Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA DOMINGO 29 s 4 s 2007 ABC El Gobierno no protestará por los ataques de Chávez a Aznar El presidente venezolano dijo que es de la calaña de Hitler LUIS AYLLÓN MADRID. El Gobierno expresó ayer, a través de un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, su rechazo a los calificativos empleados por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para referirse al ex jefe del Ejecutivo español José María Aznar. En un acto con estudiantes, Chávez atacó en la noche del viernes a Aznar y a los ex presidentes de México, Vicente Fox; y de Perú, Alejandro Toledo, llamándoles lacayos y cachorros del imperio Del ex mandatario español afirmó también que es un fascista, que además apoyó el golpe (de abril de 2002) y que es de la calaña de Hitler, un tipo que da asco y lastima El portavoz de Exteriores consultado por ABC sobre cuál iba a ser la respuesta del Gobierno a estas palabras, contestó: Rechazamos este insulto y todo tipo de descalificaciones personales, máxime cuando van dirigidas a un ex presidente del Gobierno A media tarde de ayer, indicó que no estaba previsto presentar ninguna protesta formal ante Venezuela por esas manifestaciones, claramente injuriosas contra quien estuvo ocho años en la segunda magistratura más alta del Estado. Desde el PP, su secretario de Relaciones Internacionales, Jorge Moragas, señaló que la aerofagia verbal del caudillo venezolano apesta a totalitarismo y pidió al Gobierno español que traslade al más alto nivel posible una protesta formal diplomática ante las autoridades de Venezuela Moragas recordó que se trata de insultos a una persona que fue elegida democráticamente por los españoles y que, además, según un real decreto que regula su estatus, los ex presidentes del Gobierno gozarán de la consideración, atención y apoyo debidos a quienes han desempeñado ese cargo lo que en su opinión obliga a su defensa por parte del Ejecutivo. No es la primera vez que Chávez insulta a Aznar, a quien acusa de haber apoyado el golpe de Estado que sufrió en el año 2002. Ya en mayo de 2005, afirmó: Hitler se queda corto al lado de Aznar siguiendo la tónica de Fidel Castro que en junio de 2003 llamó führercito al ex presidente del Gobierno. Por su parte, Aznar también ha criticado al mandatario venezolano, aunque no con el grosor utilizado por Chávez. El pasado febrero, después de la reforma por la que Chávez se hizo con plenos poderes en su país, Aznar le definió como un nuevo dictador Y el viernes, sólo unas horas antes de los insultos de Chávez, hablando ante la Fundación Heritage en Filadelfia llamó a EE. UU. Europa y las democracias latinoamericanas a cerrar filas para derrotar al socialismo del siglo XXI del líder venezolano. Más información en páginas de Internacional Aznar y Chávez, en La Moncloa, en mayo de 2002 JAIME GARCÍA