Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 CIENCIAyFUTURO JUEVES 3 s 5 s 2007 ABC Localizan capas de hielo en Marte con un margen de error inferior a un kilómetro Los infrarrojos de la sonda Mars Odyssey captan la temperatura de la superficie S. B. MADRID. Los científicos están convencidos de que parte del agua que hace millones de años corría por la superficie de Marte subsiste aún, en forma de espesas capas de hielo, en algunas regiones del Polo Sur y en el subsuelo del Planeta Rojo. Y decir agua equivale, tal vez, a decir vida, o posibilidades de ella. Un científico estadounidense de la Universidad Estatal de Arizona, Joshua Bandfield, ha conseguido desarrollar un método de alta resolución, más eficaz y preciso que los rayos gamma, para localizar el lugar y medir la profundidad a la que se encuentran las capas de hielo subterráneo de Marte, según refleja un artículo publicado hoy en la revista Nature La técnica de Bandfield toma como referencia los cambios estacionales en la temperatura que refleja la superficie marciana, medidos en verano y en otoño a través de imágenes por infrarrojos por la sonda Mars Odyssey de la NASA. Si hay una presencia significativa de agua próxima a la superficie, el descenso de la temperatura superficial a medida que la estación veraniega avanza hacia el otoño es menos pronunciado, lo que en términos marcianos significa un descenso brutal que en aquellas zonas en las que la superficie está compuesta únicamente por regolita la capa de polvo y residuos de meteoritos que forma el suelo de los planetas. Los lugares de la superficie marciana cartografiados por el profesor Bandfield se sitúan entre los 60 y los 70 grados de latitud sur, allí donde los estudios teóricos prevén la existencia de capas de agua helada a menos de dos metros bajo la superficie. Una de las conclusiones obtenidas por este estudio es que la capa de hielo se presenta muy desigualmente repartida en los estratos superficiales del Planeta Rojo. Los datos obtenidos muestran que la profundidad de la capa helada es muy variable en las zonas de aterrizaje contempladas por la NASA para la sonda Phoenix, cuyo lanzamiento está previsto para agosto próximo con la Comparación de las imágenes de infrarrojos (mapa de temperaturas) y de luz visible captadas por la Mars Odyssey en las cercanías del Polo Sur marciano misión de, a partir del año 2008, realizar catas o perforaciones de algo más de un metro de profundidad en la superficie de Marte en busca de agua. La agencia espacial norteamericana planea hacer que la sonda tome contacto con la superficie de Marte en una región en la que la probabilidad estimada de hallar hielo es de un 80 por ciento. Hasta ahora, los datos sobre localización del hielo aportados por espectrometría de rayos gamma eran muy imprecisos y poco fiables, ya que su margen de error se estimaba en varios cientos de kilómetros. Con el nuevo método, basado en imágenes de infrarrojos de la superficie del planeta, capaces de representar sus variaciones de temperatura, la precisión se eleva hasta reducir el margen de error a menos de un kilómetro. El trabajo desarrollado por Bandfield confirma, además, que Marte presenta un ciclo activo del agua que, a su vez, depende de los ciclos climáticos relacionados con la órbita que describe el planeta en torno al NASA A menos de dos metros Zonas de alta probabilidad Marte presenta un ciclo activo del agua estacional, que depende de su órbita respecto al Sol Sol, lo mismo que ocurre en el caso de la Tierra. Las altas concentraciones de hielo que aparecían en las mediciones del espectrómetro de rayos gamma exigen que el hielo de la parte más superficial del subsuelo sea, en realidad, una mezcla de hielo y regolita explica Bandfield. Esta mezcla de materiales tiene una inercia térmica parecida a la de una capa rocosa sólida, mucho más elevada que la de la regolita, un estrato pétreo fragmentado por el cambio brusco de las temperaturas en la superficie de Marte. Más datos sobre la investigación: http: themis. asu. edu news- ground ice