... Les resulta fácil entrar, pero muy difícil salir porque las corrientes superficiales son de entrada al Mediterráneo; hasta que alcanzan el tamaño y el vigor suficientes para nadar contra la corriente no logran volver al Atlántico El investigador del CSIC estima que la mortalidad de la tortuga boba es especialmente alta en nuestras costas mediterráneas y canarias... Mueren enganchadas en palangres y redes, y envenenadas al ingerir plásticos Marco tiene claro que esta mortalidad tan elevada está causando el colapso de la anidación en la Florida, donde reside la mayor población reproductora del mundo Son muy pocas las hembras- -continúa Marco- -que alcanzan la madurez sexual y logran volver a sus playas de origen, por lo que el reclutamiento de nuevas hembras reproductoras en la Florida es muy bajo, insuficiente para mantener la población Este es un claro ejemplo de la globalización de los impactos ambientales y de la necesidad de colaboración internacional para conservar la biodiversidad concluye Marco. Colapso en la anidación Este es un claro ejemplo de la globalización de los impactos medioambientales Más del 75 por ciento de las tortugas bobas de las aguas españolas proceden de las costas de la Florida Identidad genética Los autores han analizado unas 2.200 muestras de tortugas bobas. Para determinar su lugar de procedencia extrajeron el ADN mitocondrial (here- Alerta en la Florida El palangre, el arte más ecológica y menos dañina La Caretta caretta es conocida en España como tortuga boba, cuenta la tradición marinera, por la gran facilidad con que pueden ser atrapadas con alargar el brazo por la borda, ya que suelen dormir flotando en el agua. A esta facilidad para ser pescadas a mano se une la mala suerte de estas tortugas, ya que caen por millares enganchadas en el arte pesquera que los propios científicos consideran la más ecológica y menos dañina el palangre. Ideada por pescadores españoles en el siglo XIX, esta modalidad consiste en una larga línea principal a la que se amarran numerosas líneas secundarias monofilamento, provistas de anzuelos cebados en su extremo libre. En el Pacífico se utilizan líneas principales de hasta 60 kilómetros, que pueden llevar más de 40.000 anzuelos. Lo corriente en España son líneas de hasta 5 kilómetros, con un máximo de unos 2.000 anzuelos. Dependiendo de la profundidad a la que se tiende la línea la pesca será demersal, o de fondo, semi- pelágica o pelágica, pudiendo elegirse la especie de pez a pescar y su tamaño. Más información sobre la especie: http: www. oceana. org fileadmin o ceana uploads europe reports OCE ANA Tortugas. pdf ABC