Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3- -5- -2007 Elecciones al Parlamento de Edimburgo INTERNACIONAL 41 Connery contra Ferguson Famosos escoceses estampan su firma a favor o en contra de la independencia a fin de inclinar la balanza sobre una cuestión que se viene debatiendo en el Reino desde que su parlamento firmase la unión POR E. J. BLASCO EDIMBURGO. Los nacionalistas vuelven a echar mano del actor Sean Connery, ferviente partidario de la secesión, para promover su causa, pero esta vez el campo contrario también se ha movilizado y ha buscado a Alex Ferguson, entrenador del Manchester United. No creo que eso vaya a tener ningún efecto visible en la opinión de la gente, pero si alguien se puede dejar influir por esa personalidad quizás sean las clases populares que van al fútbol; mientras que Sean Connery es una vieja gloria que ya no consigue mover a nadie afirma Jack McCarthy, un joven de 32 años que se sienta a una mesa del pub The last drop (la última gota) en la falda del castillo de Edimburgo. Prueba de que los fichajes de ambos bandos puede ser de escasa eficacia propagandística es que Jack, firme defensor de la independencia, ha llegado al pub con unos amigos para seguir el encuentro del Manchester United contra el AC Milán. Y naturalmente quiere que gane el equipo inglés si fuera la selección sería otra cosa; a matar Al fin y al cabo, Ferguson es escocés, y además les enseña a los ingleses cómo se juega al fútbol Además de Ferguson y del entrenador de la selección escocesa, Alex McLeish, quince prominentes futbolistas se han sumado a una carta abierta firmada por unas 150 personalidades escocesas atacando al SNP. La iniciativa, supuestamente independiente, parece haber tenido al Partido Laborista y especialmente a Gordon Brown como instigadores. Cuando Escocia llama, nosotros respondemos. Estamos orgullosos de que Escocia se haya sostenido siempre sobre sus propios pies, pero creemos que Escocia tiene altura porque somos parte del Reino Unido. El Reino Unido es un país que Escocia ha ayudado a construir afirma esa llamada pública a oponerse a la estrategia del SNP En esta guerra de imagen, los nacionalistas escoceses han utilizado al actor Sean Connery, que irónicamente debe parte de su fama al papel de James Bond, el agente secreto de Su Majestad británica. Un mensaje de Connery sirvió para inaugurar un canal de televisión del SNP en internet para la campaña. Estoy esperando por la independencia desde que tengo uso de la memoria fue su mensaje. Según el actor, de 76 años de edad, en el caso de que ese futuro se haga finalmente realidad trasladará su residencia a Escocia, pero sus críticos advierten que si tiene fijado su domicilio en las Bahamas no es por una cuestión política sino de impuestos. No sé, pero esto va a crear frustración. No creo que quienes alientan tanto la independencia vayan a ver cumplido su deseo en un próximo futuro, y eso dañará el humor general del país afirma un camarero de The last drop cuando trae las pintas a punto de que comience el partido de fútbol. Parte del Reino Unido AFP ¿UNA BANDA DE GOLFOS? Las elecciones al parlamento escocés no traerán la independencia de Inglaterra. Todavía no oro inglés vaya banda de golfos en una nación En las elecciones al parlamento de Edimburgo que tendrán lugar hoy, terceras tras la devolución de 1998, todo indica que el partido más votado será el nacionalista SNP, liderado por Alex Salmond. Existen numerosas razones para ello, desde la incompetencia de los gobiernos autonómicos laboristas hasta la presunción de que, gracias al petróleo del mar del Norte, la idea de una Escocia independiente no sería tan descabellada. El SNP lograría, eso si, una mayoría relativa, y para gobernar necesitaría el apoyo de liberales, laboristas o conservadores (por orden de probabilidad) Esto significa que en ningún caso es previsible una puesta en práctica inmediata del programa máximo nacionalista, que incluye la convocatoria de un referéndum para la segregación de Escocia. Según algunos analistas, la perspectiva de una Escocia independiente es sólo teórica mientras quien gobierne en Westminster sea el partido laborista, pero dejaría de serlo si el próximo gobierno lo formaran los conservadores (un partido casi marginal en Escocia) porque entonces serían los laboristas quienes se pondrían a la cabeza de la escisión. Esto no son más que especulaciones, y lo cierto es que, hoy por hoy, la causa nacionalista parece lejos de lograr sus fines. Pero la cuestión no está, ni mucho menos, descartada. Hace sólo un cuarto de siglo, la idea hubiera sonado, no ya a especulación voluntarista, sino a puro dislate. Los tiempos cambian. José Manuel Costa l 1 de mayo se cumplió el 300 aniversario de la Unión entre Escocia e Inglaterra Gales. Aquel día, el parlamento de Edimburgo decidió suicidarse y se integró junto a la nación en el Reino de la Gran Bretaña. En 1791, el poeta nacional Robert Burns lamentaba en su obra Such A Parcel Of Rogues In A Nation cómo Escocia había renunciado a su gloria, se había convertido en un simple apéndice de Inglaterra y concluía Somos vendidos y comprados por el E