Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA JUEVES 3 s 5 s 2007 ABC Ventilados, pero no protegidos Los expertos avisan que se ha demostrado científicamente que los sistemas de limpieza del aire no eliminan ni la nicotina ni las sustancias cancerígenas del tabaco s Los locales de ocio se muestran reacios a instalar separaciones físicas POR DOMINGO PÉREZ MADRID. El primer año de la ley del tabaco se encuentra repleto de logros. Sin embargo, subsisten dos puntos débiles: el hogar y la hostelería. Por lo que respecta a las viviendas, el Ministerio de Sanidad ha retomado una antigua y agresiva campaña- Esta niña fuma un paquete al día -que pretende evitar la exposición de los niños al aire contaminado por el humo del tabaco y concienciar a la población de que este supone un grave problema sanitario. Tanto que la Sociedad Española de Neumología señala que en 2006 murieron en España 6.300 personas por causa directa del tabaquismo y para el 86,7 de las mismas la principal fuente de exposición se produjo en su casa. Al respecto, los expertos del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) advierten que ni siquiera sirve fumar en una habitación con la puerta cerrada porque el aire contaminado llegará a la otra punta de la casa. En lo que se refiere a los locales de ocio, sólo unos 40.000 de los más de 350.000 establecimientos que se dedican a la hostelería se han convertido en espacios libres de humo. Hace poco el Estudio Anual sobre Tabaquismo y Nicorette alertaba de que uno de cada tres fumadores españoles sigue fumando en los locales de esparcimiento aunque esté prohibido. Y la Universidad de Illinois en Chicago avisaba de que el tabaquismo pasivo en el lugar de trabajo duplica el riesgo del cáncer de pulmón, una cuestión que afecta a camareros y demás empleados de discotecas, bares y restaurantes. En relación con todo esto, se sitúan en el primer plano de la actualidad los sistemas que empiezan a proliferar y que, en teoría, deberían servir para ventilar y purificar el aire. De hecho, en la hostelería se pretende sustituir la única barrera útil para aislar el humo, que es la física, por sistemas más o menos sofisticados, pero que en realidad no cumplen con el objetivo final, que es evitar que la nicotina y todas las otras sustancias nocivas y cancerígenas del humo del tabaco no lleguen a los pulmones de los no fumadores. El doctor Rodrigo Córdoba apunta: Los locales de ocio con los mejores y más potentes sistemas de ventilación presentan invariablemente unas concentraciones de nicotina en el ambiente muy por encima de los 2,4 microgramos m Si el sistema funcionara, la concentración debería ser nula y, sin embargo, 2,4 ya puede provocar cáncer de pulmón. Se encuentran especialmente de moda los desionizadores, pero ni sus fabricantes confían en su utilidad contra el tabaco. Incluso informan en su documentación que: Los desionizadores electrónicos para purificar el aire no protegen del humo de segunda mano. No ayudan a eliminar los gases que se encuentran en el humo del tabaco De hecho, un informe de junio 2005 de la Asociación Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (Ashrae) concluía que no EL HUMO QUE MATA FUENTE DE EXPOSICIÓN Para el 86,7 %l a principal fuente de exposición se encuentra en los hogares PRIMER AÑO DE LA LEY ANTITABACO La exposición al humo se ha reducido notablemente en los centros de trabajo casi un 80 En los hogares sólo un 7,75 PRINCIPALES CAUSAS DE MUERTE Infarto de miocardio Cáncer de pulmón Bronquítis crónica Ictus cerebral Enfisema MUERTOS En 2006 murieron a causa del tabaquismo pasivo 6.300 personas CENTROS DE OCIO Y HOSTELERÍA Este tipo de locales presentan unas 10 veces más de contaminación que la que existe en el exterior Locales contaminados existen en el mercado sistemas capaces de depurar los vapores tóxicos del tabaco. La única protección es eliminar el tabaco de los espacios públicos cerrados o crear espacios físicamente separados (tabiques, mamparas, cristales... con ventilación indepen- diente del resto del local y evitar que sean zonas de paso concluye Córdoba. Las muy elogiadas, entre los hosteleros, cortinas de aire tampoco son eficaces- -prosigue Córdoba- -como métodos de separación y protección. El consenso científico sobre este asunto es concluyente: ninguna tecnología de ventilación ni de aire acondicionado ha demostrado ser capaz de eliminar los riesgos del humo de tabaco. La medida más barata, más efectiva y más sensata es eliminar el tabaco de los lugares públicos cerrados Rodrigo Córdoba Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo FALSAS SOLUCIONES L a industria tabacalera propone las separaciones ficticias en el mismo local para compartir espacios entre fumadores y no fumadores. Esto es equivalente a tener en una pis- cina una zona separada por una línea virtual donde en un lado se permite orinar y en el otro no. ¿Usted se zambulliría? Si el aire se comparte, la contaminación por el humo de tabaco también. Fumar en el área de fumadores causa enfermedad en el área de no fumadores cuando hay separación meramente funcional: cortinas, biombos, sistemas de limpieza de aire etcétera. Justamente cuando hay legislación para regular el humo ambiental de tabaco, surgen noticias sobre teóricas innovaciones técnicas que ofrecen soluciones mágicas que supuestamente permitirían compartir espacios cerrados entre fuma- dores y no fumadores con separaciones incompletas. En algunos lugares se han podido ver aparatos de este tipo- -estaciones de humo- -que ninguna autoridad científica acreditada ha homologado por una razón muy sencilla, porque estos sistemas no son capaces de eliminar las sustancias en fase gaseosa. Los sistemas de ventilación son una de las falsas soluciones ofrecidas por algunas empresas aliadas de la industria tabaquera (por ejemplo, Aire Limpio en España, Atmosphere Improve Results en el Reino Unido, Otto DG en Alemania) Estos sistemas de ventilación pueden eliminar el olor y una parte del humo del tabaco que se halla en forma de partículas, incluso las bacterias, pero no son viables para eliminar los cancerígenos del humo de tabaco por varios motivos: a) Los principales componentes tóxicos del tabaco se encuentran en forma de vapor en concentraciones nocivas para la salud. b) Para eliminarlos se requeriría una velocidad de intercambio de aire insoportable puesto que tendría la magnitud de un pequeño huracán. c) Los locales de ocio con los mejores sistemas de ventilación siempre presentan concentraciones de tóxicos por encima de los niveles aceptables. ABC Fernando Rubio