Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Revuelo nacional por la detención de Isabel Pantoja VIERNES 4 s 5 s 2007 ABC Por favor, no le pongan esposas El ruido mediático de la detención de Isabel Pantoja es consecuencia de las filias y fobias que suscita. Desde que defendió su virginidad cuando su boda con Paquirri hasta sus besos en pleno Rocío con Muñoz, la tonadillera nunca se ha bajado de los titulares POR BEATRIZ CORTÁZAR MADRID. Javier, ¿qué es esto? fue lo primero que Isabel Pantoja preguntó a uno de sus abogados, Javier Saavedra, cuando las funcionarias de Policía entraron en su casa de La Pera en Marbella. Eran algo más de las once de la noche. En su casa estaban su hermano Agustín, su madre, Ana, y su hija Isabel, puesto que su otro hijo, Kiko, había salido. Averíguame qué está pasando reclamó al letrado. Saavedra le pidió que le pusiera al teléfono con una de las funcionarias, quien le confirmó que era sospechosa de un presunto delito de blanqueo y fraude a Hacienda. Antes de colgar hubo una petición por parte del abogado: Si no es imprescindible, por favor, no le pongan las esposas Con una coleta y gafas oscuras abandonó su domicilio. Salió por la misma puerta que cruzó su pareja Julián Muñoz el pasado 19 de julio, cuando fue detenido tras una inspección policial en la vivienda. Por sus palabras y su tono, Saavedra asegura que Isabel estuvo entera. Dentro de los mil rumores que siempre la rodean, se habían dicho cosas como que su hijo Kiko se había enfrentado a la Policía o sus llantos para que no la esposaran. Falsos rumores. Pantoja salió de su casa y pasó la noche en el calabozo de Málaga. Desde ese momento sus abogados se pusieron a trabajar. Saavedra y Graciela Otondo hablaron por teléfono. La letrada se trasladó esa noche hasta Málaga para ocuparse de la defensa. Por su parte, el abogado de los famosos avisó a dos de sus colaboradores, Ignacio Prieto y Eva Río, para que acudieran a los calabozos y le llevaran ropa. Saavedra se encarga de la defensa de Julián Muñoz y cree que puede haber un conflicto de intereses. Anoche anunció que no iba a continuar ejerciendo la defensa de la cantante, pues Julián Muñoz es una cosa y Pantoja otra Además explicó que el ex alcalde de Marbella está muy afectado por la detención de Isabel Pantoja. Por la mañana, la citada Otondo y José Ángel Galán acudían al Juzgado número 5 de Marbella. La relación de Isabel con Otondo se remonta a quince años atrás. Desde entonces siempre se encargó de sus asuntos legales, hasta que la tonadillera se ennovió con Muñoz y, por consejo del ex alcalde, recurrió a Saavedra para interponer una serie de demandas por derecho al honor y la imagen, como las que puso a Mayte Zaldívar o Mila Ximénez (la próxima cita en el Juzgado será el 7 de mayo) y más recientemente las que ha puesto su hijo Kiko. Ayer, Graciela fue de nuevo su mejor apoyo. Juntas esperaron la decisión tras prestar declaración durante cerca de tres horas. Isabel está agotada, muy euros Igual que Mayte Zaldívar. El ruido mediático que ha causado la detención de Pantoja es consecuencia de las fobias y filias que siempre ha generado. En su caso, del amor al odio hay más que un paso, hay kilómetros. Desde que anunció su virginidad cuando se prometió con Paquirri hasta sus besos con Julián Muñoz en pleno Rocío, la tonadillera nunca se ha bajado de los titulares. Los pantojistas que siguen su carrera musical la defienden a ultranza frente a los que la tildan de mujer ambiciosa, fría, aprovechada y falsa. Desde el pasado verano se anunciaba en algunos círculos su inminente detención, pero eso no impidió que siguiera con la promoción de su disco de boleros, que recibiera hace pocas semanas un homenaje en la SGAE por su carrera o que anunciara su gira veraniega con la actuación que tiene pensado ofrecer el próximo 9 de junio en el Auditorio Rocío Jurado de Sevilla. Perseguida las 24 horas del día por los paparazzi Pantoja ha defendido su inocencia frente a la operación Malaya bien con miradas retadoras bien con afirmaciones categóricas. A Isabel se le ha visto de todas las maneras. Donde menos, de visita en la cárcel en que está Muñoz. Desde que le detuvieron, Isabel no habla de él pero su entorno asegura que continúan. La única vez que se pronunció fue con un comunicado para desvincularse de las transferencias que Muñoz había hecho a Zaldívar, a través de un banco suizo, por 400.000 euros. Si lo difundido es cierto, me considero una víctima Víctima o verdugo, a la espera del juicio, Isabel seguirá cantando. En los escenarios. Agotada tras declarar No habla de Julián Muñoz Isabel Pantoja sale en libertad tras pagar la fianza cansada reconocía Otondo mientras el juez preparaba el auto. Al fondo de nuestra conversación se oía toser a la artista. Esa noche no pegó ojo. A su preocupación se sumaba lo mal que se quedó su madre cuando se la llevaron. Hora y media después llegó el auto: Libertad bajo fianza de 90.000 EFE La artista tiene previsto cantar el 9 de junio en Sevilla, pese a que algunos círculos anunciaban desde el pasado verano su detención