Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 s 4 s 2007 VIERNES deESTRENO 101 NOVEDADES EN DVD POR J. I. GARCÍA GARZÓN BANDA SONORA El número 23 New Line Records Harry Gregson- Williams En los últimos años, el compositor británico Harry Gregson- Williams ha adquirido notoriedad con trabajos muy diferentes, como las músicas originales de las tres entregas de Shrek Domino o El reino de los cielos En El número 23 la película protagonizada por Jim Carrey, Gregson- Williams (1961) se muestra como un músico maduro, inteligente e inspirado. El compositor mezcla con eficacia la energía de los sonidos electrónicos con el poder de la orquesta POR JULIO BRAVO sinfónica para lograr climas y ambientes que envuelven a la perfección las imágenes del filme y aceran todavía más el sonido. No hay en la partitura hallazgos geniales ni momentos de originalidad desbordante, pero todo está escrito con habilidad, con manos de artesano y pulso firme; las orquestaciones son imaginativas y vivas y sirven al objetivo de dotar un latido propio a una música llena de sugerencias. Aaltra Benoît Delépine y Gustave de Kervern firman y protagonizan esta negrísima y ácida comedia belga sobre una enemistad visceral que el azar termina transformando en complicidad. Dos vecinos de un lugar del norte de Francia que viven en confrontación permanente son arrollados por un remolque agrícola mientras mantienen una encendida discusión; paralizados de cintura para abajo, deciden, cada uno por su lado, emprender un viaje en tren... y acaban encontrándose en la misma estación. Ese será el comienzo de un agitado periplo que les llevará a Finlandia para reclamar una indemnización de los fabricantes de la maquinaria que ocasionó el accidente. Una imprevisible road- movie cuajada de subversiva ironía. Divisa (14,95 euros) Almas perdidas Siete cortos reunidos en una constelación de historias urbanas autoconclusivas que trazan un mapa sonámbulo de vidas al borde del precipicio. Mark Palansky, Toa Stappard, Deborra- Lee Furness, Illeana Douglas, Colin Spector, Andrew Upton y William García son los directores de este atractivo mosaico al que se asoman Jeff Goldblum y Daryl Hannah, encarnándose a sí mismos, amén de Cate Blanchett, Hugh Jackman, James Gandolfini, Josh Hartnett y Keira Knightley, entre otros. Una panoplia de estrellas que interpretan episodios cotidianos de perfiles inquietantes: un hombre despierta en una casa vacía, un enano traza un plan para conquistar a su bella vecina... Universos que comparten atmósfera con los de David Lynch. Suevia (14,95 euros) Rendez- Vous En este tórrido y extremo melodrama interpretó la estupenda Juliette Binoche su primer papel cinematográfico como protagonista. Lo dirigió en 1985 André Techiné, que obtuvo el galardón al mejor director en el Festival de Cannes de ese año; Wadeck Stanczak logró el Cesar al mejor actor promesa. La película, no estrenada- -salvo error- -en España en su momento, narra la relación entre una joven provinciana que se instala en París con la esperanza de poder cumplir su deseo de ser actriz de teatro y un actor de espectáculos eróticos (Lambert Wilson) Una historia de alto voltaje emocional narrada por Techiné con su estilo impactante e intenso, que bucea en las aguas turbulentas de las pasiones. Muy interesante. Cameo (14,95 euros) TO BE CONTINUED Toni García DE LOCOS, SANGRE Y UÑAS He visto que este mes la revista Cinemanía regala dos pelis en dvd (sin pagar ni un euro de más, lo cual lo convierte en algo interesante) Una de ellas no me interesa en absoluto, es una novatada de Hitchcock llamada El hombre que sabía demasiado (la primera versión, etapa inglesa, que no la segunda) La segunda en cambio me parece sumamente morbosa: se trata de Dementia 13 (1963) una de las películas más raras que recuerdo haber visto, con la particularidad- -además- -de que la dirige (es un decir) un tipo tan preparado como Francis Ford Coppola, producido- -y ahí reside el quid de la cuestión- -por el mago de las tijeras y señor del reciclaje Roger Corman. La peli empieza como una de esas historias clásicas de cine negro con protagonista muerto y femme fatale al canto. pero pronto deriva en una orgía de sangre causada por uno de esos asesinos a los que manejar un hacha les resulta tan familiar como poner una lavadora. La peli costó unos 20.000 dólares y se nota que costó eso, con lo cual que nadie espere un despliegue de medios y talento; en cambio es extraño ver a Coppola metido en medio de un festín de asesinatos y quedarse tan pancho. Esto me sirve de excusa pa- ra repasar esas pequeñas películas de directores consagrados que me hicieron sonrojar... Empezaré por Abel Ferrara y su Asesino del taladro un delirio delicioso que como el título indica no es precisamente una obra de arte y ensa- Las tres veces en que he visto a Abel Ferrara llevaba tal melopea que fue imposible sacar algo en claro, ya que el hombre más que hablar balbuceaba Abel Ferrara AFP yo. El guión es básicamente la historia de un artista agobiado por que no puede pagar sus facturas y decide desahogarse saliendo a las calles de Nueva York para cepillarse a unos cuantos desgraciados con su taladro. Me desvío un poco para contar que entrevisté a Abel Ferrara en una ocasión y lo he visto en dos ruedas de prensa. En los tres casos llevaba tal melopea que fue imposible sacar algo en claro, ya que el hombre más que hablar balbuceaba. De todas formas yo no sufrí nunca algo como lo que le sucedió a mi buen amigo Ruben Amón, quien entrevistó al señor Ferrara el día en que le dio por rascarse los brazos con tal empeño que consiguió dejárselos en carne viva. Después cogió un vaso roto y se fue al baño (nunca averiguamos con que propósito) Me he ido completamente del tema, pero prometo retomarlo próximamente (lo de Ferrara me fascina) Por cierto, hace tiempo entrevisté a Orlando Bloom (el sex- symbol) y el hombre se mordía las uñas y luego las escupía al suelo. No fue tan chungo como de lo de Ferrara, pero a las periodistas femeninas se les cayó el alma al suelo. Ya se sabe, no todo es glamour en Hollywood... Ni obras maestras.