Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 4 07 SALUD El profesor Jacques Marescaux con el endoscopio flexible, durante la extracción de la vesícula el pasado 2 de abril AFP Cirugía TEXTO: N. RAMÍREZ DE CASTRO Sin cortes ni bisturí Muchas operaciones podrán hacerse sin dejar cicactrices externas. Los cirujanos accederán al interior del cuerpo a través de orificios naturales como la vagina o la boca. La primera cirugía de este tipo ya ha sido un éxito: médicos franceses extirparon la vesícula biliar por vía transvaginal in bisturí y sin hacer ningún corte en la piel. Un equipo de cirujanos franceses del Hospital Universitario de Estrasburgo han realizado este más difícil todavía de la cirugía para extirpar la vesícula biliar de una mujer de 30 años. Lo hicieron ayudados por un endoscopio fléxible con una minicámara de vídeo en su extremo, que introdujeron por la vagina de la paciente. A través de esta vía de acceso natural, los médicos pudieron llegar a la cavidad abdominal. Bastó con hacer una sola perforación en la pared posterior de la vagina para que con el endoscopio, los médicos pudieran extraer la vesícula. La cirugía se prolongó durante tres horas, casi el triple del tiempo que se necesita en una cirugía convencional para extirpar este órgano del aparato digestivo. Pero, a cambio, la paciente vive sin cicatrices externas y no sufrió los dolores habituales de una operación. Al no cortar los músculos abdominales, se eliminó la prin- S cipal fuente de dolor después de una cirugía. Sin puntos ni heridas, permaneció ingresada 48 horas para vigilar su evolución. A las tres semanas ya podía andar y correr sin dificultad. Boca, vagina o recto Esta operación es una cirugía pionera, pero no es sólo un experimento aislado. Forma parte del proyecto Anubis una investigación que intenta demostrar que muchas cirugías pueden ser mucho menos traumáticas si se accede al interior del organismo a través de los orificios naturales del cuerpo. El recto, la vagina o la boca podían convertirse en nuevas vías de acceso para conseguir cirugías cada vez menos invasivas tanto para hombres como mujeres. A través de estos orificios naturales se podrían extraer no solo vesículas, sino bazos, riñones y estómagos. Sólo habría que hacer unos pequeños cortes internos en la pared del estómago y el intestino para acceder al órgano que interese. Anubis, según la mitología egipcia, guiaba las almas de los muertos. El dios egipcio también utilizó en una momificación instrumentos largos y flexibles, como el endoscopio. De ahí, la elección del nombre. Este proyecto pionero se presentó el pasado fin de semana en Las Vegas, durante el Congreso de la Sociedad Americana de Cirugía Endoscópica. El centro médico de la Universidad de Columbia (Nueva York) hizo una cirugía similar a través de la vagina de una paciente, aunque se apoyó en tres pequeñas incisiones en el abdomen para introducir el instrumental quirúrgico. En cambio, el equipo francés se sirvió del endoscopio para colocar las herramientas que necesitaban (pin- A través de la vagina, la boca o el recto se podrán extraer vesículas biliares, bazos, riñones y estómagos, sin causar heridas externas y con poco dolor posoperatorio