Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 s 5 s 2007 INTERNACIONAL 39 Bush ejerce su prometido veto contra la propuesta de retirada de Irak Según el presidente no tiene sentido decirle al enemigo cuándo se va a retirar y la decisión frena también el presupuesto extra de gastos para la guerra PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. En el cuarto aniversario de su aparición sobre el portaaviones Abraham Lincoln bajo la inefable pancarta de misión cumplida el presidente Bush ha ejercido de forma fulminante su prometido veto contra la propuesta legislativa de retirada de Irak aprobada por la nueva, pero ajustada, mayoría del Partido Demócrata en el Congreso de Estados Unidos. Un pulso institucional que coincide con más de cien muertos acumulados por las tropas del Pentágono durante el mes de abril y las pesimistas estadísticas del Departamento de Estado sobre la disparada violencia en Irak. En una breve alocución, el presidente ha argumentado que la inaceptable legislación será un aliento para los enemigos de EE. UU. impone condiciones inaceptables para los comandantes militares en Irak y está plagada de partidas presupuestarias que nada tienen que ver con la guerra contra el terror. Según Bush es hora de dejar la política atrás. Como la legislación vetada incluye tanto un calendario de retirada como la autorización de 124.000 millones de dólares adicionales para gastos bélicos, a partir de ahora comienza una carrera contra reloj de búsqueda de consenso político antes de que el Departamento de Defensa empiece a sufrir graves problemas presupuestarios. Con el agravante de que los demócratas carecen de las súpermayorías de dos tercios necesarias para anular el veto de la Casa Blanca. El presidente Bush, que ha intentado disipar el aniversario de misión cumplida con una visita a instalaciones militares en Florida, ha insistido en la necesidad de encontrar una alternativa que no incorpore plazos artificiales, que no interfiera en la gestión de la guerra y que facilite el dinero que necesitan nuestras tropas Y que reconozca la importancia de Irak para la seguridad de Estados Unidos. En búsqueda de un elusivo consenso, que refleja la polarización política generada en Washington por la cada vez más impopular guerra de Irak, la Casa Blanca ha invitado hoy miércoles a los líderes del Congreso para una nueva sesión negociadora. Con la posibilidad HORIZONTE Ramón Pérez- Maura EL PROBLEMA DE SER ALTEZA REAL er el hijo- -o hija- -segundogénito de un Príncipe Heredero- -o de un Rey, que para el caso es lo mismo- -es siempre difícil. Desde que naces se te enseña que tu primer deber en la vida es servir a tu hermano mayor. Si ese país es Inglaterra, donde los miembros de las Fuerzas Armadas no juran lealtad ni al país, ni a la inexistente constitución, sino sólo al Rey, pocas profesiones más llenas de sentido para un Príncipe secundario que la de ser oficial de sus Fuerzas Armadas. Si en el Ejército español son voces de reglamento de igual valor las de ¡Viva España! y ¡Viva el Rey! en la Inglaterra de hoy las dos se traducen por un God save the Queen! Cuando hace un cuarto de siglo Thatcher despachó a la Armada hacia las Malvinas, recuerdo el regocijo de un conocido que argumentaba como prueba de que los británicos nunca se atreverían a entrar en combate el que el segundogénito de la Reina Isabel II, el Príncipe Andrés, integraba las tropas. Muchos quedaron perplejos cuando al final de la guerra conocieron las misiones que realizó como piloto de un helicóptero. El vínculo de la Familia Real con el Ejército se consolidaba. La polémica que no hubo entonces aparece hoy porque el subteniente Gales, conocido fuera del Ejército como S. A. R. el Príncipe Enrique, va a ser enviado a servir a Irak al mando de una unidad de doce soldados y cuatro vehículos acorazados scimitar La noticia hubiera sido asumida con naturalidad en toda la Commonwealth de no haber saltado sobre ella como perros de presa ciertos medios de comunicación ansiosos de conmover. Los doce muertos británicos en Irak en el mes de abril demuestran los riesgos que hay. El problema es que el peligro se ha multiplicado al difundir los detalles de dónde va a servir este objetivo soñado por Al- Qaida. Y como es normal, las familias de los once compañeros de su unidad preferirían que los suyos no sirvan a las órdenes del que puede ser el objetivo prioritario de todos los muchos jihadistas que en Irak hay. En resumen o el Príncipe aumenta el riesgo para la vida de sus camaradas o no va a Irak y abandona el Ejército. Bárbaro. S Bush se reunió ayer en Tampa (Florida) con jefes militares REUTERS de que los demócratas logren imponer alguna serie de condiciones o requisitos a cambio de una financiación parcial. Entre esos requisitos destaca que Irak apruebe la legislación pendiente para un reparto equitativo de los ingresos petrolíferos y se tome en serio sus responsabilidades en materia de reconciliación nacional y re- ducción de la violencia sectaria. Con grandes dudas sobre qué tipos de consecuencias debería acarrear el incumplimiento de estos requisitos. ABC. es Especial sobre el conflicto en Irak en abc. es internacional Los radicales islámicos desmienten la muerte de Al Masri, líder de Al Qaida ABC EL CAIRO. La agrupación de grupos radicales islámicos denominada Estado Islámico de Irak negó ayer en un comunicado colgado en internet que el líder de Al Qaida en territorio iraquí, Abu Hamza al Muhayer (conocido como Abu Ayub Al Masri) esté muerto. El Estado Islámico de Irak tranquiliza a la Comunidad Islámica sobre el buen estado (de salud) del jeque Abu Hamza al Muhayer, que sigue enfrentándose a los enemigos de Dios asegura una nota de este grupo, cuya autenticidad no ha podido ser verificada. El Estado Islámico de Irak, es una agrupación formada por ocho grupos radicales islámicos, entre los que se encuentra la red Al Qaida en Irak. Con este comunicado aumentan las dudas sobre la autenticidad del anuncio de la muerte de Al Muhayer realizado ayer por el Gobierno iraquí. El Gobierno iraquí ha asegurado que dispone de información proporcionada por sus servicios de inteligencia sobre la muerte del hombre que ha dirigido Al Qaida en Irak durante once meses, pero que, debido a la escasez de datos sobre su persona, habrá que esperar al resultado de los análisis de ADN. Mientras llega esta confirmación, el Estado Islámico de Irak, que se refiere a Al Masri como su ministro de la Guerra califica de falsa dicha información. Asimismo, advierte de que esas informaciones tienen como único objetivo sembrar la discordia entre las filas de los muyahidines (combatientes de la Guerra Santa) Ayer por la mañana, el portavoz del Ministerio iraquí del Interior, Abdelkarim Jalaf, dijo que hoy hemos recibido informes confirmados de inteligencia de que ayer se produjeron combates entre grupos armados, que tuvieron como consecuencia la muerte de Abu Ayub Al Masri y un número de pistoleros De momento no ha habido ninguna reacción oficial al comunicado del grupo radical. Abu Ayub Al Masri AP La muerte de Abu Ayub al Masri ya había sido anunciada en octubre de 2006 y en febrero de 2007, pero fue desmentida por el ejército norteamericano y las autoridades iraquíes. Según Estados Unidos, Abu Ayub Al Masri sucedió en junio de 2006 al ex jefe de Al Qaida en Irak, el jordano Zarqaui.