Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 DEPORTES LUNES 30 s 4 s 2007 ABC Hubiese querido correr el Tour o jugar con la selección de fútbol Fernando Alonso s Doble campeón del mundo de Fórmula 1 Ganó dos Mundiales con Renault y en el año del cambio es líder con McLaren. Su personaje ha evolucionado en España al mismo ritmo que ha crecido la Fórmula 1. Millones de seguidores y no pocos detractores. Fernando Alonso responde a todo POR JOSÉ CARLOS CARABIAS FOTOS MIKEL PONCE MADRID. Se presenta a la cita como vive. Entra rápido en la estancia, se sienta a toda velocidad y a mitad de la conversación se ventila, visto y no visto, un plato de lechuga con pollo y aroma de mostaza. Fernando Alonso tiene 25 años, pero parece mucho más mayor en sus reflexiones. Las andanzas por un deporte inexplorado en España hasta que llegó él y una vida minuciosamente inspeccionada en comportamientos y formas han creado un personaje que él rechaza. De todo ello habló con ABC. Fue una buena experiencia, porque la transformación de los coches ha sido radical. Y no sólo para nosotros, sino para todos los equipos. -No sé a nivel mundial. Tengo algo de curiosidad por saber cómo será en España. No sé qué pasará con esas 15 o 20 revistas del motor... -No. No creo. No soy consciente de muchas cosas. Es más el interés que ha suscitado este deporte. Los aficionados intentan estar enterados, saben que hay carreras cada dos fines de semana. Intentan comprender las normas, estar atentos. ¿Tú eres consciente de que todo esto es por ti? -Es el año del cambio y dicen que tú eres el que menos cambia. ¿Te psicoanalizas mucho, haces examen cada noche? -No. Voy por donde va la corriente. No pienso en nada, ni me analizo ni analizo nada. Cada día me despierto, hago lo que tengo que hacer y me duermo otra vez tranquilo. -Nunca sabes lo que vas cambiando. Cumples años, tienes más experiencia, más vida y supongo que habré cambiado como lo hace cualquier persona normal con el paso del tiempo. Nada más que eso. -La Fórmula 1 ha evolucionado muy rápido en España. De no haber casi ninguna información, de que en 2003 no se viese ni la primera carrera del Mundial por la tele, hemos pasado a horas y horas de televisión, páginas y páginas en periódicos y a tener 15 o 20 revistas del motor donde sólo había dos o tres. Y a todas les va muy bien. La gente lo ha acogido muy bien, porque a veces pasa que despunta un deporte, tiene un boom y se queda a mitad de camino. La F- 1 ha entrado en casa de todo el mundo, sin agobios, y gustando. -Pasan los años y la gente en España sigue enganchada a un deporte casi minoritario hasta que llegaste. ¿Compras rápido, decides rápido? Entramos en la tienda, compramos lo que necesitamos y marchamos. (Pausa) No sé. (Larga pausa) No sé, no me gusta demorarme en nada. -Comes rápido, andas rápido, conduces rápido. ¿Para qué te tomas mucho tiempo? ¿Y cómo será la F- 1 cuando tú no estés? -Espera, espera. Me gusta descansar. Eso sí me gusta tomármelo con calma. Después de los grandes premios, si no tengo ningún compromiso ni nada que hacer, me gusta estar en casa, 24 horas en casa. Salir el lunes para comprar comida para tres días y no hacer nada especial. Ver tele, jugar a la play, hacer ejercicio. Eso sí lo hago con calma. -No. No hice nada especial por la victoria. -No, no es eso. Si me apetece algo no hace falta que gane el Mundial. Igual la semana que viene hago una cosa rara... -No hago muchas cosas raras, ja, ja, ja. Comprarme coches teledirigidos, tal vez. ¿Hiciste algo especial después de ganar el Mundial? EL BOOM ¿Es tu carácter, no te apetecía? ¿Qué ha sido lo más duro en el cambio de equipo? ¿Por eso adelantaste plazos y, antes de desligarte de Renault, probaste el coche el 15 de diciembre en Jerez? -No ha habido nada muy duro. Quizá la espera que he tenido hasta llegar a McLaren y también el ansia por saber cómo iba el coche. En 2006 tuvieron un año regular, no iban muy bien. Y cuando se acercó noviembre, diciembre, enero, sí hubo intranquilidad. Estaba muy expectante. La Fórmula 1 ha conseguido entrar en casa de todo el mundo, sin agobios, y gustando EL DÍA A DÍA ¿Cuál es la última cosa rara que has hecho? ¿Es verdad que dijiste una vez que para tener un amigo en la Fórmula 1 lo mejor es comprarse un perro? -Forma parte de la leyenda. No creo que sea para tanto la Fórmula 1. No me psicoanalizo. Cada día me levanto, hago lo que tengo que hacer y me duermo otra vez tranquilo LA MAYOR SORPRESA ¿Cuántos tienes? -Tres. Son de motor de gasolina, nada estrafalario. -Sí. Dos o tres amigos y veinte o treinta buenas personas. ¿Tienes algún amigo en la F- 1? ¿Quiénes son tus amigos? -Aquello fue por razones técnicas, no por ansia. Pedro y Hamilton habían probado ya el coche en Barcelona y dijeron que era un cambio radical respecto a los neumáticos, otra historia totalmente distinta. Y así era. Jacques Villeneuve. Le veía así, esa imagen, esos monos, y luego era muy profesional, trabajador y diferente -Ex ingenieros míos que han cambiado de equipo. Hablamos, cenamos juntos y coincidimos en las vacaciones. -Paul Monagan, trabajaba en Renault y ahora está en Red Bull. Rémi Taffin, ingeniero de motores de Renault. Y nadie más. Son dos. ¿Y quiénes son? ¿Pero no es extraño dada tu timidez? -De siempre, en el colegio, en el instituto, en todos los sitios, ni tenía grandes amigos ni -Es lo que pasa cuando estás arriba, con éxito, siempre en los medios de comunicación y en un deporte muy mediático. Hay gente que te adora y gente a la que no le gustas para nada. No hay punto medio. -Tienes millones de seguidores y muchos detractores en España. Y sin embargo eres un persona muy tímida. ¿Cómo se explica eso? grandes enemigos. Pasaba completamente inadvertido porque soy tímido y nunca me metía en líos ni nada de esto. Sigo siendo esa misma persona, pero cuando estás en todos los frentes y eres tan mediático, la reacción de la gente es apoyarte o castigarte. Es así. -No. No me meto en charcos nunca. Se exagera a veces lo que se quiera poner. ¿Te metes en menos charcos? -Tú mismo lo has dicho. Cuando se está expuesto al público y eres el deportista más conocido del país... -La experiencia a veces te hace frenar, aunque no lo comparto porque es peor. Siempre digo lo que siento y pienso, y no hay nada malo en ello. Pero cuando comento algo, unos dicen que es muy bueno, otros que muy