Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA SÁBADO 28 s 4 s 2007 ABC El Gobierno aprueba créditos para los afectados por Fórum y Afinsa a un mes de las elecciones J. L. L. MADRID. A un mes justo de las elecciones municipales y autonómicas de mayo, el Gobierno ha decidido mover ficha en la estafa de Fórum y Afinsa. Conscientes de que los afectados- -400.000- -y sus familias suman muchos votos que pueden ir a otro partido, los socialistas aprobaron ayer, durante la reunión del Consejo de Ministros, instruir al ICO para la apertura de una Línea de Mediación de anticipos a cuenta sin intereses, con una dotación económica de 500 millones, destinada a conceder préstamos en condiciones preferentes. Con motivo de la intervención y posterior administración concursal de estas empresas y ante el elevado número de afectados, la moción aprobada por el Pleno del Congreso hace ya casi un año- -el 25 de mayo de 2006- -instaba al Gobierno a articular medidas en defensa de los estafados. En cumplimiento de la moción, el Gobierno decidió ayer aprobar la apertura de los créditos, que operarán como anticipos a cuenta de los reembolsos que en su día determine la Justicia. Según la referencia del Consejo de Ministros, esa línea de financiación contribuirá a superar circunstancias especiales de precariedad económica de manera transitoria, mientras finaliza el procedimiento judicial. Estará abierta desde el 15 de junio hasta el 31 de diciembre de 2007, tanto para la solicitud como para la formalización de las operaciones. Será, como máximo, de tres mil euros por afectado y no podrá superar el límite del 15 por 100 del importe total de los créditos reconocidos. Edurne Uriarte DIABÓLICA INOCENCIA La tentación de la inocencia es un libro del filósofo francés Pascal Bruckner que figura entre mis libros de cabecera desde que se publicara a mediados de los noventa. Explica magistralmente una enfermedad del individuo contemporáneo, la tentación de la inocencia, que se expande en dos direcciones, el infantilismo, la exigencia insaciable de seguridad y de derechos pero sin obligaciones, y la victimización, la creencia de que todo lo malo que nos pasa es culpa de los demás. Algunas de las reacciones a la petición de los padres asturianos a la Administración para que se haga cargo de su hija me recuerdan esa teoría. O lo que podríamos considerar una variante de esa teoría. La referida a los niños y a los jóvenes a los que la tentación de la inocencia se les aplica sistemáticamente y en grado superlativo. Pero con una diferencia, que la culpa no se atribuye al Estado, a la opresión o a los demás, sino a los padres. Después del Estado, los padres deben de ser los sujetos más mentados a la hora de repartir responsabilidades. O falla la sociedad, o falla el sistema educativo o fallan los padres. Niños y jóvenes son víctimas inocentes. Últimamente, hasta de sus suspensos. Si resulta que de vez en cuando se comportan como unos inocentes diabólicos, a la Administración no se le ocurre mejor idea que educar a los padres, que es lo que hizo la Administración asturiana cuando estos padres le pidieron auxilio. Aún esta semana, cuando la madre ha rogado ayuda públicamente, la Administración ha vuelto a responsabilizar a los padres. Ahora, de haber vulnerado la intimidad de la menor. Hace más de un año que la menor delinque, roba, pega y aterroriza a los niños de su barrio. Y a ver si se va a traumatizar si su caso se conoce en televisión, ha debido de pensar la responsable de la Familia del Principado. Se trata de preservar la inocencia aunque sea perversa, aunque delinca y aunque haya convertido en víctimas a sus propios padres. Es muy saludable que exoneremos de cargas al Estado. Pero no precisamente cuando de lo que se trata es de violencia y de delincuencia. Aunque sea la de un niño.