Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 s 5 s 2007 MADRID 53 Los trabajos de la consultora han contribuido a una mejor ordenación de la capital En España existe un culto excesivo al arquitecto extranjero afirma Querejeta, presidente de Idom que en el entorno de 2010 la oficina de Madrid ronde el entorno de 1.000 profesionales. El reto pasa, además, por consolidar la internacionalización de la compañía. A parte de su presencia en España, la empresa ha desarrollado proyectos por todo el mundo, como son varias centrales energéticas de ciclo combinado y cogeneración aquí, en México, en Portugal o Letonia, el hotel Silken en Londres, o la escuela de negocios CEIBS en Beijing (China) En un entorno cultural como el actual, donde la arquitectura pública nace bajo la necesidad de sorprender, su marca ACXT representa, según el presidente del grupo, el equilibrio entre una respuesta de calidad y concebido desde la proximidad a un cliente que no se puede permitir desvíos presupuestarios ni exageradas extravagancias Para Querejeta, esto ocurre en España demasiado a menudo El problema es que aquí existe un culto excesivo al arquitecto extranjero, cuando en España tenemos profesionales de altísimo nivel puntualiza. Esta división, que lleva a cabo un servicio integral, en sectores tan variados como el residencial, el cultural o el industrial, entre otros, ha participado en intervenciones arquitectónicas dentro de la región como son la rehabilitación del Hospital de Vallecas, o la Agenda 21, que forman ya parte de los iconos de la ciudad. Muy vinculados a la resolución del transporte de la Comunidad, destaca también entre sus trabajos el intercambiador de Príncipe Pío, obra de la que Rafael López, director de Idom Madrid, sugiere que es la primera vez que se ha hecho una intervención resolutiva de este tipo de instalaciones Idom destaca a su vez en el mundo de la ingeniería y de desarrollo de medio ambiente y la sostenibilidad, por lo que se puede decir que sus trabajos, bien de arquitectura, ingeniería o consultoría se han convertido en desarrollos que, indudablemente, han contribuido a una mejor ordenación urbanística de la ciudad de Madrid. A la izquierda, Rafael López, director de Idom Madrid y Fernando Querejeta, presidente del grupo Madrid necesita más transporte público de este a oeste La Comunidad necesita mallar más la red de transportes hacia donde van a estar los grandes desarrollos de actividad como el Corredor del Henares, según Fernando Querejeta, presidente del grupo Idom POR CARLOTA FOMINAYA FOTO IGNACIO GIL MADRID. Es difícil identificar a Idom, la empresa que este mes presentó en el Centro de Arte Reina Sofía el libro ACXT Obras y Proyectos 2001- 2005 con una sola actividad. Su nombre está detrás de la rehabilitación arquitectónica de la sede madrileña del BBVA en la calle de Alcalá, del desarrollo arquitectónico y de ingeniería de la sede central del Banco de España, o la consultoría del Museo Aeronáutico de Getafe, en colaboración con Foster. Aunque si hay un proyecto que para el grupo Idom significa un claro posicionamiento del compromiso de la empresa con lo que es el desarrollo de Madrid es su participación en el desarrollo del complejo ferroviario de Atocha, que esperamos que en muy breve plazo comience su construcción señala su presidente, Fernando Querejeta. El sistema ferroviario de Madrid, explica, tiene que trabajar en red. Tanto Atocha como Chamartín van a estar conectados por un túnel específico de alta velocidad (Serrano) y un nuevo túnel de cercanías adicional al ya existente, cuya previsión de puesta en servicio se está encarando muy rápido en el tiempo. Con esto lo que va a haber son dos grandes polos de comunicación en la ciudad predice. Uno situado en el norte, vinculado a todo el desarrollo financiero de la ciudad, y otro que es Atocha en la parte del sur, en la que se va a concentrar todo lo que va a ser el gran atractivo de la ciudad de Madrid, en términos de su gran potencia museística y de ocio La ciudad necesita, además, mallar más su red de cercanías y cambiar su concepción actual de norte- sur. Debe materializar las infraestructuras con una orientación de este a oeste, donde van a estar los grandes desarrollos de actividad como son, por ejemplo, el corredor del Henares Lo que está claro es que Idom forma parte del tapiz de ingenierías que está colaborando de una manera patente en lo que es el desarrollo de la ciudad de Madrid, unas veces con arquitectura, otras con ingeniería, y otras, con consultoría. Porque 50 años después de su creación, lo que nació como una asociación de profesionales para prestar servicios en la industria se ha convertido en una compañía multidisciplinar. La exitosa combinación de estas tres disciplinas les ha llevado a crecer en potencial, presencia geográfica, y actividades, gracias a lo cual Idom ronda hoy los 2.500 profesionales repartidos por todo el mundo, de los que 500 están en Madrid. La sociedad muestra un crecimiento, si no galopante, sí muy rápido. Estamos apuntado a Culto al extranjero Actividad internacional La ciudad debe ser más sostenible en el tratamiento de residuos Una ciudad, Madrid, a la que los responsables de Idom, soñando un poco, en el aspecto de transporte le quitarían irremediablemente un montón de coches y en el energético, le añadirían más sostenibilidad en el tratamiento de residuos Su colaboración con la Administración en este frente pasa por una clara apuesta por el el reciclaje y su tratamiento a través de la tecnología de plasma. Nosotros conseguimos prácticamente la reutilización total del residuo explica Fernando Querejeta, presidente del grupo. La intervención de Idom en el aspecto energético no se detiene aquí, sino que continua realizando actuaciones clave y desarrollando proyectos por todo el mundo bajo todas las tecnologías de generación, donde se incluyen la participación en el desarrollo de proyectos de centrales de ciclo combinado y de centrales nucleares, y en el apoyo de las energías renovables, entre otras.