Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID www. abc. es madrid MIÉRCOLES 2- -5- -2007 ABC Los contenedores aparecían ayer así, en medio de las calles, poco después de la revuelta de la madrugada entre centenares de jóvenes EFE Diez detenidos y 22 heridos en una agresión de 500 jóvenes contra la Policía en Malasaña La batalla empezó tras una agresión entre doce personas en la plaza del Dos de Mayo s Patearon y apedrearon a los agentes C. HIDALGO M. J. ÁLVAREZ MADRID. La plaza del Dos de Mayo se convirtió la madrugada de ayer en el epicentro de una batalla campal en la que centenares de jóvenes que se encontraban allí de botellón se enfrentaron con decenas de agentes policiales. La reyerta tumultuaria, que duró en torno a dos horas y media, se saldó con 22 personas atendidas por el Samur- -nueve de ellas, policías- -y diez jóvenes detenidos. Los hechos se originaron en torno a las dos y media de la madrugada. A esa hora, entre 400 y 500 jóvenes, según la Policía Nacional, y 600, según la Municipal, se encontraban en la plaza del Dos de Mayo y calles adyacentes bebiendo. Según el testimonio de algunos vecinos del barrio de Malasaña (Centro) la situación, en los últimos meses, era más tranquila los fines de semana y festivos, aunque se mostraron hartos de la inseguridad y falta de convivencia en el barrio. Fuentes policiales apuntaron a que, entre 200 y 250 de esos jóvenes podrían pertenecer a organizaciones radicales y que se preparaban para manifestarse por el Día del Trabajador. Sin embargo, otras fuentes negaron que los alborotadores pertenecieran a grupos o tribus y descartaron totalmente que se hubieran convocado entre sí vía sms o de algún otro modo para organizar la multitudinaria pelea. Así lo confirmaron los agentes de la Brigada de Información que trabajaron en el asunto. La situación inicial se vivió en la plaza, cuando una docena de jóvenes protagonizaron una reyerta. Avisaron al 112 indicando que uno de ellos estaba herido debido a un ataque a botellazos por parte de otro. Así fue como se trasladaron hasta allí el Samur y la Policía Municipal, 25 de cuyos agentes engrosaban el dispositivo ordinario y preventivo en la plaza y sus calles aledañas. Sin embargo, fueron recibidos de manera extremadamente violenta. El primer coche patrulla ya recibió las pedradas y botellazos de los jóvenes. El vehículo que se trasladó del Samur también tuvo serias dificultades para alcanzar el punto exacto de la pelea. Cuando por fin pudieron acercarse al joven agredido, éste se negó a ser atendido por los facultativos. La Policía Municipal continuaba siendo víctima de la ira de los centenares de jóvenes allí congregados, de manera que tuvieron que pedir refuerzos. De este modo, también llegó la Policía Nacional, que fue recibida de la misma manera. La agresividad iba in crescendo Los jóvenes se iban reagrupando, concentrándose en tres puntos diferentes. El enfrentamiento era cada vez peor, y así aparecieron agentes de las unidades de Centauros y Pumas además de los del distrito de Centro. La trifulca se extendió por las calles adyacentes: Palma, Hortaleza, Fuencarral, plaza de Barceló, San Andrés... ¡De la plaza del Dos de Mayo no nos moverán! coreaban los jóvenes, muchos de ellos bajo los efectos del alcohol y con la cara tapada con pasamontañas y pañuelos. No tardaron en comenzar a incendiar contenedores y papeleras, a arrojar ladrillos a los agentes, a romper las lunas de los coches... Hasta los balcones de los vecinos de calles como la de la Palma se vieron inundados de litronas de cerveza rotas. La Policía entraba por Daoiz, y los jóvenes se escabullían por las otras calles. Cuando uno de ellos era reprendido por los agentes o, incluso, detenido, les espetaba: ¡Que no! ¡No nos moverán!