Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 VIERNES deESTRENO VIERNES 27 s 4 s 2007 ABC Adiós, Bafana Gran Bretaña 2007 117 minutos Género- -Drama Director- -Bille August Actores- -Joseph Fiennes, Diane Kruger, Dennis Haysbert, Shiloh Henderson Blanco con alma negra JAVIER CORTIJO Haciéndole un feo a Joyce y a su mítico banderazo inicial de Retrato del artista adolescente zambullámosnos en el cálido caldo tópico y comencemos diciendo que sí, que August lleva años haciéndose el sueco (aunque nació en Dinamarca) Y en un proyecto como éste, donde intenta derretir los barrotes que sufrió Mandela durante 30 años, tal tentación era casi una tautología. Por supuesto, el gran oficio del cineasta (dos Palmas de Oro y un Oscar, tela) elevan el resultado por encima del mero telefilme, aunque la cara de opositor a notarías de Fiennes como carcelero, primero cabrito y luego amiguete, haga peligrar el conjunto. Y, uf, 140 minutazos. José Coronado y Rubén Ochandiano, en una escena de la película ABC Para contar una historia de amor y jazz no hace falta irse a Nueva York Manuel Lombardero vuelve a las pantallas con un filme negro, Tuya siempre ganador de tres premios en el pasado Festival de cine español de Málaga JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. Manuel Lombardero estrena hoy su segunda película como director, Tuya siempre un largometraje de género negro que tiene a los actores Flora Martínez, Rubén Ochandiano, José Coronado, Nancho Novo y Caroline Henderson en el reparto. Lombardero, habitual productor, comenta sobre su nuevo trabajo que ha dado a los personajes un elevado realce al elaborarlos porque era imprescindible que estuvieran bien dibujados. Al ser todos importantes para la historia, la fuerza y la intención de cada uno había que mostrársela al público claramente, ya que todos tienen que girar a su vez en torno al eje protagonizado por Flora Martínez. No se trata de apostar por ellos, porque su cualidades interpretativas les preceden, sino ensalzarlos aún más para que la historia se fuera construyendo a medida que se han ido trabando los diferentes elementos que concurren en el drama Destaca sobremanera el trabajo realizado por el director de fotografía José Luis Alcaine para obtener- -explica Lombardero- -un cromatismo determinado, porque hemos rodado con celuloide. El filme se vio en Málaga con una copia que luego ha habido que aclarar ligeramente en salas comerciales porque no todos los cines consiguen la luminosidad que requería la estética que deseaba Alcaine Inspirada en sucesos acontecidos hace bastantes años, la cinta tiene, a su juicio, alguna influencia técnica del cine de Godard, y se fecha en los ochenta. El porqué viene dado por la intención de huir de la influencia anglosajona del jazz de los cincuenta, para situarla en los ochenta y con una una música más cercana, menos intelectual y mezclada con los ritmos que proceden de nuestra cultura, como el jazz de Tete Montoliu o el de Chet Baker, que me inspiraron también para dibujar a los protagonistas. Los ritmos son fusiones con reminiscencias de boleros y de músicas del Cono Sur. Para contar una historia de amor y jazz no hace falta irse a Nueva York. Esta historia está formada por un grupo de personas en conflicto con el mundo, una metáfora de su primer encontronazo con la realidad: la materia engañosa de los sueños Más información sobre la película: http: www. tuyasiempre. com La línea recta España 2007 90 minutos Género- -Drama Director- -José María de Orbe Klingenberg Actores- -Aina Calpe Serrats, Alejandro Cano Tuya siempre País 2007 109 minutos Género- -Drama Director- -Manuel Lombardero Actores- -Rubén Ochandiano, Flora Martínez Cine negro cual boca de lobo JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Lombardero es un viejo lobo. Muchos años en esto pero oculto tras las cortinas, mirando, aprendiendo y, sobre todo, escuchando. Es esta, pues, una película de observador. Cine negro al más puro estilo, con sus atmósferas viciadas, sus dramas, sus conciencias peligrosas y su pasado inquietante. La película, muy celebrada en el Festival de Málaga, está basada en el ambiente del Jamboree sala mítica de jazz por donde pasó gente tan ilustre como Chet Baker o el grandísimo Tete Montoliú. Partiendo de ese aire cargado tanto de nostalgia como de colmillos retorcidos, Lombardero cuenta la historia de dos perdedores, ella perdida por el amor pasado y por el amor presente; él (el estupendo Ruben Ochandiano, una de nuestra mejores jóvenes promesas, ya casi una realidad) perdido por sí mismo, desde el primer pelo de la cabeza al último dedo del pie, un naúfrago de la vida tan transparente que sólo le falta el neumático, negro cual boca de lobo, alrededor del cuello. En ese balanceo del pobre iluso que quiere salir del charco y todo lo que- -se ve venir- -le va a engullir, Lombardero logra hacernos partícipes de la zarpa de acero que se va cerrando inexorablemente sobre los personajes. En la trama juegan papeles secundarios, pero vitales en la marea invisible que se avecina, José Coronado y un brillante Nancho Novo. Entre ambos, y con la dirección de Lombardero, tejen un sólido armazón en el que sostener una trama vieja como la vida misma, la supervivencia, pero renovada en la fresca mirada del veterano observador. Nada J. C. Pero nada de nada. Cero absoluto. Ausencia de malicia o bondad. Esto es La línea recta ópera prima de un cineasta casi cincuentón especializado en anuncios (se supone que de coches crípticos) Hora y media de ver cómo una chica introduce publicidad, buzón por buzón, o se emborracha sola, copa tras copa. ¿Será esto el auténtico anticine de Aguirre, una revisitación warholiana o qué? No, sencillamente una tomadura de pelo. ¿Cómo se la colarían al Festival de Gijón? Si fuera Cannes...