Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martes 1 de Mayo de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.375. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Jaruzelski y la vida de los otros Nunca es tarde para pedir perdón y cada situación exige un comportamiento adecuado a su tiempo. Esta es la línea del ex presidente polaco Wojciech Jaruzelski que en 1981 tomó el poder con un golpe de Estado SIMÓN TECCO aruzelski tomó el poder en Polonia y declaró el estado de emergencia para reprimir la rebelión obrera contra el régimen del proletariado, e impedir, como dijo más tarde, la intervención militar de las repúblicas comunistas hermanas capitaneadas por la ex Unión Soviética. En una entrevista publicada ayer por el diario italiano La Repubblica Jaruzelski pide disculpas a todas las víctimas de la decisión de 1981. Me encontré presionado por fuerzas internas y externas. Hoy aún sufro y me disculpo con todos aquellos que injustificadamente sufrieron y con todos aquellos que fueron injustificadamente arrestados dice en sus declaraciones el ex general de 84 años. Jaruzelski no fue un Gorbachov y menos un Boris Yeltsin, pero supo comprender que el sistema que representaba había llegado a su fin y supo también garantizar a fines de los años ochenta la transición polaca a un sistema democrático. Por ello la gran mayoría de sus adversarios, incluyendo al líder del sindicato Solidaridad el ex presidente Lech Walesa, le son gratos. Aceptaron la reconciliación nacional y con una resolución del Parlamento en 1996 le perdonaron formalmente la represión desatada después del golpe. No compartieron tal generosidad los entonces consejeros de Walesa, los gemelos Lech y Jaroslaw Kaczynski, actuales presidente y primer ministro de Polonia, que han decidido tras 17 años, limpiar Polonia de todos aquellos que colaboraron con el sistema comunista. A mediados del mes pasado el Instituto para la Memoria Histórica, cuya tarea es depurar la sociedad polaca de los ex agentes comunistas, presentó ante un juzgado de Varsovia una acusación contra Jaruzelski COSAS MíAS Edurne Uriarte MADRES SANGRIENTAS iento un notable escepticismo ante una extendida teoría según la cual las mujeres somos menos violentas que los hombres. Es cierto que algunos datos parecen avalarla. El sexo de víctimas y asesinos en la violencia de género, por ejemplo. O el número de hombres, casi todos, y de mujeres, una minoría, en todas las organizaciones terroristas del mundo. La teoría del pacifismo genético de las mujeres minusvalora, sin embargo, otros datos. Los de las mujeres en la retaguardia de los asesinos, por ejemplo. La retaguardia está plagada de mujeres. Muchas veces, de madres. Como las madres de los suicidas islamistas que alientan a sus hijos al suicido y al crimen. Como la madre del etarra Jon Bienzobas que lanzaba besos de aprobación a su hijo en la sala donde lo juzgan por el asesinato de Francisco Tomás y Valiente. No porque pensara que su hijo es inocente, me temo. Son demasiadas las evidencias en contra de Bienzobas, hasta para una madre. Y demasiadas historias como la suya detrás del terrorismo etarra y de todos los terrorismos. Madres que educan a sus hijos en el fanatismo. Que los conducen hasta el crimen. Que los jalean cuando lo cometen, que sostienen a las organizaciones terroristas en la calle y en los hogares. Que alimentan el odio y la furia criminal de sus retoños hasta el final de sus días. Orgullosas de su obra, como la madre de Bienzobas, la exhiben para las cámaras de televisión, delante de las víctimas de sus hijos. Las desprecian tanto como aman el fanatismo que enseñaron. Bienzobas y otros como él son incomprensibles sin las mujeres que les ayudaron a ser lo que son. S J Wojciech Jaruzelski tiene ya 84 años y puede afrontar un juicio en su país y otros ocho de sus colaboradores más cercanos por el cargo de crímenes comunistas En este caso por haber impuesto la ley marcial en 1981. Yo tuve que tomar decisiones dolorosas, pesadillas mías de ayer y de hoy. Nos amenazaba lo peor. Pero luego impusimos el diálogo: estaba también el Santo Padre (se refiere al Papa Wojtyla) y el compromiso histórico a la polaca marcó el fin de los muros. ¿Hoy quieren procesarme? Paradoja temporal de deseo de poder y de venganza AFP sostiene Jaruzelski en sus declaraciones al cotidiano italiano. Y se pregunta a continuación ¿Me arriesgo a diez años de cárcel o asumo que, enfermo y con 84 años, cuando el proceso termine ya no existiré? concluye. Culpable o no, la ironía es que la caza de brujas desatada por los gemelos Kaczynski terminará pareciéndose al régimen que el ex general representño en los ochenta y que nada tiene que ver con los principios democráticos y los valores cristianos que dicen defender y representar.