Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID MIÉRCOLES 2 s 5 s 2007 ABC AL DÍA DISTURBIOS EN MALASAÑA Ruiz- Gallardón (PP) alcalde de Madrid Miguel Sebastián (PSOE) candidato a la alcaldía Ángel Pérez (IU) candidato a la alcaldía AA. VV. de Universidad Jordi Gordon Manuel de la Fuente MARAVILLAS ace un millón de años, cuando los dinosaurios (y Raquel Welch) habitaban la Tierra, mis compinches de adolescencia y yo mismo dimos nuestros primeros pasos en tierras del barrio de Maravillas, que pronto empezaría a llamarse de Malasaña (por la modistilla Manuela) y en el que por estas fechas, pero en 1976, dos jóvenes se habían encaramado desnudos al monumento a los héroes Daoíz y Velarde, y se habían convertido (probablemente y sin saberlo y hasta es posible que sin quererlo) en uno de los símbolos libertarios de la Transición. Por aquel barrio, también conocido como de Universidad, pues en la calle Ancha de San Bernardo se encontraba la sede histórica de la Complutense, empezamos a pasear nuestro acné y nuestros sueños, en lugares como el Penta, donde lo que con el tiempo se daría en llamar movida madrileña comenzaba a nacer. A aquel barrio me unían lazos familiares. (en la no lejana calle de Montserratat habían llegado a este valle de lágrimas algunos de mis ancestros, que luego matrimoniaron más abajo, en la parroquia de San Marcos, en la calle de San Leonardo) aledaña a la actual Plaza de España. En aquel barrio, sí, hicimos buena parte del obligado aprendizaje de la vida, que ya por aquel tiempo, ya saben, hace un millón de años, cuando los dinosaurios (y Raquel Welch) habitaban la Tierra, también pasaba por el botellón (versión cazallera) y, me imagino, que por dar la murga a los vecinos con surtido variopinto de chanzas y cánticos. Aquel barrio en el que amé (hasta es posible que fuese amado, aunque no estoy muy seguro de recordarlo) aquellas cuatro madrileñísimas calles en las que mis compinches y yo imaginábamos utopías de rock and roll y demás hippiosidades propias de la época es para mí hoy algo lejano. Aquel barrio no es ya el del bravío Parque de Monteléon donde nuestros convecinos se arracimaron contra el invasor. Ni siquiera, para mí, es ya el barrio levantisco y borrachuzo de los ochenta. O tal vez sí. Tal vez sí sea el mismo barrio, el mismo viejo Madrid que entonces amé. Y lo que suceda es que los de entonces, los de ése entonces, evidentemente, ya no somos los mismos. Los agentes fueron objeto de un ataque injustificado que rompe las normas de convivencia Los incidentes registrados demuestran que la ley antibotellón de Gallardón no ha tenido éxito Ha intentado (el alcalde) deslumbrar al electorado con un desembarco policial. Es inadmisible Lo ocurrido no es bueno para nadie, ni para los jóvenes, ni para los policías, ni para el Ayuntamiento H Gallardón justifica la acción policial y la oposición le critica por lo sucedido Mantendrán un dispositivo permanente para que no vuelvan a repetirse actos similares ABC MADRID. Las reacciones a los incidentes ocurridos en el barrio de Malasaña, no se hicieron esperar. De un lado, el alcalde de Madrid, Alberto RuizGallardón, justificó la actuación policial al considerar que fueron objeto de un ataque absolutamente injustificado que rompe todas las normas de convivencia El regidor expresó su apoyo total y absoluto a la Delegación del Gobierno en Madrid órgano responsable de la seguridad ciudadana recordó, y aseguró que la actuación desarrollada por los agentes fue correcta y proporcionada En esta línea, indicó: Les apoyamos y apoyamos a la delegada del Gobierno (Soledad Mestre) en cualquier dispositivo preventivo que quiera establecer para esta noche y para los próximos días señaló. Además, realizó una llamada al comportamiento cívico de los jóvenes y les pidió que, hagan uso del derecho a la libertad, a la diversión y a utilizar los espacios públicos compartidos por todos sin quebrantar las normas y la ley y sin agredir a los funcionarios policiales, los garantes del Estado de Derecho Tras ello, pidió La Policía controlaba ayer la plaza del 2 de Mayo y pedía la documentación serenidad, convivencia y tranquilidad y se mostró convencido de que la Delegación pondrá en marcha los dispositivos necesarios para que no vuelvan a repetirse actos similares. Mientras, desde la oposición, el candidato socialista a la Alcaldía, Miguel Sebastián, dijo que los incidentes demuestran que la ley antibotellón debe abordarse desde el diálogo con los jóvenes y reiteró la necesidad de comprobar la validez de dicha norma y evaluar su resultado Por su parte, el aspirante de IU al Ayuntamiento, Ángel Pérez, acusó al alcalde de intentar deslumbrar a la gente haciendo un desembarco de policía que puso en peligro a todos los que estaban en el barrio de Malasaña. Es inadmisible El alcalde, en este asunto, ha actuado muy mal informa Ep. EFE Los vecinos dicen que la prohibición de las fiestas ha sido la causa El presidente de la Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad (Acibu) Jordi Gordón, aseguró ayer que, si el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid hubieran permitido la celebración de las fiestas del 2 de Mayo, no se habrían producido incidentes Criticó la ambigüedad del Cuerpo Nacional de Policía a la hora de regular la presencia de jóvenes bebiendo en la plaza del 2 de Mayo, ya que, según indicó, el sábado no se permitió esta práctica pero el domingo sí. Los jóvenes vienen, no saben si hay fiesta o no hay fiesta y al final se lía indicó. Según su relato, los agentes de la Policía Nacional procedieron a un primer desalojo alrededor de las once de la noche y efectuaron el segundo tres horas después, cuando se desencadenó la batalla campal