Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 s 4 s 2007 CIENCIAyFUTURO 105 La mayoría no quiere tener un hijo biológico en paradero desconocido sin saber quiénes son sus padres Optan por la investigación si se les aclara que los embriones no se utilizarán en clonación Muy pocos decidieron dar sus embriones a otras parejas. La sensación de tener un hijo en paradero desconocido, sin conocerle a él ni a sus padres, fue el motivo más esgrimido. Incluso algunos citaron la probabilidad de que algún día pudieran mantener relaciones hermanos biológicos sin que conocieran su parentesco. Los resultados contrastan con un trabajo similar realizado en 2003 en Estados Unidos. Las parejas partidarias de ceder sus embriones congelados a la investigación no superaron el 3 por ciento. El 88 decidieron congelar los embriones para uso propio. La encuesta se realizó a través de un cuestionario por escrito y probablemente, sea lo que marque la diferencia de resultados escribe Pablo Menéndez, director del Banco de Líneas Celulares de Andalucía. En el Instituto Valenciano de Infertilidad los resultados del trabajo andaluz no sorprenden. Las respuestas que reciben al preguntar a sus pacientes son similares: el 44 prefieren que se utilicen con fines científicos, el 26 piden conservarlos y un 15 deciden darlos en adopción. A todos se les envió un cuestionario escrito. Banco de congelación de embriones en una clínica de reproducción asistida de California AFP La mitad de las parejas españolas donan sus embriones para investigación Sólo el 7 deciden darlos en adopción, y un 1 prefieren destruirlos sin utilizarlos previamente, según un estudio del Banco Andaluz de Células Madre N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. ¿Donaría sus embriones a la Ciencia o preferiría darlos en adopción a otra pareja? En Estados Unidos, menos del 3 de las parejas que se someten a un tratamiento de reproducción asistida los ceden para fines científicos. En España, el porcentaje se eleva a casi la mitad. Un estudio del Banco Andaluz de Células Madre concluye que el 49 de las parejas españolas optan por donar a la investigación con células madre los embriones sobrantes de la fecundación in vitro lo que lleva aparejada su destrucción. Sólo el 7 prefieren cederlos a parejas estériles. El trabajo, publicado en la revista científica Cell Stem Cell es el primero que refleja la decisión de los pacientes después de que la ley de reproducción asistida autorizara la investigación con embriones congelados. Los científicos entrevistaron a un centenar de parejas con embriones conservados desde hacía al menos tres años, en algunos casos incluso más de diez. Los pacientes habían recibido tratamiento en el Hospital Virgen de Las Nieves de Granada y el Virgen del Rocío de Sevilla, y más de la mitad habían sido ya padres. A todos se les ofrecieron las cuatro opciones que marca la ley: conservarlos para intentar nuevos embarazos, donarlos a parejas infértiles, cederlos para fines científicos o descongelarlos para su destrucción. Casi la mitad- -el 49 -optaron por la investigación, el 44 por conservarlos, el 7 %lo s cedieron a otras parejas con fines reproductivos, y menos del 1 prefirieron que se descongelaran. La clave de estos resultados está en la entrevista personal, según José Luis Cortés, responsable del área de Embriología del Banco Andaluz de Células Madre y uno de los firmantes del trabajo. Las clínicas de fertilidad preguntan a sus pacientes por el destino de sus embriones en un comunicado escrito con el que las parejas no pueden resolver dudas explicó Cortés. Nuestra experiencia nos dice que muchas personas confunden clonación reproductiva con investigación con células madre. Piensan que en el laboratorio vamos a crear clones de sus hijos, pero si se les explica cuál es el fin de nuestro trabajo cambian de opinión Nadie argumentó motivos religiosos para negarse a su utilización en el laboratorio o pedir su descongelación hasta su destrucción. El 1 que optaron por destruirlos, sin ningún fin, lo hicieron por una mala experiencia personal, porque el tratamiento de fertilidad fue una losa y deseaban olvidarse por completo de él Sin motivos religiosos Más información sobre la investigación: http: www. bancelan. es El trasplante de hígado en personas con VIH obtiene el mismo resultado que en pacientes no infectados N. R. C. MADRID. El trasplante hepático es una alternativa válida para las personas seropositivas, tanto como lo pueda ser para cualquier enfermo. Lo dice un estudio pionero realizado en España, en 18 centros hospitalarios del sistema nacional de salud tras evaluar 97 injertos en pacientes infectados con el virus del sida. Los índices de supervivencia a uno, dos y tres años son semejantes a los de los pacientes trasplantados no infectados. La supervivencia al año se sitúa en el 90 a los dos años, en el 74 y a los tres, en el 67,5 Este estudio es una de las primeras referencias en Europa y en el mundo en cuanto al número de casos trasplantados. La mitad de las personas con VIH están infectadas además por el virus de la hepatitis C, y el 7 por ciento padece, hepatitis B. El virus del sida acelera el avance de la hepatitis crónica y la aparición de una cirrosis que puede conducir a una enfermedad hepática terminal. Para estos enfermos la única expectativa es el recambio del órgano por otro sano. El ensayo, impulsado por la Fundación para la Investigación y Prevención del Sida (Fipse) ha permitido elaborar un documento de consenso para el trasplante en pacientes seropositivos. El documento concluye que el trasplante es válido en pacientes que cumplan unos requisitos mínimos desde el punto de vista clínico. Esas condiciones básicas para someterse a la operación son no haber tenido infecciones oportunistas, contar con una cifra de defensas elevada (superior a 100 células CD 4 mm cúbico) y un tratamiento antirretroviral eficaz que garantice una presencia del virus indetectable en los análisis sanguíneos. El grupo de estudio evaluará resultados a largo plazo y la seguridad de los tratamientos necesarios. Más información en: http: www. fipse. es