Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3- -5- -2007 Fomento escenifica la llegada del Metro a la T- 4, obra pagada por la Comunidad 61 Un agente del Cuerpo Municipal, en el suelo, después de resultar gravemente herido en un brazo por parte de los vándalos dos motos son tiradas al suelo. Ahí se quedan. Levantan un cajón de escombros y lo colocan en medio de la calle, obstaculizando el paso. Mientras todo esto ocurre, una marea humana se concentra, carrera arriba, carrera abajo, por la calle de Fuencarral, justo a la altura del Tribunal de Cuentas. Las luces de algunas de las calles que unen Malasaña con esta zona fueron apagadas por la Policía para desorientar a los vándalos. Botellas van, botellas vienen, cuando empieza el lanzamiento de botes de humo y pelotas de goma en plena calle de Fuencarral. Los numerosos viandantes que pasaban por allí no dan crédito a lo que ven. Muchos jóvenes, palo en mano, lucen anagramas antisistema, anarquistas, antifascistas, y se ven cada vez más red skins Una chica rubia y bastante joven llora desconsoladamente junto a un grupo de amigos en la calle de San Vicente Ferrer. Sangra por encima de la oreja, de un golpe recibido con las porras. Dos furgones de antidisturbios corren hacia Tribunal a toda velocidad. La adolescente sigue llorando, y no quieren avisar al Samur. En total, el servicio madrileño de emergencias tiene que atender a 46 personas, indicaron fuentes de Emergencias Madrid, de los que 12 son policías- -repartidos a partes iguales entre nacionales y municipales- Uno de ellos es trasladado grave a la Clínica de la Concepción, con rotura de cúbito y radio. El resto son jóvenes alborotadores. Quince personas acaban en el hospital por puntos de sutura. La marabunta ruge ahora hacia la plaza de Barceló, donde los municipales se emplean a fondo: un joven cae por una rampa tras recibir un golpe de porra, y en la embestida llega a perder incluso una zapatilla de deporte. Otros jóvenes intentan agredir a los agentes en represalia. Y continúan las carreras, ahora por todo Mejía Lequerica, hacia Bilbao. Mientras, otros grupos van desde Fuencarral, también hacia Bilbao. Los vándalos se van dispersando, hacia la otra parte de la glorieta, la que da a Chamberí. Pero en otro punto, en la plaza de San Ildefonso- -o del FOTOS: FRANCISCO SECO Red skin antifascistas... Grial también pasto del botellón unos encapuchados han prendido una fogata junto a un par de coches. Uno de sus propietarios observa, impotente, cómo las llamas van alcanzando su vehículo. No puede hacer nada. Los jóvenes lanzan más maderas y objetos para avivar las llamas, mientras que otros destrozan una cabina de teléfono. El turismo comienza a echar humo. Llegan los municipales y alguno de ellos la emprende hasta con los periodistas. La calma llega, poco a poco, pasadas las cuatro.