Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA El desafío de ETA Batasuna s Ibarretxe, hacia al soberanismo VIERNES 27 s 4 s 2007 ABC Ibarretxe reclama en Guernica la negociación con ETA Utiliza el 70 aniversario del bombardeo de la villa foral como altavoz internacional s El lendakari acaparó todo el protagonismo EFE Josefina Odriozola tenía catorce años Todo era fuego, todo estaba en llamas recuerda una víctima del ataque aéreo ABC GUERNICA. Josefina Odriozola tenía 14 años cuando la aviación alemana atacó Guernica y aún hoy recuerda con claridad cómo los aviones bombardeaban y ametrallaban la villa, en una tarde en la que todo era fuego Yo estaba con ama (mamá) en el mercado cuando empezaron las bombas. Lo dejamos todo allí y volvimos a casa corriendo. Los aviones grandes bombardeaban y los pequeños ametrallaban por todo alrededor relató a Efe esta mujer de 84 años al rememorar lo sucedido. Ella y toda su familia más cercana, sus cuatro hermanas y un hermano, así como su madre- -era huérfana de padre- -sobrevivieron al cruento ataque, aunque Josefina explicó que una hermana suya tuvo mucha suerte ya que, en vez de permanecer en el refugio de la fábrica donde trabajaba, optó por volver al caserío, lo que le salvó la vida. M. LUISA G. FRANCO GUERNICA. El lendakari Juan José Ibarretxe aprovechó el setenta aniversario del bombardeo de Guernica para colocar un altavoz internacional al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, defensor de que el Gobierno negocie con ETA a pesar del atentado de la T- 4 y un habitual en estos actos bien provistos financieramente por el Gobierno vasco. Tras invitar a varias delegaciones internacionales de ciudades destruidas, como Hi- roshima, Stalingrado o Dresde, y representantes de víctimas como el Comité Internacional de Auschwitz, el Gobierno vasco dio un protagonismo especial en el acto en la Casa de Juntas de Guernica a Pérez Esquivel, quien, como ha hecho en otros actos, reclamó al Gobierno que se siente a dialogar para resolver el terrorismo etarra. Fueron finalmente unas cincuenta personas las que conformaban estas delegaciones extranjeras. La referencia directa de Pé- rez Esquivel a la continuidad del proceso de Zapatero, a pesar de que ETA volvió a asesinar a dos personas el pasado mes de diciembre en Madrid, dio el mismo sentido al llamamiento global al diálogo como vía de solución pacífica de cualquier conflicto, que figuraba en la declaración Guernica por la paz leída por Ibarretxe. El proyecto ético de la paz tiene implicaciones muy cla- No hubo representantes del Gobierno ni del PSE en el acto celebrado en la villa foral El alcalde de Hiroshima se dispone a pronunciar su discurso TELEPRESS ras: necesita un compromiso incondicional con las vías dialogadas y diplomáticas señalaba la declaración institucional hecha pública en Guernica y, de forma simultánea, en Buenos Aires, México DF, Santiago de Chile, Rosario, Mar de Plata, Bahía Blanca, Montevideo, Boise, Sydney, Nueva York y Madrid. No hubo representantes del Gobierno en Guernica, ni tampoco del Partido Socialista, probablemente por temer lo que finalmente ocurrió: la conversión del aniversario del bombardeo en un acto político de reivindicación peneuvista como Ibarretxe como protagonista absoluto. El alcalde de la ciudad, por ejemplo, no pudo tomar la palabra. Después de que Ibarretxe abogara por la negociación con ETA en la manifestación de repulsa por el atentado de la T- 4, en presencia de los máximos dirigentes del socialismo vasco, estos pidieron revisar su discurso en el siguiente acto del lendakari que apoyaron, el que tuvo lugar el domingo en favor de las víctimas, una puesta en escena oportunista. En la Casa de Juntas estuvieron representantes de los tres partidos que sustentan el Gobierno vasco, especialmente del PNV que quiso dejar cla, ro su apoyo al lendakari con la presencia de Josu Jon Imaz e Iñigo Urkullu, entre otros miembros de la dirección. La otra sensibilidad del partido estuvo también representada por Joseba Egibar, a quien no se vio el acto domingo. En cuanto a los invitados internacionales, intervinieron en el acto el alcalde de Hiroshima, Todatoshi Akiba; el de Oswiecim, Janusz Marszalek, y el presidente del Comité internacional de Auschwitz, Julius Goldstein. También la presidenta del Consejo de Volvogrado (Stalingrado) Irina Kareva, y el director del Consejo de Varsovia, Andrzej Jakubiak.