Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC NACE LA INFANTA SOFÍA, SEGUNDA HIJA DE LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS MARTES 1- -5- -2007 ESPAÑA 17 Doña Letizia se saltó el reposo de su primera cesárea para asistir a la recepción del 30 aniversario del reinado de Don Juan Carlos El Heredero cancelará el acto que tiene programado para el viernes si coincide con el alta hospitalaria de su esposa La pila de Santo Domingo volverá a la Zarzuela para el bautizo de la Infanta La histórica reliquia será trasladada desde el Monasterio de la calle Claudio Coello POR A. MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. La histórica pila en la que fue bautizado Santo Domingo de Guzmán en el año 1170 volverá a ser trasladada en los próximos meses al Palacio de la Zarzuela para que la segunda hija de los Príncipes de Asturias, Sofía, reciba el sacramento del bautismo. Casi año y medio después de su último traslado, la pila bautismal volverá a hacer el mismo recorrido por quinta vez en la historia, cuando abandone el Monasterio de Santo Domingo el Real, situado en el número 112 de la calle Claudio Coello de Madrid, donde las madres dominicas custodian esta preciada reliquia, que- -salvo los días que se traslade a La Zarzuela- -puede ser visitada por el público. Casi todos los Herederos de la Corona han recibido las aguas bauitismales en esta pila desde hace cuatro siglos. Pero como su uso está reservado a los Príncipes de Asturias e Infantes de España, apenas se ha utilizado en cinco ocasiones en los últimos cincuenta años. Es decir, se ha empleado exclusivamente en los bautizos de las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, el Príncipe de Asturias, la Infanta Leonor y, ahora, para Sofía. A los demás nietos de los Reyes- -los dos hijos de los Duques de Lugo y los cuatro de los Duques de Palma de Mallorca- -se les bautizó en otra pila, en concreto, una pieza del siglo XIX procedente del Palacio Real. Fue Felipe III quien empezó con la tradición de utilizar la pila de Santo Domingo para bautizar a los Herederos, cuando en 1605 ordenó trasladarla hasta Valladolid para el bautizo de su hijo Felipe IV Hasta en. tonces, la pieza había permanecido en la iglesia parroquial de la villa de Caleruega (Burgos) donde había sido bautizado Domingo de Guzmán. Cuando trece años después de su muerte, el Papa Gregorio IX le declara Santo, la pila empezó a ser venerada como reliquia. Tras el bautizo de Felipe IV la pila de Santo Domingo nunca regresó a Caleruega, sino que fue trasladada al antiguo Monasterio de Santo Domingo el Real, construido en 1218 en la actual plaza de Santo Domingo, de Madrid, muy cerca del Palacio Real, y que fue fundado por el propio Santo. con lo que su etapa de baja coincidió prácticamente con la de cualquier madre trabajadora. Por ello, no pudo acompañar a Don Felipe a la ceremonia de toma de posesión del presidente boliviano Evo Morales ni a la del de Honduras Manuel Zelaya, a finales de enero de 2006, y no fue hasta el día 31 de ese mes cuando reapareció junto al Príncipe en Barcelona, en el acto conmemorativo del centenario del periódico Mundo Deportivo Quien no disfrutó apenas de permiso de paternidad fue el Heredero, pues sólo dos días después de nacer su primogénita se reincorporó a su labor institucional, al presidir el 2 de noviembre de 2005 una reunión del Patronato de la Residencia de Estudiantes, acto en el que se recogieron sus impresiones de padre primerizo y orgulloso: Es muy guapa- -dijo de la Infanta Leonor- -pero no soy imparcial En este caso, tras el nacimiento de la Infanta Sofía, tendrá un mínimo respiro. Aunque está previsto que Don Felipe vuelva a su trabajo oficial el viernes 4, con motivo de la inauguración el VII Congreso de la Asociación Hispana de Universidades en Alcalá de Henares, su presencia en esa convocatoria podría quedar cancelada si coincide con el alta hospitalaria de la Princesa. Ahora están abiertas las incógnitas de la fecha del bautizo de la octava nieta de los Reyes y del momento que escogerán Don Felipe y Doña Letizia para presentar a la pequeña ante la Virgen de Atocha, cumpliendo con la tradición borbónica. Además, próximas celebraciones familiares, como los cumpleaños de la Infanta Cristina y su hija Irene, en junio, o de Froilán en julio podrían depararnos fotos de familia en las que aparezcan los Príncipes de Asturias junto a las Infantas Leonor y Sofía. O, en todo caso, el mes de agosto brindará numerosas oportunidades de verlos en público. Siempre nos quedará Mallorca. La pila en que fue bautizada Doña Leonor no se utilizaba desde 1968 Y allí permaneció más de 250 años hasta que en 1836 el Gobierno de Juan Álvarez Mendizábal aprobó la ley de Desamortización de bienes eclesiásticos y en 1870 el edificio fue demolido. Gran parte de los documentos, las reliquias y las obras de arte que durante más de seis siglos se fueron reuniendo en ese monasterio se dispersaron o desaparecieron. La pila bautismal se conservó y pudo ser trasladada al nuevo monasterio, construido en la calle Claudio Coello, que se inauguró en 1882. De este lugar, la pila sólo ha salido para los bautizos reales, aunque en la Guerra Civil las religiosas tuvieron que guardarla bajo tierra para protegerla de las agresiones. Aunque la pila está reserva- POOL da para Príncipes e Infantes, no todos los hijos de Reyes han sido bautizados en ella. De hecho, la tradición quedó interrumpida durante los años del exilio, en los que nació Don Juan Carlos en Roma. El Rey fue bautizado en la capilla de los Caballeros de la Orden de Malta por el entonces cardenal Pacelli, que un año después sería elegido Papa como Pío XII. Bautizo y celebraciones Los Príncipes llevarán a su segunda hija ante la Virgen de Atocha ABC MADRID. La Infanta Sofía será encomendada a la protección de la Virgen de Atocha dentro de unos meses para cumplir con una de las más antiguas tradiciones de la Familia Real española, que se remonta al siglo XVII. Será la tercera vez que Don Felipe y Doña Letizia acudan juntos al templo de la madrileña avenida Ciudad de Barcelona, donde se venera la imagen, según recuerda la agencia Efe. Estuvieron allí por primera vez inmediatamente después de contraer matrimonio en la catedral de La Almudena, la lluviosa mañana del 22 de mayo de 2004, para ofrecer a la imagen bizantina el ramo de novia de la ya Princesa de Asturias. Hasta allí volvieron el 7 de junio de 2006 para pedir protección para su primogénita, la Infanta Leonor, que contaba poco más de siete meses. Los Príncipes entraron con su niña en el templo y los acordes del órgano les acompañaron en su recorrido hasta el altar, donde elevaron conjuntamente a la pequeña, vestida con un faldón blanco, ante la imagen de Nuestra Señora. Los Reyes también dieron continuidad a tan antigua devoción al presentar a sus tres hijos, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y el Príncipe de Asturias, ante la Virgen de Atocha. La Duquesa de Lugo también llevó al templo a sus dos hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica. Alfonso XIII, que nació el 17 de mayo de 1886, fue llevado ante la Virgen de Atocha cuando tenía 45 días. No hay constancia de que sus hijos fueran presentados, ya que la basílica fue cerrada en 1911 por estar en ruinas. La Virgen fue proclamada protectora de la Familia Real y de la Monarquía española en 1643 por Felipe IV aunque el origen de esta devoción real se sitúa en el Rey Alfonso VI, en el siglo XI, cuando se calcula que fue construido el primer templo dedicado a esta Virgen.