Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 2 s 5 s 2007 ABC La candidata socialista, Ségolène Royal, saluda ayer a sus partidarios en el estadio Charletty de París AP Royal dice en su último mitin masivo que representa la reforma sin dolor Ante unos 40.000 seguidores reunidos en un estadio de París, la candidata socialista denunció las violencias del proyecto de Sarkozy, su contrincante JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. En vísperas de su gran duelo audiovisual con Nicolas Sarkozy, cuando los sondeos pronostican su derrota final, por 57 contra 43, el domingo próximo en la segunda vuelta de las presidenciales, Ségolène Royal pronunció ayer su último gran discurso en París, bastante a la izquierda, defendiendo una herencia muy personal, de mayo del 68, confirmando la convocatoria de dos referendos nacionales si ella fuese elegida presidente. En su gran discurso del Palacio de los Deportes de Bercy, Sarkozy estuvo arropado por todos los grandes líderes del centro derecha, y una nutrida representación del mundo del espectáculo. En su gran discurso del estadio de Charletty, ayer, Ségolène prefirió arroparse de músicos y cantantes. Numerosos elefantes del PS destacaron por su ausencia. La candidata socialista comenzó reconociendo haber sufrido muchos traspiés pero había conseguido salir adelante, dijo, gracias al amor de su público, al que adularía en repetidas ocasiones gritando: ¡Amémonos... Ségolène no hizo ayer revelaciones de ningún tipo. Seis horas después que Le Pen, a la extrema derecha, se jactase de ser el líder político más votado por los obreros de Francia, apoyándose en las cifras oficiales de la primera vuelta, Ségolène se presentó ella misma como la candidata de artistas, hombres y mujeres de cultura, la Francia del futuro la Francia que innova Lo esencial de su discurso estuvo consagrado a la diabolización de Nicolas Sarkozy presentado como un candidato brutal feroz En segundo plano, tras la carga de profundidad del candidato conservador contra la herencia política, cultural y social de mayo del 68, Ségolène se presentó como la mejor abanderada de tal herencia, presentada desde el ángulo que jamás aceptaron los protagonistas de aquellas jornadas. Para Ségolène, el 68 dejó como herencia las negociaciones salariales. Presentándose como la candidata de la reforma tranquila y sin dolor Ségolène utilizó siempre una terminología izquierdista, suavizada con sus proyectos de democracia participativa que han funcionado muy mal dentro de su propio partido. Ségolène piensa que Sarkozy es el candidato de la fractura mientras que ella es la candidata de la paz civil Ya se sabía que Ségolène, de ganar, convocará un nuevo referéndum nacional sobre Europa, para aprobar un nuevo proyecto de Tratado Constitucional europeo, distinto al rechazado por Francia el 2005, que dividió de manera tan profunda al PS. La candidata socialista anunció ayer un nuevo referéndum. Si ella es elegida presidenta, los franceses serán invitados a pronunciarse por la creación de una nueva y VI República, llamada a refundar un orden más justo, basado en los jurados populares Le Pen pide a los que le votaron la abstención masiva Jean Maríe Le Pen, el líder de la extrema derecha, invitó ayer, a los casi cuatro millones de electores que lo votaron en la primera vuelta (el 10.51 por ciento) a abstenerse masivamente el domingo próximo. Según Le Pen, es imposible escoger entre la peste y el cólera cómo él define a Ségolène Royal y a Nicolas Sarkozy. El líder extremista pidió a sus voltantes que reserven la sed de revancha para las Legislativas de junio. Los electores de Le Pen están divididos entre partidarios de seguir sus consignas y partidarios de votar a Sarkozy (una gran mayoría) o a Ségolène (una minoría significativa) La consigna de Le Pen está voluntariamente envenenada. La primera vuelta destacó por una histórica participación cívica del 84,6 por ciento del electorado nacional. Y una de las grandes incógnitas del voto final será precisamente la abstención, que puede hacer daño a los dos grandes finalistas. Traspiés Sarkozy había achacado los males de su país a las revueltas del 68 y prometió liquidar esa herencia ABC. es Especial sobre las presidenciales francesas en abc. es internacional