Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL www. abc. es internacional JUEVES 3- -5- -2007 ABC Sarkozy y Royal confrontan sus dos modelos de Francia en un tenso debate Ségolène perdió la calma y llamó inmoral y embustero al candidato de la UMP JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Más de 20 millones de franceses siguieron ayer la retransmisión del duelo audiovisual entre Nicolas Sarkozy y Ségolène Royal, presentado por los analistas como el último acontecimiento que pudiera cambiar los pronósticos que anuncian, desde hace semanas, el posible triunfo del candidato conservador, el domingo. El debate duró dos horas y media, en un tono casi siempre tenso, con varios ataques verbales a la yugular del adversario. No se deje usted llevar del desprecio, señora ironizó en un momento Sarkozy, provocando un estallido de cólera o de histeria de Ségolène, según los analistas, lanzando contra su rival un rosario de insultos: inmoral embustero falto de escrúpulos Sereno, Sarkozy replicó devolviéndole los ataques: Deja usted al descubierto su verdadera personalidad, creyendo que tiene usted el monopolio de la moral, el monopolio de la verdad Para ser presidente de Francia, no se puede perder los nervios remató. Más allá de tales ataques de animosidad verbal, matizados, al final de la emisión, el duelo Sarkozy- Ségolène enfrentó dos modelos de sociedad. Sarkozy lo planteó en estas frases: Yo quiero animar la aparición de una Francia donde cada francés sea propietario de su casa. Yo soy partidario de la acción. Aspiro a encarnar la Francia en movimiento contra la Francia del inmovilismo Y también: El primer problema de Francia es la fiscalidad. Se pagan demasiados impuestos. Y la semana laboral de 35 horas ha sido un desastre económico y social. Yo me propongo bajar los impuestos y dejar en libertad que los trabajadores y las empresas negocien el pago de horas suplementarias para aumentar el poder adquisitivo Enfrente, Ségolène resumió su visión global de este modo: Yo quiero reformar en profundidad la Constitución para fundar la VI República, con un referéndum, el próximo otoño, con un Estado imparcial y una nueva descentralización Y añadió: Yo propongo una Francia tranquila, con reformas negociadas, sin esfuerzos. Si no se llega a negociar los acuerdos, no se hacen las reformas A partir de ahí, la candidata socialista se mostró partidaria de subir rápidamente el salario mínimo, así como de crear impuestos especiales para financiar problemas particulares. Punto capital: acepta renegociar la semana laboral de 35 horas, sin modificarla esencialmente. Royal y Sarkozy, a la izquierda y a la derecha de la imagen, momentos antes del debate por TV ción, unificándolos a los 40 o 41 años de cotización. Se trata de un punto esencial, ya que en Francia, los trabajadores del sector público se jubilan antes, con mejores prestaciones, tras haber cotizado menos años de trabajo. En ese terreno, Ségolène Royal afirmó ser partidaria de mantener los privilegios de los trabajadores del sector público. Gran motivo de enfrentamiento fue el futuro institucional de Francia. Si es elegida presidenta, Ségolène anuncia un referéndum nacional para cambiar de Constitución y República. A juicio de la candidata socialista, la V República ha dejado de funcionar con eficacia. Ella propone fundar una nueva y VI República. Sarkozy, por el contrario, considera una locura cambiar de régimen. En el terreno no menos crucial del puesto de Francia en Europa, los puntos de vista de ambos candidatos son diametralmente opuestos: Ségolène Futuro económico y social En un segundo plano, el futuro económico, los sistemas de seguridad social y jubilaciones, indisociables, también fueron motivo de enfrentamientos de fondo. Sarkozy considera indispensable renegociar los sistemas de jubilaciones privilegiados, aumentando los años de cotiza- La mitad de los parlamentarios de la UDF ya han optado por Nicolas Sarkozy EP PARÍS. De los 61 parlamentarios con los que cuenta el partido centrista Unión por la Democracia Francesa (UDF) del derrotado candidato presidencial Bayrou, 27 votarán por Nicolas Sarkozy, el aspirante a la presidencia de la República del partido gubernamental Unión por un Movimiento Popular (UMP) Dos senadores se añadieron ayer a la lista que contaba ya con los nombres de 25 parlamentarios centristas. Los dos últimos en sumarse son Valérie Letard, senadora del departamento Norte, en la región de Nord- Pas de Calais, y Jean Arthius, senador del departamento Mayenne, en la región de Países de Loira. La primera, en un comunicado hecho público ayer, y el segundo en una entrevista publicada por el rotativo Le Figaro dan cuenta de su intención de votar por Nicolas Sarkozy. Letard asegura haber tomado la decisión de votar en la segunda vuelta de la elección presidencial del 6 de mayo por Sarkozy según se lee en el comunicado, tras haber escuchado con atención el debate entre Franois Bayrou y Ségolène Royal del pasado sábado y una vez que François Bayrou ha dejado libertad de voto a los parlamentarios y a los electores del que fuera candidato de la UDF y tercer aspirante más votado en la primera vuelta. Por su parte, Jean Arthius explica en Le Figaro que, habida cuenta de la compatibili- Programas incompatibles dad del programa económico de Bayrou con el de Nicolas Sarkozy ha decidido votar por el candidato de la UMP. Para Arthius, el debate mantenido entre Royal y Bayrou, puso de relieve los profundos desacuerdos en materia económica que presentan sus proyectos presidenciales, un hecho que explica la decisión del senador de la Mayenne. Tras las declaraciones de Arthius y Letard, son seis los senadores de los 32 de UDF que han revelado que su voto será por el candidato del partido gubernamental y del cual la UDF es aliado tradicional en las elecciones legislativas francesas.