Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 1- -5- -2007 ABC Erdogán invoca la unidad ante el riesgo de enfrentamiento en Turquía En su discurso por televisión a todo el país, el primer ministro no hizo ninguna mención ni Fuertes caídas a la injerencia del Ejército ni a la protesta en el mercado bursátil contra el Gobierno de un millón de turcos ENRIQUE SERBETO ENVIADO ESPECIAL ESTAMBUL. El primer ministro turco, Tayip Erdogán, se dirigió ayer a la nación reclamando unidad, fraternidad y solidaridad para tratar de evitar la deriva que ha tomado la situación política en las últimas horas. La división que se ha desvelado con las manifestaciones antigubernamentales y las amenazas poco veladas del Ejército ante la perspectiva de la elección de un dirigente de la órbita islamista como presidente de la República han situado a este país en una situación extremadamente delicada. Pese a todo, los- -pocos- -turistas de la temporada siguen afluyendo a Estambul sin que nada haga pensar que están preocupados por lo que dicen los periódicos. Las portadas de ayer, con las fotografías de la impresionante marea roja de banderas turcas y retratos de Mustafa Kemal Ataturk son para muchos lo mismo que si la gente festejara el campeonato del mundo de fútbol; el no saber turco les evita la reflexión de los analistas y las amenazas de los agoreros. Pero lo cierto es que el país está en crisis y eso es lo único que explica que el presidente del Gobierno haya tenido que dirigirse al país por casi todas las cadenas de televisión, para pedir unidad y sosiego. Erdogán propuso a sus conciudadanos que mantengan La unión, la fraternidad y la solidaridad como remedio para sobreponerse a cualquier problema El mensaje estaba grabado desde el domingo, así que no ha hecho referencia ni a las manifestaciones ni a los llamamientos que se suceden desde entonces para que se convoquen elecciones anticipadas, ni, por supuesto, al mensaje de los militares del viernes por la noche en el que amenazaban nada veladamente con intervenir ante lo que consideran una decisión intolerable, la elección de un miembro del AKP (el Partido de la Justicia y el Desarrollo, islamista moderado) como el actual ministro de Asuntos Exteriores, Abdulah Gul, para la ESTAMBUL. El índice IMKB- 100, donde cotizan las cien mayores empresas de Turquía, abrió ayer con pérdidas cercanas al 8 por ciento, aunque posteriormente la caída se estabilizó en torno al 6 por ciento, según informó la agencia Efe. El índice turco, que durante la pasada semana se había situado en máximos anuales gracias a la buena acogida empresarial de la candidatura a presidente de Gül, del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado) se desmoronó ayer tras los acontecimientos del fin de semana. La nueva lira turca bajó en su cotización respecto al euro- -pasando de 1,82 liras por euro a 1,85- -y al dólar- -de 1,33 liras por dólar se alcanzaron 1,36- tendencia que los expertos prevén que se mantenga. Tanto si los movimientos laicos ganan el pulso como si lo logra el partido islamista en el poder, las convulsiones seguirán tras la decisión del Ejército de implicarse en el proceso. presidencia de la República. Normalmente, Erdogán suele utilizar sus alocuciones públicas para resaltar los logros económicos de su Gobierno, algo que es más fácil de explicar con cifras que en la vida cotidiana, donde no todo el mundo piensa igual que él. Esta vez no pasó por alto esta costumbre, sólo que se dedicó a alabar el progreso experimentado desde la fundación de la actual República en 1923. En los últimos 83 años ha sufrido crisis, pero ha sobrevivido y ha alcanzado sus objetivos dijo. Esta es también la única referencia que los analistas interpretan como reconocimiento al fundador de la Turquía moderna, Ataturk, y que puede ser considerado como un elogio al sistema republicano y eminentemente laico que lo sustenta. Pero acto seguido volvió a elogiar su propia labor como presidente del Gobierno, con ayuda de gráficos y presentaciones de corte moderno. Da que pensar saber que mientras más de un millón de personas se manifestaban en Estambul en contra de sus planes, Erdogán estaba preparando y grabando con sus asesores una alocución que parecía una conferencia de empresa. Dio desde el número de aldeas a las que ha llevado el agua corriente hasta los kilómetros de autopistas construidas, también para que los analistas puedan interpretar que se trataba sin duda de un primer avance hacia la convocatoria de elecciones anticipadas. Si no era campaña electoral, se le parecía mucho. Aire de precampaña Pero en el fondo, lo que les dijo a los ciudadanos es que no hay peor camino que el de la división y la inestabilidad: Mientras nos acerquemos los unos a otros con amor podremos solucionar todos los problemas dijo, advirtiendo acto seguido que tenemos que tener mucho cuidado en no dañar lo que hemos conseguido entre otras cosas poner medio pie en la Unión Europea, después de más de medio siglo llamando a la puerta. Decisión crítica El Tribunal Constitucional deberá decidir hoy, o mañana a más tardar, si la votación para el nombramiento del islamista Gül como presidente es válida La convocatoria de elecciones anticipadas es probable, pero no resolverá la crisis Banderas con la efigie de Ataturk durante la protesta antiislamista del domingo en Estambul AP No hubo, sin embargo, ninguna referencia a la posibilidad de aplazar o renunciar a la elección como presidente de la República de Abdulá Gül, que sigue en manos de la decisión del Tribunal Constitucional. La presidenta de esta institución, Tulay Tugcu, ha adelantado que los magistrados esperan hacer pública su decisión sobre la validez de la votación hoy o el miércoles por la mañana, a mas tardar, puesto que ese día está previsto que se celebre una nueva votación. Es posible que el discurso de Erdogán y sus apelaciones a no romper la vajilla se dirija