Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID MIÉRCOLES 2 s 5 s 2007 ABC Vacas sin estrés gracias a Mozart En la granja La Chirigota, en Villanueva del Pardillo, a las vacas se las ordeña a ritmo de música clásica porque dan más leche y de más calidad. Los animales duermen en camas de agua y tienen duchas refrescantes POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTOS JAIME GARCÍA MADRID. Camas individuales de agua o de fieltro, almohadas para reposar la cabeza, duchas reconfortantes, ventiladores para airear el ambiente Y, de fondo, Mozart. ¿Dónde estamos? Pues no. Ni se le ocurra pensar en un hotel de cinco estrellas. En realidad, son las instalaciones de la finca La Chirigota en Villanueva del Pardillo, donde los Sieber- -el cabeza de familia es un suizo casado con española que se encariñó hace años de Madrid- -regentan una explotación lechera con la marca Priégola. Sí, así son las instalaciones en las que viven, duermen y se alimentan las 1.500 vacas frisonas de esta granja y donde el ordeño se realiza, mecánicamente, pero a ritmo de Mozart porque está estudiado que es música relajante y que los animales dan más leche y, además, de mayor calidad y pureza. La vaca es un poco tontorrona pero muy agradecida. Cuando más confort y más relax tenga, más predispuesta se muestra a producir leche y, además, de la mejor calidad nos dice Nicolás Sieber, hijo del promotor de este negocio, que se encuentra al frente de la empresa familiar. zart a la hora de los ordeños- -tres al día- -también es un sistema que sólo se utiliza aquí y se lleva a rajatabla. Siempre Mozart que, por lo visto, es el más indicado para el relax. Llega la hora del ordeño. Las vacas lo barruntan. Están deseando que llegue esa hora- -dice Nicolás Sieber- -porque con las ubres tan cargadas están deseando que se las vacíen Es cierto. Los animalitos se van poniendo en fila, una tras otra, apenas sin rozarse ni molestarse. Esperan su turno para entrar en su habitáculo de la rueda de ordeño con total orden y parsimonia. Poco antes de entrar en dicha rueda de ordeño, las vacas han pasado por una especie de ducha. A continuación, los vaqueros limpian a conciencia los pezones para evitar cualquier infección o molestia para el animal. Junto a cada vaca, en la rueda de ordeño, hay un contador que marca los litros que da cada una en cada ordeño. No siempre es la misma cantidad pero, en general, el resultado siempre es satisfactorio. Todas las vacas llevan un podómetro anillado a una de las patas posteriores. ¿Qué es eso? Ni más ni menos que un medidor de los pasos que da el animal durante todo el día: en el descanso, a la ahora de ir a comer, a la de ir al ordeño... ¿Y qué mide eso? Nicolás Sieber nos cuenta que según los datos que refleje el podómetro se puede saber si la vaca está nerviosa o con fiebre. En ese caso, el veterinario la aparta y la retira del ordeño. Estresada o enferma no dará buena leche. En La Chirigota un espacio abierto y amplio donde los animales pueden caminar tranquilamente, se cumple todo el ciclo. Nosotros cultivamos la comida de nuestras vacas, especialmente los forrajes, que mezclamos con cereales y vitaminas. Las ordeñamos y controlamos la leche comenta Nicolás Sieber. Tampoco compran vacas. Con las suyas se apañan. De hecho tienen más de dos partos al día, algo que facilita la labor de ir renovando la cabaña lechera. En esta granja, los animales son de la raza Holstein Frisian (frisona) Hay unas 1.500 cabezas. De ellas, cerca de 800 son adultas; el resto son terneras de recría para futuras productoras. Presumen de que todas las vacas productoras nacen y Máxima limpieza Rueda de ordeño. Aquí es donde tres veces al día se escucha la música de Mozart Todos los cuidados No es broma. En esta especie de spa para vacas, los animales tienen todos los cuidados alimenticios, veterinarios, sanitarios y hasta psicológicos. Aquí no vale el estrés. Las vacas no se pueden poner nerviosas ni alteradas porque el resultado es una leche de peor calidad y menos nutrientes. La granja de los Sieber, en plena sierra madrileña, es, según dicen sus responsables, la única al menos en la Comunidad de Madrid que utiliza todos estos métodos para que su ganado se sienta a gusto, bien alimentado y, lo más importante, relajado. La música de Mo- Padres selectos Dos animales, que acaban de ser ordeñadas, descansan en sus camas de agua se crían en la propia explotación. Eso evita infecciones aclara Sieber. Además, los padres de las futuras vacas- -dice- -son seleccionados entre los mejores sementales del mundo, en función de su mejora genética probada, de su morfología, producción, contenido de proteínas, materia grasa y extracto seco magro Aquí todo está pensado pa- l Un podómetro anillado en la pata trasera mide los pasos que da la vaca. Así se sabe si está nerviosa, enferma o en celo y se procede a retirarla del ordeño ra el confort de las vacas. Los apriscos, por ejemplo, constan de un solo tejado, orientado al sur y con caída de agua hacia el norte, cuyo diseño está pensado para producir sombra en verano y facilitar la entrada de sol en invierno. Carecen de muros laterales a fin de favorecer la máxima circulación de aire dentro de ellos. Cuando el tejado se calienta