Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1- -5- -2007 Nueva crisis en la inmigración ESPAÑA 21 0 Km 100 Palma IBIZA MALLORCA MENORCA Porto Petro FORMENTERA Recorrido de la patera Mar Mediterráneo Cherchell Ech Cheliff Argel Dellys ARGELIA N tre doce y catorce metros de eslora y cuatro de manga. Además, fuentes de Salvamento Marítimo informaron de que sus servicios fueron requeridos, alrededor de las diez de la mañana, para rastrear la costa en un área de cinco millas con el objetivo de localizar la presencia de alguna embarcación. La Delegación del Gobierno subrayó que la colaboración ciudadana ha sido esencial en el conocimiento de esta llegada de inmigrantes puesto que fue un comerciante de Porto Petro quien avisó de la presencia de un grupo de ciudadanos magrebíes con las piernas mojadas en esta zona de la costa. A raíz de este suceso, la Guardia Civil reforzó todos sus servicios de vigilancia del litoral. Esta es la cuarta embarcación de inmigrantes que llega a las costas de Baleares en los últimos meses, tras las de Menorca, en septiembre; la de Portolocom (Mallorca) y la de Cala Figuera, también en Santanyí, esta última el jueves de la semana pasada. El presidente del Ejecutivo balear, Jaume Matas, mostró ayer su preocupación porque la Comunidad se convierta en nueva puerta de acceso de la inmigración ilegal y consideró que la llegada de embarcaciones evidencia que la presión de inmigración ilegal que sufre el país va camino de ser insostenible informa Efe. En declaraciones a los periodistas tras visitar la guardería del Polígono de Son Castelló, Matas explicó que no cree que la llegada de pateras a Baleares sea un fenómeno generalizable por las especiales condiciones territoriales de las islas. Sin embargo, añadió que si llegan hasta aquí, quiere decir que la presión en otros lugares de España puede ser un problema de magnitudes tremendas. Si nosotros, con las condiciones que tenemos, recibimos pateras... Qué pasará en otros lugares de España donde la presión será insostenible y será un problema muy grave de futuro argumentó. Uno de los inmigrantes que tuvieron que ser hospitalizados al llegar al puerto canario de Arguineguin REUTERS Muere otro inmigrante a las pocas horas de llegar en cayuco a Gran Canaria Viajaba con otros 45 subsaharianos; en 2007 se han recuperado ya quince cuerpos ERENA CALVO LAS PALMAS. La tragedia ha sido casi diaria desde hace ya una semana. Otro inmigrante más perdía la vida ayer en un centro sanitario grancanario a las pocas horas de superar una dura travesía- -de más de diez días- -a bordo de un cayuco en el que viajaban otras 46 personas, la mayoría procedentes de Guinea Conakry. Con este último fallecido, ya son nueve los subsaharianos muertos desde el lunes pasado; quince desde que empezó el año. Sin embargo, es imposible dar una cifra exacta porque no hay posibilidad de conocer cuántos cuerpos han desaparecido durante el trayecto que separa las costas africanas del Archipiélago canario. Un trayecto en el que perdieron la vida en 2006 cerca de seis mil personas. Aun así, cientos de africanos siguen intentándolo. La mayoría de ocupantes del último grupo, que partió de Mauritania, llegaba a Arguineguín, al sur de Gran Canaria, a las once de la mañana de ayer. Habían sido embarcados a las nueve de la noche del domingo en el remolcador de Salvamento Marítimo Punta Salinas cuenta a este periódico el jefe del Centro de Salvamento en Las Palmas, Aníbal Carrillo. Poco antes, un avión del Servicio Aéreo de Rescate los había localizado, a unas sesenta millas de la costa, que es donde se llevó a cabo el rescate Un rescate muy complicado explica, por las condiciones meteorológicas y el delicado estado de algunos de los ocupantes del cayuco Cuatro hacían su entrada en la isla horas antes que sus compañeros. La gravedad que presentaban aconsejaba que fueran evacuados de inmediato y se avisó al Esperanza del Mar donde pudieron recibir los primeros cuidados. En este pequeño grupo de la expedición se encontraba el subsahariano que a las pocas horas perdía la vida en un centro sanitario de la isla. Los otros tres permanecían a última hora de ayer en observación y en estado grave; junto a ellos tuvieron que ser ingresados cinco de los inmigrantes que llegaron a la isla en el Punta Salinas Además, también seguían hospitalizados cuatro de los subsaharianos que alcanzaron la isla el sábado de madrugada en un cayuco con otros tres muertos. Las condiciones meteorológicas han sido muy duras en los últimos días explica a este periódico Gabriel Marrero, director en Las Palmas de Salud y Socorro de Cruz Roja. Este es uno de los factores de que se hayan producido tantas muertes junto a la falta de medios para afrontar la expedición. En lo que va de año ya son dos mil las personas que han conseguido alcanzar costas canarias, mientras que el pasado año por estas fechas ya eran 4.600 las que lo habían logrado. Una cifra que se ha visto reducida en parte por el incremento de medios de vigilancia- -aunque en estos momentos el Frontex sólo está cubierto por España e Italia, con el apoyo de Mauritania y Senegal- -y por la sensibilización cada vez mayor en el punto de origen. Aun así, distintos expertos anuncian un repunte en la llegada de cayucos en los próximos meses. Repunte en los próximos meses Matas, preocupado Los 23 asiáticos del Marine I cumplen ya 80 días de espera Están totalmente desesperados Así define Pino González, miembro de Médicos del Mundo en Mauritania, el estado de ánimo de los 23 asiáticos que permanecen en el hangar de Nuadibú desde hace ya ochenta días. Viajaban con otros 340 inmigrantes, que ya han sido repatriados o derivados a centros canarios, a bordo del Marine I Todos los días hay alguno con crisis de ansiedad dice Pino. Dicen proceder de Cachemira y no quieren regresar allí porque temen por sus vidas El Gobierno español negocia ahora con Conakry, de donde se cree que partió el buque, la posibilidad de trasladarlos allí, y afirma que aún no han facilitado su identidad. Sin embargo, los inmigrantes nos cuentan que sí que han desvelado sus datos, precisamente porque se les prometió ser derivados a otro país africano