Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA LUNES 30 s 4 s 2007 ABC Maragall, en el anticiclón Montilla Las reflexiones del ex presidente arruinan la estrategia del PSC ante las municipales, ahora contaminadas de política autonómica s Maragall asegura que más que el Estatuto había que cambiar el título 2 de la Constitución POR ÀLEX GUBERN FOTO YOLANDA CARDO BARCELONA. Mire, ahora dormimos tranquilos, con la garantía de que al día siguiente no habrá sorpresas La frase, en una entrevista en ABC, la pronunciaba al arrancar la legislatura catalana Celestino Corbacho, alcalde de L Hospitalet, presidente de la Diputación de Barcelona y máximo representante de ese grupo que se conoció antaño como el de los capitanes duros, poco dados a veleidades teóricas, pegados al territorio... en las antípodas de Pasqual Maragall, vaya. La reflexión de Corbacho describía con precisión el momento de un partido que, tras la partida de Maragall, con José Montilla había entrado en fase anticiclónica, en la misma dinámica que una Cataluña con ganas de sosiego, ya aprobado el Estatuto y con los focos de la política nacional dirigidos al País Vasco. Sólo las salidas de tono de ERC, por otra parte previsibles, salaban un menú conocido, en el que las municipales iban a servir, según cálculos del PSC, para ratificar el estilo diesel, lento pero fiable, que encarna Montilla. En este análisis, claro, no se contaba con Maragall, quien ha arruinado la estrategia de su partido, marcando una agenda que el PSC querría ahora en clave local, dando papel y minutos de tele a unos candidatos en buen número renovados. Es el caso de Barcelona, donde se desconoce si Jordi Hereu conseguirá romper el abstencionismo casi ya estructural de los distritos afines a la izquierda, por ahora la mayor amenaza para sus aspiraciones. Maragall, despechado y sin calcular la influencia que conserva, se ha regalado estos días con una serie de reflexiones que, aunque compartidas por parte de su electorado, dan munición a una CiU que ya se ha aprestado a dar sepultura a la etapa catalanista del PSC. En este escenario, Artur Mas y su equipo trazan una estrategia clara: las locales se votan en clave catalana, una segunda vuelta de las autonómicas con sabor a revancha. Ahí, CiU sueña con Barcelona, el contrapoder nacionalista, dicen, a unas instituciones que el PSC monopoliza. La estrategia es osada, sobre todo en una ciudad donde más que la bandera, el argumento clave es el del cambio tras 28 años de PSC. Cuando Montilla y su equipo más se esforzaban en transmitir una imagen de fiabilidad- -frente a una CiU echada al monte soberanista- reaparece Maragall y afirma precisamente que hace falta un tipo de partido diferente Cuando Montilla menos quiere oír hablar de reformas, Maragall levanta la mano y piensa en voz alta: El otro día tuve una conversación con Ibarretxe. Ambos intentábamos cambiar las cosas, él con el Plan Ibarretxe y yo con el Estatuto, pero España dijo no. Quizás habría sido más útil que hubiéramos planteado ir juntos más allá: reformar el artículo 2 de la Constitución que es el que recoge el principio de la unidad de España. Lo explicaba ayer en La Vanguardia una elección que tampoco ha pasado por alto, más cuando el rotativo barcelonés no ha sido precisamente afín en los últimos meses al tripartito de Montilla. La estrategia de CiU Maragall durante la Conferencia Nacional del PSC celebrada el pasado mes de septiembre Las locales iban a servir, según cálculos del PSC, para ratificar el estilo diésel, lento pero fiable, de Montilla Acebes asegura que hay pruebas de sobra para saber que ANV es lo mismo que Batasuna S. E. OVIEDO. El secretario general del PP, Ángel Acebes, manifestó ayer que hay pruebas de sobra para saber que Acción Nacionalista Vasca (ANV) es lo mismo que Batasuna, al tiempo que aseguró que al Gobierno socialista le falta voluntad política para evitar que los terroristas concurran a las elecciones Acebes realizó estas manifestaciones en el mitin que ofreció en Villaviciosa (Asturias) junto al candidato del PP al Gobierno del Principado, Ovidio Sánchez; el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, y el cabeza de lista a la alcaldía de Villaviciosa, Asensio Martínez. El número dos del PP arremetió así contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de quien dijo que tenía en su mano la ilegalización de ANV mientras le acusó de no mover ni un dedo para evitar que los terroristas se presentasen a los comicios. Acebes señaló que si los etarras ocupan puestos en las instituciones cobrando el dinero de todos los ciudadanos España se convertirá en el único país democrático que tiene terroristas en los ayuntamientos, y criticó por ello al Gobierno de la nación por haber cedido al chantaje de ETA La prueba de que el partido ANV se presente a las elecciones confirmará las sospechas de que el Ejecutivo socialista cumple lo que en su día pacto con ETA apuntó Acebes. El dirigente popular dijo que las certezas de que ANV es lo mismo que Batasuna se tienen por el hecho de que la Policía detuvo el sábado en Navarra a una persona- -militante del Partido Comunista de las Tierras Vascas- -que configuró el programa de Acción Nacionalista Vasca. Además, Acebes responsabilizó a Zapatero de mirar para otro lado mientras los etarras vuelven a las instituciones y dijo que sólo el presidente del Gobierno es el responsable de volver a los tiempos anteriores al Pacto Antiterrorista