Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28 s 4 s 2007 ESPAÑA 23 Rabat bloquea los informes de las muertes ocurridas en el gran asalto a la valla de Ceuta Los cadáveres de dos africanos siguen, 19 meses después, en la morgue de Tetuán L. DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. Mañana se cumplen diecinueve meses desde que en la madrugada del 29 de septiembre de 2005 varios centenares de subsaharianos llevaran a cabo el mayor asalto conocido jamás sobre las vallas que separan Ceuta y Melilla de Marruecos. Unos seiscientos inmigrantes clandestinos del campamento de Beliones intentaron entrar en España a la desesperada. Más de doscientos lograron quedarse en Ceuta, varias decenas fueron expulsados por la Guardia Civil desde territorio español aprovechando el caos, medio centenar se entregó horas después a los marroquíes en el bosque de Beliones, otros fueron detenidos y media docena murieron en el intento a uno y otro lado de la valla, algunos por arma de fuego. Dos de aquellos cadáveres permanecen aún en la morgue del hospital de Tetuán, a unos cincuenta kilómetros de la valla. Hasta allí fueron conducidos tras el incidente y de allí no se han movido desde entonces, como publicó este jueves el diario marroquí Assahifa citando fuentes médicas y del Ayuntamiento de la ciudad. ABC se ha puesto en contacto con el director del centro hospitalario, que no ha querido ni confirmar ni desmentir los hechos. En el depósito de cadáveres se encuentra también desde hace al menos ocho meses el cuerpo de un inmigrante de origen asiático que podría ser indio y que fue recogido tras el naufragio de una patera que iba a Ceuta, según el mismo diario, editado en árabe. En los últimos días los responsables de la morgue han decidido apilar los cadáveres de los tres inmigrantes debido a la falta de instalaciones en Tetuán, una ciudad que cuenta con más de medio millón de habitantes. El motivo de que aún permanezcan en el hospital y no hayan sido enterrados es, según ha podido saber ABC, que están esperando la orden del procurador del Rey, que en Marruecos hace las veces de fiscal. Este funcionario estaría a su vez a la espera de que los servicios consulares de los países de origen identifiquen los cadáveres, pero nada se sabe a este respecto. En todos estos meses que han transcurrido desde el asalto, distintas organizaciones de derechos humanos, tanto de Europa como de África, han reclamado que se abra una investigación de lo ocurrido aquella madrugada de septiembre en la valla. Sin embargo, Madrid y Rabat han hecho oídos sordos y las autoridades marroquíes aún no han hecho público los informes oficiales que expliquen las muertes de aquellas personas. En un principio, ambas par- Uno de los subsaharianos fallecidos en el asalto en septiembre de 2005 tes se lanzaron acusaciones sobre quién había sido el responsable de disparar contra los subsaharianos, pero el pacto de silencio no tardó en imponerse. Un periodista local logró fotografiar pocos días después del asalto de la valla varios de los cadáveres en el hospital de Tetuán con lo que, a simple vista, parecían heridas de bala. Esas imágenes fueron publicadas por diferentes medios de comunicación, pero tampoco sirvieron para arrojar luz sobre la sangre derramada en el incidente. AHMED MOUATAKEF Investigación pendiente En el depósito de cadáveres se encuentra también desde hace al menos ocho meses el cuerpo de un asiático Organizaciones de derechos humanos han pedido, sin éxito, que se investiguen las muertes ocurridas durante el asalto Pedraz procesa a tres militares de EE. UU. por la muerte de Couso ABC MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz procesó ayer a tres miembros del Ejército de Estados Unidos por un delito contra la comunidad internacional y otro de asesinato que habrían cometido el 8 de abril de 2003 en el ataque al Hotel Palestina de Bagdad en el que se alojaba la Prensa internacional durante la guerra de Irak. En el ataque murieron el cámara de Telecinco José Manuel Couso y el reportero de la agencia Reuters Taras Protsyuk. En un auto dictado ayer, el juez declara procesados en esta causa al sargento Thomas Gibson, responsable del carro de combate que realizó el disparo al hotel, y a dos de sus superiores, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip De Camp, por un delito que podría ser castigado con penas de diez a quince años de cárcel. El juez remitió ayer su auto por comisión rogatoria a las autoridades norteamericanas, según informa la agencia Europa Press. En este documento señala que, una vez que los militares estén a su disposición, deberán prestar una fianza de un millón de euros para satisfacer las responsabilidades civiles que puedan derivarse. En el auto, de cinco páginas, el juez señala que la actuación de cada uno de los militares se determina en base a sus propias explicaciones dadas en medios de comunicación, junto al informe sobre lo ocurrido, que fue remitido por las propias autoridades de Estados Unidos También dice que las fuerzas norteamericanas tenían conocimiento de que el Hotel Palestina, en el que se hospedaba la Prensa, no era objetivo militar y tampoco constaba la existencia de francotirador ni disparo alguno desde el tejado u otra parte del hotel contra las tropas norteamericanas. Un portavoz de la Embajada de EE. UU. por su parte, insistió ayer en que una investigación detallada y profunda descartó la responsabilidad de los tres miembros del Ejército procesados por el juez y añadió que actuaron conforme a las reglas operativas El procesamiento de los tres militares ha sido acogido con alegría por la familia Couso. El hermano del fallecido, Javier, felicitó al juez por su actuación, aunque considera que el Gobierno norteamericano intentará proteger a los asesinos y poner zancadillas a la aplicación del derecho internacional JALE CONSTRUCCIONES, S. A. U. CAMBIO DE DOMICILIO SOCIAL En cumplimiento del artículo 150 de la Ley de Sociedades Anónimas se hace público que el socio único de la entidad Jale Construcciones, S. A. U. ejerciendo las competencias de la Junta General de la sociedad, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 311 de la Ley de Sociedades Anónimas y el artículo 127 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada, adoptó el 17 de abril de 2007 trasladar el domicilio social desde el sito en El Puerto de Santa María, calle Velázquez número 14, al ubicado en Málaga, calle Avenida de Andalucía, número 26, 1 piso, Oficina E. El Presidente del Consejo de Administración. Fdo. José Antonio López- Esteras Camacho. Víctima de un naufragio