Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 s 4 s 2007 Medallas de la Comunidad MADRID 63 Los alumnos, enganchados a los deportes El deporte y la educación física son dos de los pilares básicos en este colegio. Los alumnos están muy mentalizados con este asunto asegura el director del centro, Ignacio Zabala. No hay edades ni sexo. Todos, grandes y pequeños, chicas y chicos están, en su mayoría, apuntados a alguna actividad deportiva. Una de las iniciativas más curiosas es quizás la que protagonizan unos 450 antiguos alumnos de Nuestra Señora del Pilar que, cada semana, se reúnen aquí para jugar un partido de fútbol sala. Eso sí que tiene mérito. Además, muchos de los actuales alumnos están federados en baloncesto, balón- bolea y fútbol. El colegio cuenta con una piscina para clases y competiciones de natación. Alumnos del colegio Nuestra Señora del Pilar juegan al corro en el antiguo patio del centro ABC Cien años de pilarismo El colegio de Nuestra Señora del Pilar, de la calle de Castelló, cumple su primer centenario de vida educativa capitaneado por los religiosos marianistas. El próximo 2 de mayo, Esperanza Aguirre les concede la Medalla de Plata de la Comunidad de Madrid POR MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. La verdad os hará libres Esta frase de San Juan preside el pórtico de entrada del emblemático colegio Nuestra Señora del Pilar, en la calle de Castelló. Ser pilarista sigue siendo un orgullo para los actuales y los antiguos alumnos. Es una especie de marca que refleja el liberalismo y el rigor de una educación centenaria capitaneada por los religiosos marianistas. Este curso el colegio cumple cien años. Y, por ello, el 2 de mayo la presidenta Esperanza Aguirre hará entrega a la familia pilarista de la Medalla de Plata de la Comunidad. Es un honor. Significa que durante todo este tiempo, el centro ha contribuido a la formación de muchos madrileños ha manifestado a ABC el director de Nuestra Señora del Pilar, Ignacio Zabala. La historia del colegio del Pilar de Castelló se remonta al 2 de octubre de 1907. Ese día, con más modestia que medios, se impartieron las primeras clases en un primer piso de la esquina de Goya con Claudio Coello. En 1915 ya había 578 alumnos. Ya entonces se barruntaba una clara misión educativa y el deseo de ofrecer lo mejor que tenemos a la Iglesia y a la sociedad reza en el programa realizado por el centro para recordar y celebrar este centenario. Pero los titulares y los profesores del colegio necesitaban más espacio porque crecía el alumnado. Así, los superiores marianistas del momento pensaron en una construcción de nueva planta. Cuando estaban en estos menesteres se enteraron que los herederos de la duquesa de Sevillano, ya fallecida, ponían a la venta un espléndido edificio que ésta había mandado construir para internado femenino. El traslado del colegio a su sede actual se produjo en 1921. Cuentan que durante la Guerra Civil el centro fue requisado y transformado en hospital. Llegada la paz volvió de nuevo a sus aulas y a la actividad colegial. Se mantuvieron las instalaciones sin grandes cambios hasta que entre 1956 y 1966 se construye el pabellón paralelo a la calle de Don Ramón de la Cruz. También se completan las construcciones con un polideportivo subterráneo del patio de Ayala inaugurado el día del Pilar de 1995. Los responsables del centro saben que muchas personas han visto en este colegio- -hoy con 1.900 alumnos y 110 profesores- un deseo sincero de educar y una entrega clara al logro de sus objetivos También aseguran que la confesionalidad del centro ha sido palpable Aquí, la calidad de la educación ha sido una consecuencia Entre los antiguos alumnos de este centro se encuentran José María Aznar y Javier Solana Sincero deseo de educar lógica de su confesionalidad. El Evangelio- -dice el escrito sobre el centenario- -nos invita a preparar personas capaces de rendir al máximo en beneficio de la sociedad y eso supone una formación global, integral, que abarque las distintas facetas de los alumnos La educación en valores es aquí un hecho. Ignacio Zabala explica que la vida hay que tomársela en serio sin que, por ello, haya que dejar de ser alegres. Aquí, la relación profesor- alumno es muy fluida pero no por ello deja de ser rigurosa. Estamos pendientes de cualquier falta a clase o retraso En Nuestra Señora del Pilar también saben que el tipo de educación- -seria, clara y abierta- -ha hecho que por el centro hayan pasado alumnos que han llegado a ocupar puestos relevantes en el mundo empresarial, económico, periodístico y político. La educación marianista ha querido formar personas responsables parece decir el ideario del centro. Y, entre ellas, nos citan al ex presidente del Gobierno José María Aznar, y a Javier Solana, el primer español que ha sido secretario general de la OTAN y hoy responsable de la diplomacia europea. Personas responsables