Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27- -4- -2007 Putin amenaza a la OTAN con denunciar el tratado de armas convencionales 35 Por segunda vez Pese a medio centenar de amenazas, la prerrogativa constitucional de vetar legislación ha sido utilizada hasta ahora por el presidente Bush en tan sólo una ocasión, cuando en julio del 2006 rechazó el intento de aliviar las restricciones que él impuso sobre las investigaciones con células madres embrionarias. El segundo veto de la Administración Bush se materializará la semana que viene ante lo que la Casa Blanca considera como una injerencia ilegítima del Congreso en su gestión bélica de Irak. El caso ilustra los graves problemas acumulados por el Pentágono a la hora de improvisar cárceles traeus, nuevo comandante de Estados Unidos en Irak. En su testimonio a puerta cerrada y declaraciones públicas, el responsable militar indicó que la actual situación iraquí es sumamente compleja y muy dura dejando saber que la ofensiva en curso ha obtenido algunos resultados positivos pese a las injerencias hostiles de Siria e Irán y las divisiones y corrupción en el gobierno iraquí. Según Petraeus, este esfuerzo puede complicarse antes de hacerse más fácil Con este pulso presupuestario en Washington, donde los demócratas carecen de las súper- mayorías necesarias para anular un veto presidencial, el Pentágono se enfrentará durante los próximos meses a crecientes problemas para continuar financiando sus actividades en Irak. Analistas del Congreso consideran que existe suficiente flexibilidad contable como para seguir operando hasta julio. can desde la fraternización con la hija de un detenido a su cargo hasta una relación impropia con una intérprete. Según han explicado fuentes del Pentágono, la Justicia castrense debe determinar ahora si existen suficientes evidencias que justifiquen la celebración de una futura corte marcial. Con todo, este caso ilustra los reiterados problemas militares acumulados a la hora de organizar centros penitenciarios en Irak, empezando por el escándalo en la prisión de Abu Ghraib. Un iraquí llora junto al cadáver de un familiar en una morgue de Baquba, al norte de Bagdad AP Historial problemático Acusan a un teniente coronel de ayudar a los insurgentes El oficial estadounidense facilitó llamadas de teléfono no supervisadas a presos y mantuvo una serie de relaciones impropias P. RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. El Ejército de Tierra de EE. UU. ha acusado al teniente coronel William Steele de facilitar ayuda al enemigo desde su destino como responsable de la prisión militar conocida como Camp Cropper situada junto al aeropuerto internacional de Bagdad y donde se albergó esporádicamente a Sadam Husein hasta su televisada ejecución el pasado diciembre. Teóricamente, los cargos formulados contra el comandante del 451 Destacamento de Policía Militar podrían ser castigados teóricamente con la pena de muerte. El teniente coronel Steele fue detenido el pasado mes de marzo y actualmente se encuentra recluido en Kuwait a la espera del veredicto de un gran jurado militar para proceder con su procesamiento. Los cargos de ayudar al enemigo se basan en facilitar llamadas de teléfono celular no supervisadas a prisioneros iraquíes a su cargo entre 1 de octubre del 2005 y 31 octubre del 2006. Pero ahí no acaban los problemas del teniente coronel. El sumario preliminar enumera todo un complicado rosario de acusaciones adicionales: almacenamiento ilegal de información clasificada, desobedecer órdenes relacionadas con la posesión de vídeos pornográficos, incumplimiento del deber en relación al manejo de fondos públicos y conductas personales incompatibles con su condición de oficial. Con incidentes que abar- ABC. es Especial sobre el conflicto iraquí en abc. es internacional En lo que respecta a Camp Cropper con tres mil recursos y utilizado como alternativa a Abu Ghraib, también ha tenido su ración particular de problemas. Además de divulgarse fotos privadas del más famoso de todos sus presos, Sadam Husein, se han acumulado varias muertes no debidamente explicadas entre sus presos durante el último año. El caso contra el responsable de Camp Cropper es el segundo procesamiento de un oficial militar de EE. UU. por ayudar al enemigo en el marco del sistema de prisiones improvisado por el Departamento de Defensa tras el 11- S. En septiembre del 2003, el capellán musulmán John Yee fue acusado con una serie de cargos similares en relación con sus actuaciones con los presos de Guantánamo. Acusaciones que fueron retiradas al año siguiente para evitar la divulgación de cuestiones relacionadas con seguridad nacional.