Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 2 s 5 s 2007 ABC AD LIBITUM SEPARATISMO VISTO Y NO VISTO Y TERRORISMO L igual que los higrómetros de cabello, disfrazados de fraile con capucha, nos indicaban la humedad relativa del aire, el CIS se viste de rigor científico para decirnos cuáles son los asuntos que nos inquietan. Así sabemos que la mayoría de los españoles valoramos el terrorismo como principal problema del país. Es chocante que así sea en un tiempo en el que ETA ha decaído en su intensidad asesina para reforzar su interés de presencia política en las instituciones del País Vasco. Es, por traducirlo al código bipartidista al uso, el síntoma del mayor fracaso de José Luis Rodríguez Zapatero. El líder M. MARTÍN que no olvida a su abuelo FERRAND consagró la legislatura, con desprecio hacia cuestiones fundamentales, a un proceso de paz que ha conseguido que el terrorismo se convierta, sobre el paro, la educación, la vivienda y otros asuntos capitales, en la mayor inquietud ciudadana. Los nacionalistas vascos y catalanes, también los gallegos, son intransigentes. Como el resto de los ciudadanos españoles. Sólo el terrorismo, la expresión superlativa del vasco, valora su eficacia en el número de sus víctimas mortales; pero la raíz es la misma en todos los impulsos disgregadores que frenan nuestro entendimiento y perjudican nuestro bienestar. Es el separatismo. Lo explica Salvador de Madariaga en su España, ensayo de historia contemporánea: Así como el anarcosindicalismo es un separatista del socialista, y la derecha lo es de la izquierda, y la Iglesia de los intelectuales, y el ejército de los políticos y los ingenieros de tal de los ingenieros de cual y cada cosa de todo lo demás, así catalanes y vascos tienden a ser separatistas del resto de España. El separatismo es el primer impulso del español inexperto en política El error de Zapatero, el principal, reside en concentrar su acción terapéutica en la fiebre y no en la enfermedad que la genera. El proceso de paz a cuyos vestigios esperpénticos acudimos a diario- -desde los paseos de De Juana a la actividad de ANV- se concreta en ETA y su entorno; pero el cimiento social del que surge ese disparate asesino, lejos de ser atendido y tratado por el presidente que sonríe, ha sido reforzado, en el País Vasco, con la desvariada emancipación del PSE y, en Cataluña, por la franquicia autonómica del PSC. No hace falta saber mucha Física para llegar a concluir que la aceleración del movimiento centrífugo tiende a reducir a cero su alternativa centrípeta. Los españoles nos alarmamos ante el fenómeno terrorista en el momento de su menor actividad asesina. Va calando la idea de que el mal no se remedia con paños calientes, al modo de Zapatero. Exige, desde la unidad de acción democrática frente a un enemigo que lo es, al tiempo, de la democracia y la Nación, actitudes tan inteligentes como enérgicas. Encamarse con los separatismos conlleva la aceptación de sus efectos, terrorismo incluido. EL ÚLTIMO TREN DE ZAPATERO go y se sacaban los cubiertos del Monte de Piedad. CuanN España, la solución de la crispación política do los liberales ocupaban los cargos oficiales, se enten- -y, por consiguiente, social, puesto que aquí todía por conservadores a todos los españoles en situada la sociedad vive directa o indirectamente de ción de cesantía, y, viceversa, cuando los destinos del Esla política- -es el tranvía de cremallera. tado eran desempeñados por los conservadores, decir El tranvía de cremallera fue el sistema político y soun liberal equivalía a decir un hombre sin dos reales. cial de los partidos turnantes. Julio Camba, que alcanEste sistema, el más justo y benéfico sistema demozó las postrimerías de aquel sistema, aunque no llegó crático que ha funcionado en España, viene siendo desnunca a beneficiarse de él, no podía por menos que remontado por Rodríguez y sus amigos al grito, secordarlo con nostalgia, reconociendo que no hagún les tiene oído Hermann de ¡juro bía sido mejorado ni superado hasta la fecha. La por Dios que jamás volveré a pasar hambre! y Constitución del 78 se basó en él. todo el mundo puede imaginarse a Sonsoles con- -Subía un coche al Poder lleno de ministros el puño lleno de mantillo del parterre de La Mony altos dignatarios que agitaban en el aire sus cloa en el papelón de Scarlette O Hara retando al sombreros dando vivas estentóreos, y, automáticielo de Tara. camente, bajaba el coche de los cesantes, todos Rodríguez, que va de listo de pueblo por la vitristes y cariacontecidos al pensar en la ineludida, pretende cambiarnos el tranvía de cremalleble necesidad de volver a casita. Luego, ascendía IGNACIO RUIZ ra de la Transición por un tren de Matallana pael coche de los cesantes, y los ministros iniciaQUINTANO ra la oposición, ¡la derecha! que también tiene ban el descenso, abandonando las cimas soleasu legión de pesebreros, y bien que les rutan ya las tridas del Poder con el sombrero calado hasta los ojos. pas. Para vendernos el tren de Matallana, Rodríguez ha En aquel sistema no se concebía la crispación. Era hecho pública una redacción lírica, basada en una un sistema, dice Camba, de gentes finas y bien educacreencia- -la de que todos somos unos sentimentales- -das que se decían unas a otras: Por aquí... Hagan ustey en una estupidez- -la de que un desgraciado es siemdes el favor... Pasen sin miedo, que nosotros nos vamos a pre un hombre de bien- con la que pretenderá ganar el casa... Y después, cuando los que habían hablado de esconcurso de cuentos de la Renfe. Al convertir a Gamonete modo notaban que las chaquetas empezaban a romda en su Alejandro Sawa, Rodríguez quiere que nos creapérseles por los codos y que los zapatos no admitían ya mos que él ha sido siempre diputado, no por León, sino medias suelas y que la tos, la lúgubre tos de los cesantes, por la pobreza, como en el Parlamento italiano se les iba acentuando, todavía buscaban una fórmula y D Annunzio lo fue por la belleza. Pero, si Rodríguez dice decían: ¡Señores! ¡Que en las tiendas de ultramarinos que El tren de Matallana es el mejor poema que ha leíya no pueden materialmente hacernos crédito! do- -también el morcillero de Fuenteandrino podría deLos partidos turnantes eran dos, y aunque ambos tecir que Rossy de Palma es la mujer más guapa que ha visnían el mismo ideario, consistente en apoderarse del to- no es porque le gusten los trenes como a García CalGobierno, se distinguían por la circunstancia material vo- -Rodríguez prefiere volar y en Puma militar- side que mientras el uno estaba arriba muy orondo, al no porque le parece la metáfora ideal para su ideal de otro no le quedaba más remedio que fastidiarse abajo. justicia histórica: la derecha dando vueltas en el tren de- -Uno cualquiera de los partidos turnantes conquisla bruja, y él, con la careta de la Mujer del Año, repartaba el Poder, y aquello era un jubileo. Cobraban las patiendo escobazos en el túnel, entre las risotadas desdentronas, los tenderos, los limpiabotas... Se devolvía el ditadas del pueblo. nero tomado a préstamo, se saldaban las deudas de jue- A E