Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29- -4- -2007 CIENCIAyFUTURO 93 pos, de la Asociación Nacional de Apicultores, en los últimos tres años la producción ha caído a razón de un 20 por ciento anual. Para este año, aunque estamos en el inicio de la cosecha, las previsiones no son muy halagüeñas para la miel de azahar y de limón, por ejemplo, pues las temperaturas anormalmente frías de las últimas semanas han mermado la cosecha. No obstante, dice Campos, la sequía también ha tenido mucho que ver en estas cifras de producción de miel. Y es que la apicultura es una actividad ganadera ligada a la trashumancia y muy determinada por las condiciones climatológicas, ya que las abejas necesitan de los recursos naturales a través del polen, para satisfacer sus necesidades nutricionales. Por tanto su alimentación depende de las floraciones, muy castigadas por una climatología adversa, como son las temperaturas elevadas y la sequía persistente que ha azotado a nuestro país en los últimos años, todo lo cual ha sido determinante para la disminución de la producción de miel, a la vez que contribuye a un debilitamiento de las colmenas que se hacen más vulnerables a condiciones extremas, como pueden ser problemas sanitarios como el del parásito Nosema ceranae En el Programa nacional de medidas de ayuda a la apicultura 2008- 2010, el Ministerio de Agricultura apunta además a los incendios, que han arrasado numerosas regiones de nuestro país y que en este caso han tenido repercusiones importantes en Castilla y León, Andalucía, Extremadura y Valencia, comunidades con un censo apícola importante, ya que lleva a la desaparición de asentamientos para los colmenares, la búsqueda de nuevos asentamientos y la alimentación extra que debe aportarse. Pero más allá de la importancia económica de la producción apícola, el papel que desempeñan las abejas en el medio ambiente es fundamental, sobre todo por su función polinizadora, con la consiguiente contribución al equilibrio ecológico, ya que su presencia es muy importante para la preservación de una gran diversidad de plantas además de elevar la productividad de gran parte de los cultivos, aprovechando recursos que no podrían ser utilizados directamente por ninguna otra actividad agraria ni por el hombre. Factores climáticos adversos Las abejas son las grandes polinizadoras de la naturaleza REUTERS Más de la mitad de las colmenas de nuestro país podrían estar afectadas por el Nosema ceranae No se hallan los cuerpos de las adultas, pues mueren alejadas de la colmena y son pasto de otros insectos La mayor prevalencia del parásito se da de Madrid hacia el sur, con la excepción de la Cornisa Cantábrica El papel de las abejas en el medio ambiente es fundamental, sobre todo por su función polinizadora llón de colmenas afectadas, sobre un censo oficial de unos dos millones y medio de colmenas, o de un millón y medio en el caso de la cifra no oficial de tres millones de colmenas existentes. Sea una cifra u otra, lo cierto es que en los últimos años ha desaparecido entre un 30 y un 35 de las colmenas existentes. La mayor prevalencia de este parásito se da en Madrid hacia el sur, sin embargo hemos detectado una altísima prevalencia en la Cornisa Cantábri- ca, similar a la que podamos encontrar en Extremadura y Andalucía, por lo que lo estamos analizando explica Higes, pues esto demuestra que es prevalente en cualquier clima. Si estas colmenas parasitadas no se tratan, el despobla- miento puede producirse en un plazo de seis meses a un año y medio. El tratamiento con el antibiótico fumagilina está dando buenos resultados, explica Higes. La producción de miel también cae. Según Félix Cam- Un parásito letal que ha llegado desde Asia hasta Europa y América en sólo diez años Creemos que este parásito de origen asiático no lleva en Europa más de una década explica Mariano Higes. Sin embargo, aquí sí que quedan líneas de investigación abiertas, pues es muy poco tiempo para que llegue de Oriente hasta aquí La varroa destructor otro agente parásito de las abejas, tardó cuarenta años en llegar. Aunque una de las hipótesis que se barajan para esta llegada tan rápida es la del cambio climático, desde el Centro Apícola de Marchamalo se ve más lógico que todo sea producto de la intensificación de las transacciones comerciales y del intercambio de material biológico sin control sanitario. Es la época de la globalización dice Mariano Higes Lo mismo ocurrió con la varroa abejas melíferas que se llevan a Oriente, por tanto, un hospedador que no sabía defenderse del parásito, y éste va pasando de colmena a colmena. Lo que sí está claro, dice Higes, es que la varroa y el Nosema ceranae están hiriendo de muerte a las colmenas de todo el mundo. En España podrían haber muerto hasta un tercio de las abejas en los últimos años. En Estados Unidos calculan que se ha perdido una cuarta parte de las colmenas, que se estiman en 2,4 millones. Por tanto, serían decenas de miles de millones de abejas las que habrían caído víctimas de una enfermedad que llegó sigilosamente de Oriente. Más información sobre la investigación: www. jccm. es agricul prog. htm