Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA VIERNES 4 s 5 s 2007 ABC Un mosso mata a un enfermo mental que le amenazaba con un pico El fallecido padecía esquizofrenia y tenía un comportamiento muy agresivo MARÍA JOSÉ FRANCO MALGRAT DE MAR. Un episodio de agresividad de un enfermo psíquico de 33 años acabó ayer de manera trágica en Malgrat de Mar (Barcelona) Juan Antonio A. C. murió a primera hora de la mañana a las puertas de su casa, tras recibir un tiro de un agente de los Mossos que se vio acorralado por el joven, quien le amenazaba con un pico, según la Policía autonómica. El padre de Juan Antonio A. C. resultó herido en el abdomen al rebotar una bala. Todo había comenzado unas horas antes. Anteanoche, a las 22.41, la familia llamó a los Mossos porque Juan Antonio, que padecía esquizofrenia, tenía un comportamiento muy agresivo. Una patrulla se desplazó a la casa, situada en la pequeña urbanización Sant Genís, en el Turó d en Dent, para dar apoyo a una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas que pretendía trasladarlo a un centro. Según la información de los Mossos, cuando llegaron a la vivienda el joven mostraba una gran agitación Juan Antonio se puso muy violento se zafó de los sanitarios y logró huir a los bosques que bordean la urbanización. Los Mossos pusieron lo ocurrido en conocimiento del Juez de Guardia de Arenys de Munt, que ya conocía el historial médico y los antecedentes agresivos del joven. Dos patrullas policiales lo buscaron, sin éxito, por los alrededores. A las 05.39 de la mañana, Juan Antonio volvió a casa y se escondió en un coche familiar aparcado en la puerta del garaje. Al ver a los agentes, se metió en la cochera, de donde salió instantes después con un casco en la cabeza y, esgrimiendo un pico de grandes dimensiones y un destornillador, empezó a perseguir a los agentes y a los sanitarios. Los policías evitaron el enfrentamiento para no crisparle más y se alejaron, como aconsejan los protocolos de actuación en estos casos. Los Mossos d Esquadra indicaron que el joven persiguió a uno de los agentes que se retiraba caminando de espaldas para evitar que le atacara por detrás. Juan Antonio A. C. se acercó a corta distancia y, cuando estaba a punto de agredirlo, el mosso disparó en defensa propia según la Policía autonómica. Farruquito ya disfrutará de permisos de salida a partir de septiembre ABC SEVILLA. La a Dirección General de Instituciones Penitenciarias confirmó de forma oficial del segundo grado penitenciario para Farruquito, el mismo que se le aplicó el pasado 16 de enero, cuando entró voluntariamente en la cárcel, El informe incluye, asimismo en su notificación, que el centro de cumplimiento seguirá siendo la prisión provincial de Sevilla II, la más cercana a su domicilio, tal y como recomendó meses atrás la Junta de Tratamiento. El segundo grado, el que habitualmente se adjudica a todos los presos en fase de cumplimiento de su condena, implica que hasta el próximo mes de septiembre, cuando cumpla un cuarto de la pena, no podrá empezar a disfrutar de permisos de salida. Pasado ese tiempo el preso tendrá derecho a 36 días al año, 18 días en cada semestre, en los que podrá salir de la cárcel. De igual forma, queda descartada la otra opción que se barajaba como posible y que era el tercer grado o régimen abierto, por el que sólo tendría que pernoctar en la cárcel. Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito debe cumplir una condena de tres años de cárcel por el atropello mortal de un peatón en septiembre de 2003, cuando el bailaor conducía su coche BMW sin tener permiso de conducir ni seguro y darse a la fuga. Muy violento La casa en la que habitaba el hombre que fue abatido por un mosso d esquadra YOLANDA CARDO El agente se vio acorralado por el joven y disparó al menos tres tiros en defensa propia Uno de los proyectiles rebotó y alcanzó al padre de la víctima en el abdomen. Fue operado en Calella Los padres habían llamado a los servicios de urgencia, pero el joven se escapó a los bosques cercanos El joven cayó gravemente herido sin que el personal de la ambulancia pudiera salvarle la vida. El agente hizo al menos tres disparos. Una de las balas, no se sabe si la misma que mató a Juan Antonio, rebotó y alcanzó en el abdomen al padre. J. A. M. de 60 años, que ingresó en el Hospital de Calella, donde se le intervino quirúrgicamen- te. Al mismo centro fue trasladado el policía, de entre 25 y 30 años y que se encontraba en estado de choque por lo ocurrido. Aunque no se ha facilitado información sobre él, se sabe que no era un agente en prácticas y que, justamente hoy, comenzaba unos días de vacaciones. El titular del Juzgado de Instrucción 1 de Arenys de Mar ha Aficionado a los bares y a tocar la flauta, lo que molestaba a los clientes Los dueños del bar El Plato de Malgrat estaban sorprendidos. A su local solía acudir el joven muerto hasta que hace aproximadamente una semana le prohibieron la entrada. Según explicaban, Juan Antonio tenía un comportamiento cambiante, a veces hablaba muy fuerte y, sobre todo, tocaba la flauta, algo que molestaba a algunos clientes. No hace mucho, los padres fueron a buscar a su hijo al local, pero se encontraba en otro cercano. La madre, con quien lo había visto discutir alguna vez, explicó a la dueña de El Plato que su hijo tenía problemas y que iba a llevar a los establecimientos a los que acudía un certificado médico para que no le sirvieran alcohol. Anteanoche, sobre las ocho o las nueve, lo vio pasar solo por delante de su bar. confiscado el arma hasta que acabe la investigación y hoy tomará declaración al mosso De momento, los Mossos no se han planteado ninguna acción disciplinaria porque entienden que el juez, aparte de requisar el arma, no ha adoptado medidas cautelares. En la vivienda familiar del Turó d en Dent nadie contestaba ayer a las llamadas de los periodistas. El coche en el que Juan Antonio A. C. se escondió al volver del bosque, permanecía en el mismo lugar. En el suelo del asiento del copiloto había unos alicates, una barra de seguridad para inmovilizar el volante y otros objetos metálicos que quizá el joven pretendió utilizar antes de coger el pico del garaje. La urbanización Sant Genís, con una decena escasa de viviendas, aparecía vacía y repleta de primavera. Con una visión lejana pero nítida del mar, en los caminos de acceso a las casas no había muestra alguna de lo vivido horas antes. Hasta 4 años de cárcel a una gitana por rapar el pelo a una amiga EFE BARCELONA. Una joven de Barcelona se enfrenta a una condena de hasta cuatro años de prisión por haber cortado el pelo a tijeretazos a una amiga de quien sospechaba que tenía una relación con su novio, en cumplimiento de una ley gitana que aplica ese castigo a las mujeres que se entrometen en un matrimonio. En la Audiencia de Barcelona se celebró ayer el juicio contra María Magdalena G. quien no ha tenido reparos en reconocer que cortó la melena a la víctima para castigarla, pero ha insistido en que su amiga no se resistió a que le cortaran el pelo porque, aunque es paya, conoce esa ley y la acató.