Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29- -4- -2007 11 Hans Magnus Enzensberger: A muchos musulmanes, aunque no sean radicales, les cuesta distanciarse y repudiar a los extremistas do el factor religioso y el resentimiento compartido. También Hitler fue un maestro en la instrumentalización política del complejo de inferioridad. Alemania sufrió una dura caída tras la Primera Guerra Mundial. Con todas sus ilusiones de grandeza a la espalda, de pronto los alemanes se encontraron humillados y postrados. Entonces es cuando aparece Hitler, que los manipuló con el mismo discurso del que hablamos ahora: la culpa no es vuestra, es de los demás, de los franceses, de los ingleses, de los judíos... Y con el resentimiento movilizaba a las masas... -Tampoco hay que confundir las cosas. Hay que buscar las raíces del odio y del resentimiento en la historia de cada sociedad, pero sin confundir. Hay mecanismos psicológicos comparables, porque todos somos seres humanos. Puede haber analogías psicológicas, pero cada país tiene su propia historia y no hay que confundir unas con otras. es matar a cualquiera que no sea de Al Qaida. Y eso no es un objetivo político. Es lo que les hace especialmente inmanejables, porque ni siquiera hay forma de hablar con ellos, de hacerse entender. ción, ya que parece que éste es un fenómeno que va a durar. Pero tampoco es la primera amenaza a la que hace frente nuestra civilización. Y siempre ha sobrevivido. ¿Cuántos años lleva soportando España el terrorismo de ETA? Y sin embargo, España sigue adelante. AFP -Así las cosas, ¿es posible un diálogo de civilizaciones? ¿A qué aspira el terror islamista? -La Administración Bush dice que combate el islamofascismo. ¿Es correcta la definición? -Ellos son radicales pero, fundamentalmente, son perdedores, resentidos. No tienen demandas políticas. ETA o el IRA aspiran a algo, aunque sus aspiraciones sean absurdas. Tienen un objetivo, aunque sea equivocado. Pero Al Qaida, no. El único objetivo de Al Qaida -La dura realidad es que no veo posible la erradicación de ese tipo de terrorismo a corto plazo. Nuestra sociedad tendrá que coexistir con esa terrible realidad: habrá más atentados y tragedias... inevitablemente. Lo que tampoco significa que las sociedades democráticas estén en peligro de muerte. Es un azote, una plaga. Es una plaga con la que tendrá que coexistir nuestra civiliza- ¿No hay manera humana de hacerles entrar en razón? Es una especie de nihilismo. -La venganza, el alivio de su frustración y el cumplimiento- -breve- -de un sueño de omnipotencia que le compense. Durante unos momentos el perdedor se convierte en el dueño del destino de muchos. Es en esos momentos en los que la destrucción- -la de los demás y la suya- -coincide con su triunfo. -El perdedor radical, el terrorista, no busca soluciones, no ofrece alternativas, ¿qué busca entonces? -El intercambio cultural entre civilizaciones es un fenómeno propio de la modernidad. Mire usted lo que ha ocurrido en China, en el sureste asiático, donde están asimilando e incluso ya se han apropiado de todas las tradiciones de Occidente. Al mismo tiempo también en Occidente se establece un floreciente intercambio social y cultural con ese Oriente. De forma que tal intercambio se ha convertido en un fenómeno natural. Pero en el caso del diálogo con el Islam hay un matiz que no se nos puede escapar. Porque nosotros siempre estamos dispuestos a intercambiar (Pasa a la página siguiente)