Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1- -5- -2007 MADRID www. abc. es madrid 47 La dirigente autonómica reclama para Madrid lo mismo que otorga el Estatuto para Cataluña puntos de la Comunidad por los que pasa el tren, pero no cuentan con parada que permita a los habitantes cercanos utilizar este medio de transporte. Por ello, Aguirre pretende, una vez conseguida la gestión de esas Cercanías, realizar un estudio que determine las modificaciones e inversiones necesarias para adaptar la red a las necesidades de los nuevos desarrollos urbanísticos. De este modo, se conseguiría, además, mejorar la coordinación entre los distintos medios (EMT, interurbanos, Metro y Cercanías) y evitar algunos servicios duplicados, con el consiguiente gasto económico que no significa beneficio para los viajeros. El presidente del Gobierno recibió a Esperanza Aguirre en Moncloa en agosto de 2005 SIGEFREDO Zapatero incumple el compromiso de gestión compartida en Cercanías La presidenta regional, Esperanza Aguirre, dispuesta a aceptar este servicio de Renfe, sin inversiones, para tener poder decisivo sobre el funcionamiento de la red MERCEDES CONTRERAS MADRID. La gestión del servicio de Cercanías de Renfe sigue sin aclararse. Por dos veces la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el traspaso de esas competencias al Consorcio de Transportes. Todo han sido buenas palabras, pero sin resultados. En julio de 2004 y en agosto de 2005 ambos mandatarios mantuvieron encuentros cordiales en los que la presidenta no consiguió esa gestión, pero sí el respaldo de Zapatero en esa vieja reivindicación, participar- -dijo Aguirre- -en las decisiones sobre el funcionamiento de la red de Cercanías de Renfe y tener poder decisivo en sus nuevas inversiones Nada se ha llevado a cabo y ha habido, por tanto, un incumplimiento de lo dicho por Zapatero en cuanto a la participación compartida entre ambas administraciones. La integración de las Cercanías en el Consorcio es un hecho y la mejor prueba es la validez del abono. La gestión es algo diferente, algo que permite decidir sobre la red. Actualmente en el Consorcio, junto al Metro, está la EMT, cuya gestión realiza el Ayuntamiento, y los autobuses interurbanos que son gestionados por los dueños de las distintas empresas. Aun así, en ambos casos, el Consorcio diseña las necesidades. Aunque la búsqueda de esa gestión de Cercanías está en el candelero hace años, ahora cobra fuerza ante los proyectos de una nueva legislatura. El objetivo, según fuentes de la Comunidad, es seguir apostando por la inversión en transporte público, como se ha hecho en la legislatura actual, aunque en esta ocasión el Metro puede dejar de ser la estrella y la red del suburbano, sin dejar de crecer, aumentar de un forma más comedida. Prueba de ello es la promesa de Esperanza Aguirre, hace sólo unos días, de construir un tren ligero a Las Rozas y Majadahonda. El subterráneo seguirá siendo, por tanto, punto clave en el transporte de la capital y de la región, como no puede ser de otra forma dado el número de viajeros que mueve, pero los esfuerzos económicos tenderán a dirigirse hacia mejoras en el transporte de superficie. En definitiva, se intentará diversificar entre todos los sistemas de transporte para permitir una mejora en la movilidad y evitar así pérdidas de tiempo y de dinero. De ahí, el empeño en conseguir poder de decisión sobre la red de Cercanías. Actualmente, según las mismas fuentes, hay muchos La Comunidad ya construyó tren y lo alquiló a Fomento En algunas ocasiones ya ha habido interconexión, incluso para la construcción de Cercanías, entre Fomento y la Comunidad. Durante el mandato de Ruiz- Gallardón como presidente de la Comunidad se construyó una línea de Cercanías para dar servicio al Parque de la Warner. Posteriormente, se le traspasó a Renfe para operar mediante un alquiler, aunque la propiedad sigue en manos de la Comunidad. La línea a Navalcarnero, que se va a licitar en unos 15 días, es otro ejemplo. La Comunidad pidió a Fomento su construcción y tras la negativa decidieron abordarla. Ahora, como el mercado ferroviario es libre, se sacará a concesión y Renfe puede o no presentarse para ganar el concurso. Diversificar En el fondo del incumplimiento de ese compromiso ha podido dejarse sentir las malas relaciones que, en lo que va de legislatura, han mantenido la presidenta regional y la ministra del ramo, Magdalena Álvarez. Se han enfrentado por la llegada del Metro a la nueva terminal del aeropuerto de Barajas o por el cierre norte de la M- 50 y la construcción de la R- 1. Todo ello sin olvidar las quejas continuas que desde la Comunidad de Madrid se han vertido por la falta de comunicación con el Ministerio y la poca inversión realizada. Con toda esta situación en el trasfondo, la presidenta regional ha vuelto a la carga y ha decidido sacar otra vez a la luz el deseo de ese traspaso de competencias. Lo ha hecho en la visita del presidente de Pakistán y en Barcelona, tras firmar con el presidente catalán, José Montilla, un acuerdo de intercambio cultural. Allí, aprovechando que el Estatuto de Autonomía otorga a Cataluña el traspaso de esas competencias en Cercanías, Esperanza Aguirre ha reclamado lo mismo para Madrid. Es más, a diferencia de lo que reclama Cataluña, la presidenta regional no está dispuesta a esperar a nuevas inversiones del Gobierno en este servicio. No las considera necesarias. Está decidida, y a por ello irá si gana las elecciones, a quedarse con las Cercanías de Renfe sin inversión. Malas relaciones