Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID VIERNES 4 s 5 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) Un SMS decía: En mayo de 1808, echamos a los franceses; en mayo de 2007, echamos a los maderos Centauros En cambio, en la madrugada del 2 de mayo, fue llamada a actuar una unidad de UIP; es decir, unos 50 efectivos. Una cantidad suficiente para esos hechos indicaron fuentes policiales. Los sindicatos policiales también incidieron en lo ocurrido. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) denunció que se tenía que haber llamado al Cuerpo Nacional de Policía, que es el que tiene experiencia en seguridad ciudadana y en control del orden público y va más allá: Tiene que haber coordinación; creemos que la Delegación del Gobierno, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid se tienen que sentar, hablar y delimitar las funciones de cada Cuerpo Para la CEP, cuando llegan las unidades competentes y especializadas, el resto de unidades, tanto de la Policía Nacional como de la Local, deben retirarse a un segundo escalón para no interferir Por otra parte, y en cuanto a la cronología de los hechos de ambas noches, fuentes policiales precisaron que, el día 1, entró un primer comunicado sobre el botellón que había en Malasaña. Cuando los municipales llegaron, había 700 personas bebiendo. Los agentes fueron insultados, y se retiraron. Luego entró una llamada por el mismo motivo, pasadas las 00.30. Los funcionarios vuelven a ser increpados y padecen la actitud violenta de los alborotadores. A la una, entró otra llamada, que hablaba de una persona herida, pero no encontraron a nadie. La Policía Nacional recibió el mismo comunicado, y cuando llegó empezaron los disturbios. Al día siguiente se convocó a la gente por SMS de móvil e internet para asistir a la algarada. En mayo de 1808, echamos a los franceses; en mayo de 2007, echamos a los maderos rezaba uno de los SMS, indicaron fuentes policiales. Estas frases son las que aparecieron aquella noche en una fachada de la plaza de San Ildefonso y que rápidamente fue borrada. Este llamamiento fue encabezado por jóvenes de grupos de ultraizquierda. Esa segunda noche terminó con cuatro coches patrulla de la Policía Municipal destrozados y dos de la Nacional. Críticas de los sindicatos Los 14 jóvenes procesados, ayer, justo antes de dar comienzo el juicio en la Audiencia Provincial de Madrid JAIME GARCÍA El fundador de los latin kings dice que se dedican a limpiar parques Padrino condenado a 21 años de cárcel por violación, robo y secuestro, es juzgado con otros 13 miembros de la banda por amenazas, lesiones y asociación ilícita M. DÍAZ MADRID. Primera jornada de juicio contra 14 presuntos miembros de los latin kings en la Audiencia Provincial. El fundador y líder de la banda en España, Eric Javier Jara Velastegui, alias Padrino o King Wolverine declaró que esta banda prohíbe cualquier tipo de agresión física, verbal o moral y añadió que fue creada para ayudarse unos a otros dedicándose, incluso, a limpiar parques Jara Velastegui cumple, además, condena de 21 años de prisión por violanción, detención ilegal y robo. El fiscal pide ahora para él otros siete años de prisión por asociación ilícita y coacciones. El acusado asegura también que los latin kings no son una organización criminal sino un grupo de personas que se ayudan mutuamente, luchan contra el racismo, defienden sus derechos y organizan eventos culturales y deportivos indica Ep. La vista que arrancó ayer contra los 14 jóvenes intenta dilucidar su actuación en delitos de coacciones, amenazas y asociación ilícita, así como faltas por lesiones. La Fiscalía solicita un total de 99 años y tres meses de cárcel. Las penas oscilan entre los seis años y nueve meses, y los nueve años de prisión. Padrino declaró que en la banda nadie está obligado a entrar Y no nos gusta que la gente se drogue, se quede hasta las tantas por la noche y no vaya bien en la escuela También conoce el contenido del manifiesto fundacional de los latin kings en España, con fecha de febrero de 2000, en Galapagar, aunque negó que él lo redactara. La Fiscalía cree que Jara Velastegui fundó la banda con otros tres jóvenes, y que ésta se estructura territorialmente en dos reinos: el de Madrid (Inca) y el de Cataluña (Hispano) con la finalidad de cometer infracciones penales contra la vida y la integridad física de las personas. La primera mujer en formar parte del grupo, la española María T. conocida como Madrina reconoció su pertenencia y que se dedicaba a orientar y dirigir la sección femenina Sobre las posibles violaciones de las chicas cuando entran en la banda, María T. dijo que es justo lo contrario A las chicas que entraban se les pedía que no mantuvieran relaciones sexuales con los chicos hasta pasado un tiempo -declaró- aunque aceptó que existe un machismo institucionalizado Por otra parte, el letrado de la acusación particular, Jesús Garzón, manifestó que los tres miembros de esta banda se presentaron en su declaración ante el tribunal como si fueran hermanitas de la caridad, y no lo son En las transcripciones de las intervenciones telefónicas a los procesados se verá realmente las coacciones y amenazas a las que sometían a sus miembros y a los que se querían salir del clan. Las grabaciones son las pruebas para condenarles aseguró el letrado. Reino Inca y Reino Hispano Los Dominican don t play le comen el terreno a los latin kings y los ñetas La banda latina Dominican dont t play (DDP) ha relevado en las calles de Madrid a los latin kings y ñetas según Efe. Fuentes policiales indicaron que, en la actualidad, existen dos capítulos o grupos de ñetas en la región, uno de latin kings -los más resentidos de la actuación de los Cuerpos de Seguridad- -y cuatro o cinco de DDP que se convierte en la banda más potente, con unos 130 jóvenes operativos. Los latins suman cerca de ochenta miembros, y el resto de grupos, minoritarios, unos setenta. Se reúnen en los parques, aunque la Policía Nacional tiene identificados en la ciudad a unos 1.300 jóvenes por su posible relación o pertenencia a estas bandas. No obstante, en el último año, la actividad de estos grupos en la capital ha sido prácticamente inexistente y la acción delictiva ha disminuido notablemente Hermanitas de la caridad